Ideal

Bruselas pone a España y Portugal como ejemplo de las reformas económicas

vídeo

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro / Efe

  • La Comisión Europea achaca la ralentización en Alemania a la caída de las exportaciones frente a las importaciones y de la construcción

La Comisión Europea ha instado a los países de la eurozona a mantener la senda de las reformas pese a la ralentización de la recuperación económica, y ha puesto como ejemplo los casos de España y Portugal que crecen más que los países con un ritmo de reformas más lento a la luz de los datos publicados por Eurostat de Producto Interior Bruto.

"Las cifras presentan una imagen mixta que tiene que considerarse en el contexto de las condiciones económicas a medio plazo. Siempre hemos subrayado la naturaleza frágil de la recuperación y mantenemos que el mayor riesgo para la recuperación es la complacencia", ha explicado en rueda de prensa el portavoz de la Comisión Europea, Michael Jennings. "En este contexto, subrayamos la importancia de mantener el rumbo de las reformas", ha recalcado el portavoz, poniendo de ejemplo concretos los casos de España y Portugal, cuando ha sido preguntado por si el Ejecutivo comunitario no debería relajar los objetivos de déficit para países en dificultad como Francia e Italia a la luz del estancamiento en la eurozona.

"En las últimas cifras de PIB podemos ver que los países que han perseguido las reformas están experimentando más crecimiento que los países con un ritmo de reformas más lento. Por ejemplo, la recuperación económica se está consolidando en España y Portugal, tras las reformas enérgicas que han perseguido en los años recientes", ha precisado el portavoz.

El Ejecutivo comunitario ha dejado claro que sus recomendaciones de reformas a los distintos países aprobadas por los propios Gobiernos europeos "el mes pasado" siguen siendo "plenamente válidas" y les compete a ellos ponerlas en marcha de forma "plena".

El portavoz ha recordado que los Estados miembros deberán indicar en sus borradores de planes presupuestarios, que deberán remitirle los países de la eurozona antes de mediados de octubre, cómo tienen intención de aplicar las recomendaciones y el Ejecutivo comunitario publicará en noviembre sus previsiones económicas, incluido los datos de déficit, "teniendo en cuenta estas cifras". "El ajuste en marcha en la eurozona en la actualidad es una historia de profundo cambio estructural. Fundamentos sólidos están ahí para que la recuperación económica continúe. Los acontecimientos externos pueden aumentar la incertidumbre, pero los fundamentos siguen intactos", ha recalcado Jennings, en línea con la advertencia del BCE la semana pasada sobre el impacto de las crisis como Ucrania y el conflicto con Rusia en la recuperación económica de la eurozona.

Alemania

En el caso de Alemania, el Ejecutivo comunitario ha achacado su ralentización económica a una "caída pronunciada en la formación de capital, especialmente en la construcción, en el segundo trimestre" y al "impacto negativo" del comercio en el crecimiento, dado que "las exportaciones han crecido menos que las importaciones".

Además, también ha destacado al ligero repunte del consumo de los hogares y del gasto la administración pública respecto al primer trimestre y el hecho de que las condiciones meteorológicas "extremadamente moderadas en invierno" llevaron a un crecimiento "alto" a principios de año.

La economía de la zona euro se estancó en el segundo trimestre del año en relación con los tres primeros meses, cuando había crecido un 0,2%, como consecuencia del deterioro de la actividad en Alemania e Italia (-0,2% en ambos casos) y la parálisis que afecta a Francia (0%), a pesar del vigor demostrado por países como España, Portugal (+0,6% en ambos casos) o Países Bajos (+0,5%), según los datos publicados por Eurostat este jueves.