GP de Japón

El SKY Racing Team VR46 habla español

Pablo Nieto. / Rafa Marrodán/Photocall3000

«Cuando me ofrecieron venir al SKY, al primero que se lo dije fue a mi padre y me dijo que ni lo dudara», resalta Pablo Nieto

EVA FRÍAS / PHOTOCALL 3000

Pablo Nieto, hijo del legendario Ángel Nieto y team manager del SKY Racing Team VR46, explica su papel en el equipo del nueve veces campeón del mundo y el ADN rossista que le dejó el legado de su padre.

El año pasado, el SKY Racing Team VR46 contaba con tan sólo un equipo en Moto3, pero la idea de Valentino Rossi siempre ha sido ayudar a crecer a los jóvenes pilotos italianos, por lo que este año creó una nueva estructura en la categoría intermedia. Algo que ha supuesto un gran avance pero también un aumento de responsabilidades para Pablo Nieto. «Este año hemos tenido mucho trabajo, pero es lo que conlleva comenzar de cero una estructura. Creo que hemos estado muy hábiles a la hora de seleccionar la gente que ha venido a trabajar con nosotros y eso es importantísimo», señala el español. Y como no podía ser menos, alude a Valentino Rossi. «De momento estamos haciendo un buen trabajo y lo más importante de todo es que seguimos con el ADN de Valentino, que es lo que siempre ha querido. Hasta día de hoy, el trabajo tanto en Moto2 como en Moto3 y en el campeonato junior está yendo bastante bien».

Valentino Rossi siempre está al lado. «Vale siempre está al caso de todo. Quizás estas últimas semanas con la lesión hemos hablado un poco menos porque estaba concentrado en la rehabilitación, pero siempre está al caso de todo, llama, pregunta, se interesa… Las decisiones las tomamos en conjunto, de hecho, él es el que tiene la última palabra. Intentamos que esté centrado en lo suyo, que tiene muchísimo que hacer. Le encanta estar informado de todo y tomar las decisiones con nosotros pero hay que tener en cuenta que es piloto de Yamaha, de MotoGP y se está jugando muchísimo», indica Pablo Nieto. «Este año me he dado cuenta de la dimensión que supone gestionar dos equipos en dos categorías distintas, prácticamente no tengo tiempo ni para comer porque me gusta involucrarme al máximo y estar en todos los meetings técnicos».

Hablando del proyecto del equipo y los objetivos para ésta temporada, existe una decepción con el resultado de Moto3. «Nuestro objetivo era luchar por el campeonato, pero desafortunadamente no ha podido ser. Aunque las estadísticas han visto que KTM ha estado un paso por detrás de las Honda». Y es que KTM sólo ha logrado ganar una carrera y un total de dos podios esta temporada. Algo que no se hubiera imaginado después de la superioridad de Brad Binder el año pasado con la marca. «Nuestro objetivo se ha convertido en ser la mejor KTM y estamos a sólo dos puntos. El trabajo no ha sido negativo pero no es lo que queríamos». «No nos planteamos cambiar de marca, hemos estado con KTM desde el principio y nos sentimos parte de su proyecto. Cuando las cosas van bien es muy fácil hacerlas y cuando van mal aunque sea difícil nosotros estamos ahí siempre con ellos», matiza el expiloto.

No puede decir lo mismo de Moto2, donde a pesar de ser una estructura nueva, con dos pilotos nuevos en la categoría, están luchando con Pecco Bagnaia por el título de rookie del año. «Estoy muy contento con el trabajo que se está haciendo en el equipo, con Pecco y también con Manzi, que a pesar de que le ha costado un poco más, está haciendo una gran segunda parte de campeonato. Hay que tener en cuenta que viene del Campeonato de España y ha hecho una progresión increíble e incluso ha terminado alguna carrera en el top 10, que en Moto2 es muy complicado».

Hablando con Pecco unos minutos antes, señalaba la progresión que ha hecho el equipo a nivel profesional y Pablo, atento, después comentó: «Una de las cosas que te da gratitud, por ejemplo, es oir a Pecco decir que de 2014 hasta ahora el equipo ha cambiado muchísimo, que se ha convertido en un equipo muy profesional. Y es que realmente el objetivo principal es intentar sacar un campeón del mundo que pase por aquí».

Es complicado que no se vea sólo como el equipo de Valentino Rossi. «Creo que si que logramos transmitir que no sólo es el equipo de Vale, porque se demuestra en los resultados. Es obvio que estamos en boca de todos por ser VR46 y tener un partner como SKY, pero a veces eso también crea una presión que es buena. Por ejemplo, que Pecco o Bulega tengan presión el año que viene es bueno. Yo siempre creo que sin presión ni ganas no haces nada aquí. Entonces es mejor irse para casa», indica Pablo Nieto.

El español explica también el proceso de elección de los pilotos. «Es muy difícil elegir a los pilotos que están en el equipo oficial. De los 11 pilotos que hay en la Academy, todos ellos podrían estar en el SKY. No es fácil decir a unos que sí y otros que no. Creemos que nuestras elecciones para el año que viene son diferentes. Morbidelli ya pasa a MotoGP, luego hay pilotos que se quedan en los equipos que están u otros que tal vez no quieren venir aquí porque tenemos KTM y quieren ir a Honda. Hay muchas opciones que van saltando porque finalmente son los pilotos los que deciden. No es fácil pero lo intentamos hacer siempre con todo el cariño y con la ilusión de acertar», manifiesta.

Además de talento, calidad y trabajo, en el VR46 buscan un tipo de personalidad específica. Si no se ajusta, no tienes sitio en el equipo o bien te quedas fuera, como le paso a Fenati el año pasado. «Buscamos un tipo de persona dentro de la Academy. En todos los pilotos que hay se busca una personalidad. Valentino no tiene ánimo de lucro con este proyecto, lo hace por pasión y por querer ayudar a los chavales y uno de los requisitos es que la persona sea alegre, simpática , con ganas de trabajar y mucha pasión por correr», apunta.

Y como no podía faltar, hablar de un Nieto significa hablar de Ángel «Mi padre siempre ha estado conmigo en este proyecto. Cuando estaba en Laglisse, donde fui campeón del mundo con Maverick y me dijeron de venir aquí, al primero que se lo dije fue a mi padre y él me dijo: ‘ni te lo pienses, es un equipazo, es con Vale’. Y la verdad es que siempre hemos tenido una amistad muy grande. De hecho, este verano, antes de que pasara todo, estuvimos comiendo con Vale y mi padre y siempre estábamos juntos. Una amistad increíble».

Está claro que la idea de Valentino Rossi es terminar llevando a esos jóvenes pilotos a MotoGP. «Todavía no se está hablando del proyecto de MotoGP. Sería lo lógico pero a veces en las motos hay cosas que no lo són. Primero que el jefe decida cuando se quiera retirar, cuando él quiera, ojalá esté muchos años y luego ya se verá», remacha Pablo Nieto.

Fotos

Vídeos