Fútbol

Amenazan de muerte a una árbitra menor de edad en Los Gualchos

La colegiada identifica en el acta a un grupo de quince padres y madres, ellas con más ahínco, que avisan con quemarle el coche llegándole a decir «tú de aquí no sales viva, nos la tienes que pagar». La junta directiva del Castell se reúne hoy para expulsarlos del club

CÉSAR GUISADOGRANADA

El sábado, jornada en la que se conmemoraba el Día internacional contra la violencia machista, una árbitra menor de edad e identificada en su camiseta con un parche distintivo que indica '-18', tuvo que abandonar el partido que pitaba, llorando y sufriendo posteriormente una crisis de ansiedad, llegando a ser atendida debido a las graves amenazas, incluso de muerte, que sufrió durante el encuentro.

Sucedió en el correspondiente a la Cuarta andaluza alevín del grupo I, que medía a los equipos de Castell y Torrenueva en el Municipal de El Romeral, una instalación que linda con una urbanización de casas adosadas. El encuentro se desarrollaba sin incidentes a tener en cuenta más allá de los avatares de un partido de fútbol entre niños de 10 y 11 años.

Normalidad hasta que mediada la segunda mitad, desde una de estas viviendas, un vecino que según fuentes presenciales es reincidente en sucesos de este tipo y que la árbitra identifica como aficionado local debido a que minutos antes había animado al Castell, comenzó a menospreciarla con frases tales como «después no queréis que os discriminemos a las mujeres, pero pitad bien o entonces no pitéis», «eres una sinvergüenza» o «después os sentís ofendidas de que no os queramos en los campos y os quejáis de que el público os trate mal».

Protector del Menor

La árbitra, atendiendo al reglamento de la Real Federación Andaluza de Fútbol y amparada por la oficina del Protector del Menor, solicitó al delegado de campo que llamara a las Fuerzas de Orden Público, aunque este hizo caso omiso. Se encontraba expulsado desde el minuto 70, y afirman desde el club que no recibió tal requerimiento. Tampoco actuó de oficio ante la gravedad de los hechos.

A partir de aquí el público se contagia de la hostilidad hacia la chica, arreciando los primeros insultos de corte machista desde una grada ya muy caldeada. Indica la menor en el acta del partido que un grupo aproximado de quince hombres y mujeres «con más ahínco las mujeres» le gritó: «te vamos a rajar las ruedas y te vamos a quemar el coche para que no te puedas ir y te quedes aquí» llegándola a amenazar de muerte: «de aquí no sales tú viva, nos la tienes que pagar. Tú de aquí no sales» y «ahora si eres capaz nos denuncias», anotó en su escrito. El encuentro pudo terminarse con resultado de 4-9, aunque la menor de edad no encontró fuerzas para cerrar el acta, ya que sufrió una crisis de ansiedad por lo que la tarea la concluyó ayer por la mañana desde casa.

Desde el Castell señalan la excepcionalidad de la instalación de Los Gualchos, donde los equipos de este club juegan sus partidos. Un campo de fútbol adyacente a viviendas privadas, indicando que efectivamente, «tenemos algún vecino problemático en este sentido, pero no podemos hacer nada ya que estas casas están fuera de nuestra instalación», refirió a esta redacción Antonio Porras, coordinador del club.

Se reúne la directiva

La directiva del Castell se va a reunir durante la mañana de hoy para ratificar «una decisión que ya está tomada», expulsar del club a los padres que tomaron parte en el suceso. No así a sus hijos «pues entendemos que no tienen la culpa de este comportamiento». En cuanto al vecino que comenzó el suceso, ha sido localizado y aunque desde la entidad asumen que actuando desde su casa, poco pueden hacer, avisan que tomarán las medidas oportunas. «Somos un club que trabaja por la formación en valores de nuestros jugadores y no podemos consentir que pasen estas cosas», aseveró el coordinador.

Fotos

Vídeos