Ideal

S&P deja la nota de la deuda española en aprobado con perspectiva estable

Sede de Standard & Poor's.
Sede de Standard & Poor's. / Charles Platiau (Reuters)
  • La agencia considera que los riesgos para la recuperación económica están equilibrados ante un año 2015 de elecciones

Standard & Poor's ha decidido confirmar la nota de la deuda soberana española en un aprobado medio (BBB) y mantener la perspectiva estable, al considerar que los riesgos para la recuperación económica de España están equilibrados ante un 2015 de elecciones. Esta calificación sitúa a la deuda española dos peldaños por encima del bono basura.

En un comunicado, la agencia recalca que desde 2010 España ha implementado sustanciales reformas estructurales que han mejorado la competitividad y flexibilidad de la economía, lo que ha conllevado una recuperación de la demanda interna.

Sin embargo, señalan que la posibilidad de que las elecciones generales del próximo año puedan generar un entorno político fragmentado, a nivel nacional y regional, también puede dar lugar a desviaciones en las políticas fiscales y estructurales, lo que podría poner en riesgo los objetivos de déficit público a medio plazo y el crecimiento económico. La agencia de calificación de riesgos también subraya que "la deflación es un lastre" para el progreso económico y fiscal.

Medidas adicionales de reducción de déficit

La agencia afirma que una de sus consideraciones fundamentales es que las tensiones entre el Gobierno central y las autoridades regionales se reduzcan y, en este contexto, su escenario base es que la comunidad autónoma de Cataluña seguirá siendo parte de España.

Asimismo, prevé un crecimiento del PIB del 1,3% en 2014 (al igual que el Gobierno) y 2% de media en el periodo 2015-2017, lo que generará a su juicio creación de empleo. También cree que se podrá alcanzar el objetivo de déficit público en 2014 (5,5 % del PIB), pero espera menor consolidación de las cuentas públicas el año que viene debido a las elecciones generales y regionales, y la consiguiente desviación de los "ambiciosos" objetivos del 4,2% y 2,8% en 2015 y 2016. Así, encuentra "poco probable" que el Gobierno alcance sus objetivos sin medidas adicionales de reducción de déficit.

Temas