Copa de Maestros

Nadal, a conquistar su torneo maldito

Rafa Nadal. /Tony O'Brien (Reuters)
Rafa Nadal. / Tony O'Brien (Reuters)

El balear encara su séptima Copa de Maestros con el objetivo de quitarse la espina de una vez y adjudicarse uno de los pocos trofeos que le faltan

MANUEL SÁNCHEZLONDRES

París, Shanghái o Miami son algunos de los torneos importantes que Nadal nunca ha levantado. Para alguien tan acostumbrado a ganar que, por ejemplo, acumula 837 victorias ATP, 75 títulos y 161 semanas en los más alto, cuesta imaginar que haya sitios que se le resistan, o que, al menos, no se le den tan bien. Pero la gran piedra en el camino asoma al sur de Gran Bretaña.

Más información

Londres, la capital británica, fría, lluviosa y con una noche que cae antes de la hora del té, vive una relación de amor odio con Nadal, que saca lo mejor de la ‘City’ cuando es verano, pero que se apaga al llegar el invierno. Y es que el manacorense siempre se ha adaptado mejor al verano londinense, donde ha amarrado dos Wimbledon y un Queen’s, que al mes de noviembre, cuando tradicionalmente se disputa la Copa de Maestros. Ya cuando las Finales ATP se disputaban en Shanghái (2005 a 2008), el balear no pudo sacar más que dos semifinales (2006 y 2007) de la ciudad china, pero el cambio de aires al O2 Arena (recinto cerca del río Támesis donde se celebra el torneo) no le sentó mucho mejor al español, que perdió dos finales (2010 y 2013) y cedió en dos ocasiones en la fase de grupos (2009 y 2011) y otra más en semifinales (2015).

Ahora, como número uno del mundo y tras una temporada donde se ha repartido triunfos en tierra batida (Roland Garros, Barcelona, Madrid y Montecarlo) y cemento (Abierto de los Estados Unidos y Pekín), Nadal encara Londres con la posibilidad de que esta vez puede ser la definitiva.

Con Murray, Djokovic (que le ha ganado en tres ocasiones en este torneo) o Wawrinka fuera por lesión, Nadal tiene un buen grupo (se cruzará con Thiem, Dimitrov y Goffin) para escalar hasta las semifinales y soñar con el trofeo que le acreditaría como el tenista que lo ha ganado todo. Con el título, se situaría con todos los ‘Grand Slam’, las medallas de oro individuales y en dobles de los Juegos Olímpicos, la Copa Davis y la Copa de Maestros. Una colección a la que solo se acercarían Federer (sin medalla de oro individual) y Agassi (sin medalla de oro en dobles).

El físico, su mayor rival

Su mayor rival, al menos durante la fase de grupos no estaría situado al otro lado de la red. A la pista de Londres, siempre lejana a las condiciones óptimas para el balear, se unen las dichosas rodillas, que ya le apartaron de Basilea y París recientemente, y que han tenido en vilo su participación en la capital inglesa hasta apenas unos días antes del comienzo del torneo.

Si el físico le respeta, el campeón de 16 grandes puede aumentar su renta en el número uno (aventaja en 1.640 puntos a Federer) y completar una temporada que optaría a competir con 2008, 2010 o 2013 como la mejor de su carrera deportiva.

En el otro grupo, Federer compartirá batalla con Marin Cilic, Alexander Zverev y Jack Sock, en el que puede ser su séptimo título de maestro y la guinda a una temporada que le ha visto triunfar en Australia, Miami, Indian Wells, Halle, Wimbledon, Shanghái y Basilea.

El sueño pasa por una final entre el suizo y el español, lo que supondría el quinto enfrentamiento de la temporada (4-0 para el de Basilea) y el sexto en la Copa de Maestros, donde Federer batió a Nadal cuatro veces (2006, 2007, 2010 y 2011), por un solo triunfo del balear (2013).

Fotos

Vídeos