DEPORTE ADAPTADO

Fútbol y baile, al ritmo de Granadown

Fútbol y baile, al ritmo de Granadown
IDEAL

Más de 300 personas se citan en la sexta edición de las jornadas que organiza la asociación de la mano de la Diputación y el Ayuntamiento de Vegas del Genil

CÉSAR GUISADOGRANADA

Ya son seis años apostando por la inclusión real desde un polideportivo como escenario y con un balón de herramienta. En La Vega, jugando al tenis de mesa, al baloncesto y al hockey. Con los perros de la unidad canina de la policía local olfateando cualquier indicio de rechazo social y las mangueras de los bomberos regando las ilusiones de la Asociación Granadown. Vaya fiesta.

Y eso que daba lluvia. Pero el hombre del tiempo se equivocó. Brilló el sol y apretó tanto el calor en Las Peregrinas que apenas quedó nadie sin darse un baño de espuma. Seis años para normalizar también bailando, porque una de las novedades de esta edición fue la clase de Zumba que impartieron Yolanda y Ana, dos chicas de Granadown que estuvieron durante más de un mes preparando su sesión para contagiar el ritmo a todo el que se acercó al escenario.

Fueron más de trescientas personas. Y hay que ponderar esta cifra porque aquí el acicate no lo trae la competición, ganar o pelear un primer puesto o un trofeo. A las Jornadas Provinciales del Deporte Inclusivo, que así se llaman, no se viene a competir, sino a pasarlo bien. Así lo hicieron los alumnos del Colegio Virgen de los Dolores, de Purchil. También los deportistas de las escuelas deportivas de Vegas del Genil, los miembros de Granadown, amigos y familiares.

Todos mezclados para jugar un partido de fútbol muy anárquico pero donde se cantan los goles con mucha fuerza. También en los de baloncesto, en las mesas de pin-pon y con el hockey, que ha sido la gran novedad de este año. Llegó la policía local de Granada pero no para desalojar la fiesta sino para que los perros de la unidad canina realizaran una exhibición sobre control de sustancias prohibidas. También se esperaba la llegada de un camión de bomberos de la Diputación de Granada, pero este tuvo que salir para atender una emergencia así que voluntarios de este Parque llamaron a sus compañeros de la capital para que no faltara la lluvia de agua y espuma que ya como tradición pone el broche a la jornada. Todo salió a pedir de boca.

María Matilla es gerente de Granadown. No oculta su alegría a la conclusión del acto, señalando que «cada año conseguimos una mayor implicación, de nuestros miembros, pero también del ayuntamiento y de los vecinos de Vegas del Genil», cuenta, subrayando que «lo importante aquí es la inclusión de personas con diversidad funcional, en este caso con Síndrome de Down, y niños y niñas sin discapacidad. Eso es lo más importante y nuestro reto con estas jornadas», abunda.

«Contamos con niños que no son deportistas y otros que sí realizan algún deporte, como quienes juegan en el equipo de fútbol que entrena cada miércoles, por eso es importante la implicación de los deportistas de las escuelas municipales. Con ellos jugaron al fútbol, al tenis de mesa y al baloncesto. Y como novedad este año al hockey, una actividad que nos recomendó el técnico de Deportes David Barrera, quien siempre se implica con nosotros en estas jornadas para buscar algo nuevo que ofrecer», dice Matilla.

Zumba

La clase de Zumba fue una grata sorpresa. Ana y Yolanda estuvieron un mes preparando su intervención para dirigir al grupo que se subió al escenario, puso la música a tope y bailó para que el resto de participantes siguieran sus pasos. «Estuvo muy bien porque teníamos un público de pequeños y mayores, de adultos y de padres y madres que no venían para jugar al fútbol, pero que se animaron a bailar con esta 'master-class'», explica María, destacando que así «hemos conseguido unas jornadas todavía más inclusivas».

Y así hasta que llegaron los bomberos y enchufaron las mangueras. «Fue el final perfecto para una fiesta de la diversidad. Cada uno aportó lo que pudo, como sucede en un equipo». La materia prima es la ilusión y la herramienta para transformarlo todo, la cooperación entre asociaciones. Participó el Ayuntamiento de Vegas del Genil. Dijo su alcalde, Leandro Martín, que para su municipio «es un auténtico privilegio poder acoger por estas jornadas, en las que cada año disfrutamos del mejor ambiente y demostramos que es posible acabar con todas esas barreras que a menudo ponemos a las personas con capacidades diferentes». Comienza la cuenta atrás para la séptima edición.

Fotos

Vídeos