Balonmano

El Maracena Innjoo no da opción a la sorpresa y vence al Ingenio

La fluidez del ataque del Maracena facilitó el triunfo./ALFREDO AGUILAR
La fluidez del ataque del Maracena facilitó el triunfo. / ALFREDO AGUILAR

El equipo de Javier Elvira se relajó un poco en la segunda parte y eso hizo que tuviera que apretar hasta los instantes finales para asegurar el triunfo

JULIO PIÑEROGranada

El Balonmano Maracena Innjoo no permitió la sorpresa y se impuso al Balonmano Ingenio, que en ninguno momento se rindió y se lo puso difícil hasta el final. El conjunto maracenero mantuvo el control del partido pero tampoco logró distanciarse en exceso, por lo que tuvo que apretar hasta el final para hacerse con un triunfo, que le mantiene como segundo.

El inicio resultó muy equilibrado. El equipo de Javier Elvira trató de imponer su defensa férrea para neutralizar las virtudes del conjunto canario. Las rentas fueron mínimas para los locales. Un tanto de Nabil le valió para alcanzar una ventaja de tres tantos en el ecuador de la primera parte. Sin embargo, el Balonmano Ingenio fue capaz de recomponerse y con paciencia se acercó de nuevo en el marcador. Un gol de Perdomo llevó al 11-10, lo que llevó a solicitar un tiempo muerto al Maracena Innjoo. Surtió un gran efecto esa recomposición en defensa y los locales lograron un parcial de 5-1, que le permitió llegar con cinco de ventaja al descanso.

B. Maracena Innjoo
Miguel Bravo, Hamsa (3), J. A. Bravo (5), Caldero (1), Nabil (1), Gustavo García, Guerrero (2), Gonzalo Manzano, Carlos Manzano, Antonio Martínez, Alejandro Martos (2), Diego Pradillo (7), Jaime Torres (3), Antolín (2) y Povedano.
Balonmano Ingenio
Santana, Airam Deniz, González Novelle (4), Hernández (1), Ojeda (2), Perdomo (5), Jorge Rodríguez (1), Francisco Sánchez (1), Javier Sánchez (3), Armando (4), Bentor Deniz (3) y Sánchez Medina.
Parciales
4-3, 6-6, 8-7, 10-8, 13-11, 16-11 (descanso), 17-13, 20-16, 22-18, 24-21, 24-23 y 26-24.
Árbitros
Francisco Amat y Nicolás López (andaluces).

Un gol de Jaime Torres aumentó a seis la diferencia para el cuadro maracenero en el inicio de la segunda parte. El partido parecía muy encarrilado, pero los visitantes no se entregaron. A falta de disputarse el último cuarto de hora se colocaron a solo tres de distancia (22-19). Un tanto de Perdomo llevó aún más inquietud al ponerse solo uno por debajo a falta de ocho minutos. Eso hizo que el entrenador del Maracena se viera obligado a pedir un tiempo muerto para intentar recomponer la situación y desterrar las decisiones erróneas de sus jugadores.

Dieron resultado esas consignas. Un gol de Diego Pradillo concedió una ventaja de dos tantos a falta de cinco minutos. Volvió a ponerse a uno el equipo canario y en ese momento apareció José Antonio Bravo para anotar y asegurar el triunfo.

Fotos

Vídeos