Kitesurf

Gustavo Arrojo Montilla, rey español de strapples kitesurf... y sexitano

Gustavo Arrojo sujeta la cometa con una mano y la tabla con la otra en uno de sus trucos realizados en Fuerteventura. / GLOBAL KITESPORTS ASSOCIATION

Es en la actualidad el primer español en el ránking del Campeonato del Mundo de windsurf y kitesurf

JUAN MANUEL DE HAROALMUÑÉCAR

A pesar de ser una modalidad de reciente creación, el kitesurf no ha parado de crecer y evolucionar desde su nacimiento. Es precisamente lo que pasa con el strapless kitesurf, una nueva forma de acercarse a este deporte que ha surgido con fuerza en los últimos años. El strapless kitesurfing consiste en navegar sobre un tabla de surf sin ningún tipo de sujeción en los pies con la que se realizan maniobras y saltos espectaculares.

Esta disciplina es la que practica el sexitano Gustavo Arrojo Montilla desde hace tres años. Esta temporada ha dado el gran salto y participa en el Campeonato del Mundo de windsurfing y kitesurfing 2017 gracias al apoyo de un sponsor, Naish Kiteboarding. En su primer año en el tour y tras celebrarse ya tres pruebas -Tarifa (Cádiz), Dakla (Marruecos) y Fuerteventura (Canarias)- de las cinco o seis que consta el circuito, Arrojo Montilla es el primer 'rider' español, quinto europeo y noveno en el ránking mundial del citado campeonato.

Y es que en este tour ya sabe, incluso, lo que supone subir al podio. Fue segundo en Tarifa con el salto más alto. Y en Fuerteventura, con el mejor truco de alguna prueba. Ahora se encuentra muy ilusionado y está entrenando muy duro en las playas de Tarifa para prepararse de cara a la siguiente prueba, que tendrá como escenario una isla en el norte de Alemania, cerca de Hamburgo.

En las modalidades de kitesurf strapless freestyle se proclamó campeón en Fuerteventura el caboverdiano Airton Cozzolino, y en best trick strapless ganó el australiano Keahi De Aboitiz. Son dos grandísimos veteranos y expertos en este deporte acuático.

En el mar desde pequeño

Gustavo Arrojo empezó muy pequeño a navegar con su padre en tablas de windsurf. Contaba con 5 ó 6 años cuando se inició. Siempre que podían, su progenitor y él se escapaban a la playa Puerta del Mar, lugar de reunión de los aficionados en Almuñécar, o a Tarifa. Con 9 ó 10 años empezó a probar con el kitesurf y con los mismos escenarios. Sin embargo, los estudios de INEF le apartaron del mar y le llevaron hasta tierras manchegas, a Toledo. Tras concluir la carrera volvió al mar y desde hace tres años se afincó en Tarifa para seguir evolucionando en su deporte favorito.

En este tiempo también presentó sus credenciales para el Campeonato de España, con tres pruebas de kitesurf en las que hizo primero compartido con Kiko Roig. Ahora piensa también en otra parada importante en tierras valencianas de Oliva, donde en septiembre se celebrará otra prueba nacional. «En el 'kite' hay que ir sumando en el ránking y de ahí la importancia cada competición. El objetivo que tengo es terminar en el 'top 8' porque sería entrar en los cabezas de serie. Mientras tanto toca prepararse», señala a IDEAL.

Fotos

Vídeos