Mundial

Márquez defiende título en el MotoGP más igualado

Marc Márquez, durante los test. /RepsolHonda
Marc Márquez, durante los test. / RepsolHonda

El Mundial de la clase reina, con brillo en sus pilotos y en sus motos, ya no es un campeonato de Honda contra Yamaha con la incorporación puntual de Ducati

BORJA GONZÁLEZDoha (Catar)

Lo dicen las casas de apuestas y se intuye tras la pretemporada: Marc Márquez es el máximo favorito a llevarse el título de MotoGP. Un razonamiento, por otra parte, sencillo. Ha ganado cuatro de los cinco Mundiales de la clase reina que ha disputado, incluido el de 2017; y Honda llega a la prueba inaugural con muchas menos dudas que en otros años, aunque el trazado de Catar siga sin encajar del todo con la moto japonesa. Aunque este favoritismo no puede esconder otra realidad: estamos ante uno de los Mundiales de más nivel que se recuerda, en lo que respecta a los pilotos, pero también en cuanto a motos. Esto no es ya un campeonato de Honda contra Yamaha con la incorporación puntual de Ducati, como ya se vio en 2017, cuando Andrea Dovizioso forzó al piloto español a cerrar su cuarta corona grande en la última prueba del calendario.

«A nivel de pilotos es una locura el nivel que hay, y a nivel de motos, tecnológicamente hablando, todas las motos son buenas, muy competitivas», explicaba hace pocos días Aleix Espargaró. Además de Márquez, a lo largo de esta pretemporada se ha hablado de las Honda de Dani Pedrosa y de Cal Crutchlow, que han confirmado el buen arranque de la casa del ala dorada, que este año estrena a Alberto Puig como máximo responsable en el box patrocinado por Repsol. Por supuesto, también se ha hablado de Dovizioso, que no ha bajado el ritmo mostrado en 2017 y que sin duda ha sido uno de los pilotos más sólidos del invierno, con una Ducati que para el italiano ha mejorado respecto a la versión que le permitió ganar seis grandes premios; y de las 'sorpresas' Johann Zarco, el mejor en Yamaha, o Alex Rins, que ha corroborado el paso hacia adelante dado por Suzuki con el cambio de motor.

Más información

En este último caso se podría incluir también al explosivo Andrea Iannone, además de que han brillado en momentos de la pretemporada pilotos como Danilo Petrucci o Jack Miller, los dos con Ducati. Y, claro, sin olvidar, pese a los problemas invernales, a tres auténticos cocos de la categoría: Jorge Lorenzo, tras un invierno complicado con Ducati, Maverick Viñales y el mito Valentino Rossi, que todavía buscan aclararse con sus Yamaha, una moto que ya sufrió en 2017. Todos nombres de potenciales contendientes, como mínimo, por la pelea por el podio, mientras se espera al arranque del Mundial y al paso de las primeras carreras para entender cuál es la realidad de una categoría con brillo en sus pilotos, mucho, y en sus motos. Porque la distancia que separa a marcas con mucha menos experiencia como Aprilia o KTM de las dominadoras no es tanta como la que se había visto en los últimos años. Un cóctel con mucha más potencia si se le añaden las clásicas variables incontrolables de cada curso, caídas, problemas mecánicos, rendimiento de los neumáticos y climatología.

Más información

Y no sólo MotoGP se presenta lleno de variables que invitan a imaginar un campeonato de alto nivel. En Moto2 el grupo de favoritos es amplio, con quizás media cabeza de ventaja, tras los visto en 2017 y en el invierno, para pilotos como Alex Márquez -que tendrá que lidiar con la presión de presentar sus credenciales para saltar a MotoGP-, Pecco Bagnaia o Miguel Oliveira, en un duelo entre Kalex y KTM en el que también jugarán otros como Brad Binder, Lorenzo Baldassarri, Mattia Pasini o los dos que han bajado de la clase reina, Sam Lowes y Héctor Barberá.

Para Moto3 también se elevan tres nombres: Jorge Martín, coleccionista de poles en 2017, Arón Canet y Enea Bastianini, los tres con Honda, mientras que por detrás apretarán muchos otros en una cilindrada que suele estar marcada por las carreras en grupo y por la imprevisibilidad. Todo para dar más empaque aún a un curso que arranca el viernes en el circuito de Losail (Catar) y que visitará otros 17 escenarios, con la novedad de Buriram (Tailandia) y una vez más con cuatro pasos por España: Barcelona-Catalunya, Motorland de Aragón, Ricardo Tormo y Jerez, inicio del Mundial europeo y que incluirá por primera vez en su nombre a Ángel Nieto, el padrino de un motociclismo español que arranca con opciones claras de luchar por el triplete de títulos.

Fotos

Vídeos