Ajedrez submarino

Jorge Fernández gana el único torneo de Europa que se disputa en el fondo del mar

Jorge Fernández Montoro (i) y Raúl Salguero (d), durante la singular partida submarina en Carchuna.
Jorge Fernández Montoro (i) y Raúl Salguero (d), durante la singular partida submarina en Carchuna. / J. A. S .

La playa de Carchuna acoge este singular campeonato que se celebra a partida única entre dos jugadores y a 50 metros de la orilla

JOSÉ A. SALVADOR

La playa de Carchuna acogió el V Torneo Europeo de ajedrez submarino, el único de estas características que se celebra en nuestro continente y que se disputa a una única partida entre dos jugadores a unos 50 metros de la orilla y a una profundidad cercana a los seis metros. Organizado por el Camping Don Cactus de Carchuna, cuyo regente es Álvaro García Cernuda, y el Club Ajedrez Motril, el ganador del torneo fue Jorge Fernández Montoro, motrileño se impuso al caleño Raúl Salguero Méndez, quien sustituyó a última hora al canario Alejandro Alvarado Díaz, que no pudo desplazarse hasta el lugar de la competición.

La partida fue muy disputada, se decidió en el tramo final, teniendo una duración cercana a la hora y precisando más de 34 jugadas -68 movimientos entre ambos ajedrecistas-. En algunos momentos complicó debido a la pequeña corriente marina que había en ese momento en la zona. La visibilidad fue muy buena y una vez más las aguas cristalinas del litoral de la Costa Tropical permitieron seguir el juego desde la superficie ayudándose de unas gafas de buceo.

Para poder participar en este trofeo los participantes realizaron un entrenamiento previo como submarinistas, que estuvo supervisado por la Escuela de Buceo Dardanus, empresa que en todo momento acompaño y apoyó a los jugadores por si pudiese surgir algún imprevisto.

Las aguas cristalinas de la zona permitieron seguir la partida desde la superficie con gafas de buceo

El campeón, Jorge Fernández Montoro retará a otro jugador para el año que viene, con la única condición de que este previamente haya jugado el torneo Camping Don Cactus de ese año, y que establecerá como premio un curso de submarinismo para el ganador.

Fotos

Vídeos