Ideal

7 curiosidades sobre el bolígrafo en el 117 aniversario de Ladislao Biro

7 curiosidades sobre el bolígrafo en el 117 aniversario de Ladislao Biro
  • Google celebra el cumpleaños del creador de este instrumento con un divertido doodle

Puede que su nombre no sea muy conocido, pero sí lo es su invento estrella: el bolígrafo. El inventor y periodista húngaro Ladislao Biro nació un día como hoy hace 117 años y Google ha aprovechado el aniversario de su nacimiento para homenajearle con uno de sus doodles.

En total, Ladislao Biro realizó 32 inventos, entre los que se encuentran una lapicera fuente, una máquina para lavar la ropa, un sistema de cambio automático en los coches y un vehículo electromagnético, pero fue el bolígrafo el que le dio la fama. Y es que su idea ha llegado hasta nuestros días como uno de los mejores artilugios que nos facilita el día a día.

La profesión de periodista de Ladislao Biro le obligaba a tomar notas continuamente con una pluma, algo que le resultaba muy incómodo puesto que muchas veces se le atascaba en mitad de un reportaje. Ante esta situación decidió, junto a su hermano Georg, crear in artilugio más útil para escribir a mano.

Aprovechando el 117 aniversario de Ladislao Biro, pasamos a repasar 7 curiosidades sobre el bolígrafo, desde su creación hasta nuestros días, que están relacionadas con su utilidad y precio.

7 curiosidades sobre el bolígrafo

1. La idea de su creación se le ocurrió a Ladislao Biro mientras observaba a unos niños que jugaban en la calle con unas bolitas que, al atravesar los charcos, trazaban una línea en el suelo.

2. Gracias a este hallazgo, Ladislao Biro entendió que en lugar de una punta debía poner una bolita al final de la pluma, de tal forma que la fricción fuera más favorable.

3. Poco después patentó un prototipo de bolígrafo en Hungría y Francia, aunque no lo llegó a comercializar, debido a que no estaba completamente seguro de su éxito

4. El ex presidente de Argentina Agustín Pedro Justo vio cómo Biro tomaba notas para un periódico húngaro con su prototipo de bolígrafo y le proporcionó una visa con su nombre.

5. Años después, el inventor se trasladó a Buenos Aires, donde creó la compañía Biro Meyne Biro, encargada de lanzar su producto al mercado bajo el nombre de Birome.

6. El coste de los primeros bolígrafos rondaba los 100 dólares y se vendían como juguetes.

7. Tras su popularización, el bolígrafo pasó a llamarse esferográfica.