Más deportes

Los tesoros internacionales del Universidad

Cristina Pérez coloca el balón con la selección española. / IDEAL

Pérez y Cuadrado representan a España en las disciplinas de voleibol y rugby 7 | La colocadora juega con la selección Sub-20 el Torneo Bilateral de Soria y el delantero, citado por la 'Emerging' para el Valencia Festival

Sergio Yepes
SERGIO YEPES

De entre los cerca de cuatrocientos cincuenta deportistas que la pasada temporada se integraron en alguna de las cuatro disciplinas en las que entró en competencia el CD Universidad hubo dos que resaltaron muy especialmente y pudieron presumir de haber paseado el nombre de Granada al más alto nivel de competición. Que brillaron con luz propia y terminaron por rentabilizar lo depurado de sus condiciones técnicas escuchando desde las cercanías el himno nacional. Fueron los casos de la colocadora Cristina Pérez y del delantero José María 'Pepe' Cuadrado, que en base a la progresión que experimentaron llegaron a representar a España tras ser convocados respectivamente por el combinado Sub 20 de voleibol y el 'Emerging' de rugby 7. Así, a ellos correspondió el honor de dar visibilidad al excepcional trabajo que el 'equipo académico' viene realizando desde hace casi un lustro en materia de cantera e incluso a escala profesional. Y así también se convirtieron en sus principales tesoros, en dos de las principales promesas del deporte local.

Que Cristina Pérez (05/03/1998) iba a convertirse en referencia en lo que fue su primer año en el CD Universidad ya se podía prever por lo que dio de sí en el pasado. Formada en el club del Colegio Sierra Elvira (2012-2014), con quien se convirtió por ejemplo en campeona de España en categorías infantil (2012) y cadete (2014), ya comenzó a proyectarse a escala nacional siendo reclutada para formar parte de la Concentración Permanente Femenina (2014-2016). Ni más ni menos que una institución promovida por la Federación Española que está ubicada en Soria y que aglutina a los valores emergentes del país para ponerlos en competición en el equipo que la ciudad castellano leonesa tiene en Superliga 2. O para explotar su talento en diferentes selecciones, llegando Pérez a disputar los preuropeos de Alemania con la juvenil en enero de 2015 y el de Croacia con la júnior en marzo de 2016.

De este modo, no es de extrañar que esta pasada temporada la granadina alternara desde un inicio con los equipos juvenil -el que le era propio por edad- y sénior del 'Uni', con quien volvió a competir en la categoría de plata del voleibol español. Sin duda, una más que llamativa dualidad que fue recompensada cuando fue citada para formar parte de la selección Sub 20 de España de cara al Torneo Bilateral Amistoso que del 18 al 23 de junio se celebró ante Perú en Soria, lo que también le hizo poder actuar con la Sub 18. Una experiencia que «estuvo muy bien y que pude disfrutar», pero que sin embargo no le hace perder la cabeza pese a refrendar que se trata de una jugadora muy a tener en cuenta.

«No me suelo marcar objetivos a largo plazo. No sé si llegaré a ser profesional, pero la verdad es que me gustaría. Quiero aprender estos años de mis entrenadores y ya veremos qué es lo que surge en el futuro», comenta esta estudiante del doble grado de Políticas y Derecho que ansía convertirse en inspectora de policía por la vía de no tener que renunciar a su verdadera pasión. «Si me tengo que sacar la carrera en seis años en vez de en cinco para poder dedicarme al voleibol profesional no pasa nada. Sería el sacrificio que tendría que hacer», manifiesta quien es consciente de la magnitud que llegó a tener el equipo de voleibol femenino del CDU.

«Me propongo llevar al Universidad a donde estaba antes, que es la Superliga 1. Siempre gusta que el equipo al que perteneces llegue a ser lo que ha sido», comenta en vistas a esta campaña 2017/18 en la que ya pasará a formar parte del conjunto sénior universitario.

«Talento tardío»

Por el contrario, la proyección que ha experimentado José María 'Pepe' Cuadrado (06/08/1999) es más la consecuencia de «un talento tardío» que de un crecimiento gradual. «Estuve nadando cinco años a nivel federado y buen nivel en el CR Motril. Y también jugué un año en el CF Motril de fútbol. Pero no me gustaba mucho tampoco», dice quien acabó encontrando en sus propios genes el origen de la pasión que lleva dos años fomentando en el CD Universidad. «Mis primos son Iñaki Villanueva -delantero del Club Complutense Cisneros que representó a España en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro- y su hermano Alejandro -un 'offensive tackle' que figura en los Pittsburgh Steelers de la NFL de fútbol americano-. Y por ellos me picó el gusanillo y ya probé en el rugby», comenta quien así fue protagonizando unos avances meteóricos.

Al punto de que en esta temporada pasada sus habilidades como segundo centro no sólo le llevaron a jugar dos partidos con el filial sénior del CDU de rugby 15 pese a ser juvenil, sino que también a ser reclamado por Pablo Feijoo para formar parte de la selección española de seven 'Emerging' (de jóvenes promesas) para una doble cita. En total, representó a España en doce encuentros a propósito del Valencia Rugby Festival y del Torneo Internacional de Madrid que también tuvo lugar en junio.

«Mi objetivo es que el rugby me abra puertas, que me permita conocer gente que me ayude a nivel de estudios o lo que sea. Pero si tengo la posibilidad de irme fuera de España para jugar de manera profesional posiblemente lo haga», dice quien ha cursado segundo de bachillerato y se plantea realizar en el futuro «la carrera de derecho» o de «alguna ingeniería».

Y todo, después de sentir que ha encontrado el deporte que se ajusta perfectamente «a mi estatura -194 centímetros- y también a su forma de entender la disciplina. «El ambiente que hay en rugby no lo encuentro en otro deporte. Hay mucha nobleza. Casi nunca se producen conflictos sobre el campo. Y luego, tras los partidos, se celebra el tercer tiempo, que es una especie de ritual que permite que los jugadores de los dos equipos que han jugado se conozcan y sean amigos». Y que así acaben formando una gran familia en la que ya resuenan con fuerza su nombre y apellidos. Porque lo cierto es que Pepe ha entrado pisando muy fuerte.

Fotos

Vídeos