Copa Davis | Tercera Jornada

Ramos cierra el círculo y clasifica a España

Albert Ramos, en el encuentro ante Norrie. /Reuters
Albert Ramos, en el encuentro ante Norrie. / Reuters

Derrotó a Norrie en un durísimo encuentro y coloca el 3-1 definitivo ante Gran Bretaña | España se medirá en la siguiente ronda a Alemania como local

JESÚS BALLESTEROSMarbella

España ha dado un primer paso en su camino hacia la sexta ensaladera. El debut de Sergi Bruguera como capitán de Davis no ha podido ser más positivo. Acertó de pleno con la pareja de dobles (Bautista-Carreño) y encontró en Albert Ramos al bastión imbatible. El equipo nacional se ha impuesto por 3-1 a Gran Bretaña en la primera eliminatoria de Copa Davis, disputada en la siempre talismán tierra de Marbella. Ahora, toca recibir también como local a Alemania.

Quizás las quinielas aventuraban una clasificación más sencilla de lo que finalmente ha sido. Quizás con los números en la mano (3-1) pueda hablarse de que España lo ha tenido fácil ante Gran Bretaña, pero la tierra batida dirá otra cosa. El jovencísimo Cameron Norrie ha sido la pieza más fuerte de los británicos, derrotando a Bautista el primer día y obligando a Ramos a dar su mejor versión en la jornada definitiva del domingo.

El tenista catalán culminó ante Norrie el trabajo que él mismo iniciara el viernes. Como hiciera ante Broady, logró también derrotar al joven británico en el cuarto partido, colocando así el 3-1 definitivo que le permite a España clasificarse para la siguiente ronda de la competición, donde se verá las caras contra Alemania, también en suelo español.

Más información

El combinado nacional gana la eliminatoria (3-1) tras el triunfo en cuatro sets de Ramos gracias a un 7-6 (7-4), 2-6, 7-6 (7-4) y 6-2. En el partido más duro y largo de la eliminatoria, el español volvió a mostrar su enorme estado de forma y su solvencia ante situaciones delicadas. No flaqueó Norrie que no pudo repetir la machada de la primera jornada cuando remontó un 2-0 a Bautista.

Espectacular fue el primero de los sets. Por el inicio arrollador de Ramos, por la remontada de Norrie y por el derroche incansable de ambos tenistas hasta el “Tie-break” final con el que se impuso el español.

La capacidad de meterse en el duelo del británico fue meritoria, pues Ramos ganaba 4-0 y, con 5-2 en el marcador, tuvo el español dos bolas de sets. Pero Norrie lo alargaría hasta la hora y 15 minutos tras devolver los cuatro “breaks” que había sufrido a manos del español. En el “Tie-break”, Albert recuperó su mejor versión y rompió nuevamente dos veces el servicios a Gran Bretaña y se amarró el primer set (7-4).

El segundo set no tuvo historia porque el joven británico le impuso a Ramos un ritmo brutal con el que logró un 2-6. En apenas 35 minutos había puesto las tablas en el marcador. Fue, sin duda, el peor momento para el español que cedió numerosos errores no forzados.

Como si de un “deja vu” se tratase, el tercer set se convirtió en un nuevo choque de trenes. En el que Ramos y Norrie necesitaron una hora y 16 minutos para solventarlo. Nuevamente, en el “Tie-Break” y tras devolverse los “breaks” mutuamente en una manga intensa, cargada de tensión y alguna que otra protesta. De nuevo sería el español el más fino en la muerte súbita y colocaría el 2-1 gracias al 7-4 definitivo.

Esta nueva muestra de fuerza del español sería ya demasiado para Norrie que, hasta el tercer set, venía mostrando una garra y una firme respuesta a cada uno de los golpes ganadores que ofrecía Ramos. Pero se descompuso en el cuarto y el tenista de Mataró sacó su tercet set de forma holgada (6-2).

Con un espectacular juego en blanco cerraba Ramos el partido y la eliminatoria para júbilo de la hinchada española en una Marbella que volvía a ser talismán por tercera vez en Copa Davis.

Fotos

Vídeos