Una carrera con siete jamones en juego

La localidad de Trevélez acogerá por primera vez una prueba del Gran Premio de Fondo de Diputación, y lo hará este domingo a partir de las 11:00 horas en lo que se presume será toda una fiesta del atletismo provincial

PACO RUIZ MOLINAGRANADA

Enmarcada en un entorno espectacular, Trevélez ofrecerá a los corredores un perfil de carrera diferente, y sobre todo muy exigente. Por un lado tenemos el factor de la climatología, y es que dependiendo de si estamos ante un día soleado o no, el frío puede estar muy presente, sobre todo en las primeras horas de la mañana y durante el calentamiento previo a la competición. Además, no podemos obviar el que puede ser el factor más importante: la altitud a la que vamos a tener que correr, por encima de los 1.450 metros, lo que supondrá toda una novedad para muchos de ustedes, pero sobre todo un gran hándicap para quienes no sepan adaptarse correctamente a la dificultad que este hecho provoca.

Correr en altitud suele generar problemas de aclimatación si no lo encaras correctamente, aún estando acostumbrado a correr a esas altitudes, pero es cierto que este problema es más evidente en aquellos atletas que no lo han hecho nunca o que llevan mucho tiempo sin hacerlo. Para ello os recomiendo llegar con tiempo y calentar tranquilamente y algo más de lo habitual. Si vais a pasar el fin de semana o el puente allí, la simple estancia en esas altitudes os aclimatará poco a poco y hará que el efecto de este posible hándicap sea menor.

Pero además de estos factores tenemos que tener en cuenta el perfil propio de la prueba, y es que aunque no haya un desnivel acumulado importante, la dificultad está en lo rompepiernas que es, y es que es muy complicado encontrar un tramo llano de más de 300 metros durante los 10 kilómetros que dura la prueba. Esto nos va a imposibilitar poner un ritmo constante, por lo que la carrera se va a convertir en un auténtico 'fartlek' para la mayoría de nosotros, aumentando por consiguiente la probabilidad de sufrir un bajón o pájara, si nos equivocamos de inicio con el ritmo a llevar.

El recorrido parte desde la parte baja del pueblo y en dirección hacia el puente del río Trevélez, recorrerá 5 kilómetros para en la misma carretera girar y volver sobre nuestros pasos, ya que meta y salida están en la misma plaza. Esto hará que el avituallamiento sea doble, en ambos lados de la carretera, aproximadamente en los kms 3,5 y 7 de la prueba.

Del kilómetro 2,5 hasta el 3,5 aproximadamente nos encontraremos con un perfil muy exigente a la ida, lo que nos puede pasar factura si lo subimos demasiado rápido. Pero ojo, a la vuelta, y por el hecho de ser en bajada, también deberíamos de controlar el ritmo de carrera, pues aún quedarán 2,5 kms de prueba una vez superada esa bajada, que estarán llenos de constantes sube y baja.

Se esperan aproximadamente 500 corredores en la línea de salida, y es que en juego están nada más y nada menos que hasta 7 jamones con denominación de origen de Trevelez, tanto para los ganadores absolutos, como para los vencedores en las categorías de local y comarcal (masculino y femenino). El 7º jamón, se lo llevará el club que más corredores presente en la prueba, siempre y cuando ese dato se certifique una vez terminada la misma, comprobando los que han cruzado la meta.

Fotos

Vídeos