Fórmula 1

Lewis Hamilton, un hombre récord

Lewis Hamilton durante los entrenamientos del GP de Japón./Afp
Lewis Hamilton durante los entrenamientos del GP de Japón. / Afp

El líder del Mundial va camino de arrasar en el capítulo estadístico, por encima incluso de leyendas como Michael Schumacher o Ayrton Senna

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Lewis Hamilton saldrá de Suzuka con el liderato en su mano, y un nuevo récord. Ha igualado a Ayrton Senna como el único piloto que ha conseguido diez o más ‘poles’ en tres temporadas diferentes, lo que habla muy bien de su capacidad de estar ahí arriba. De las 204 veces que ha arrancado en un Gran Premio, algo más de un tercio de ellas lo ha hecho desde el primer lugar. Es el piloto que más veces lo ha hecho de la historia: van 71 y todo apunta a que aumentará ese récord aún más.

Más información

¿Qué le queda? Lewis Hamilton es un piloto insaciable, y ha conseguido una comunión perfecta con Mercedes. El piloto británico más talentoso desde, probablemente, los mismísimos Jim Clark o Jackie Stewart, tiene ante sí el reto de liderar prácticamente cualquier estadística imaginable. Al granjero escocés ya le igualó como el corredor que más veces ha ganado en el GP de su país, con cinco victorias: si logra una más igualará a Alain Prost como el local que más ha escuchado su himno en su casa.

En su haber ya tiene varios hitos en los libros de historia de la Fórmula 1. Es, junto a Jacques Villeneuve, el piloto que más victorias logró en su temporada de debut (cuatro), el que más puntos ha sumado en la historia de la competición (el sistema de puntuación actual le beneficia en este aspecto), o el que más ‘poles’ ha logrado en los más de 50 años de competición y en más circuitos diferentes (26). Con la de este sábado (primera en Japón), además, es el que más veces ha salido desde la primera fila de la parrilla, empatado con el hombre que tiene (casi) todos los récords que debe batir: Michael Schumacher.

A la caza de los números de Schumacher

Para ser el mejor piloto de la historia, hay que tumbar unos cuantos muros. Michael Schumacher, entre 1993 y 2012, rompió varias marcas que a día de hoy están aún vigentes. No será fácil que se rompan esas cifras, pero es el gran objetivo marcado por Lewis Hamilton. El gran dominio que tuvo el germano, hoy postrado en cama, durante prácticamente dos décadas dejó para la posteridad marcas que serán muy complicadas de batir, aunque no imposibles.

El primer récord, que es el gran objetivo de cualquier piloto, es el de número de títulos mundiales. Si finalmente logra el título en este 2017, llegará a los cuatro que tienen Sebastian Vettel y Alain Prost, pero aún le quedarán tres para alcanzar la mítica marca de Michael Schumacher. Tampoco es el piloto que más veces ha subido al podio, una marca que también tiene el ‘kaiser’ con 155 ocasiones en el cajón. Al británico le faltarán aún dos temporadas, al menos, para cazarle. A Suzuka llegó con 114 podios en su haber, y 24 en Grandes Premios diferentes, sólo uno menos que el alemán. El año que viene, con el regreso del GP de Francia, tendrá la oportunidad de igualarle.

En el capítulo de victorias, Hamilton aún tiene lejos la mítica marca de 91 del alemán. Atrás quedan las 51 de Alain Prost, las 46 de Sebastian Vettel o las 41 de Ayrton Senna. Habiendo superado ya las 60, Hamilton no se podrá considerar el piloto que más veces ha ganado un Gran Premio hasta, al menos, 2019.

Menos tendrá que esperar, si mantiene el letal ritmo que ha llevado en Japón, para convertirse en el piloto con más ‘Grand Chelems’ (’pole position’, vuelta rápida, victoria y en cabeza de principio a fin). Cuando llegó a Suzuka, había conseguido cinco veces este difícil hito, algo que de hecho sólo 24 pilotos en la historia han hecho, pero no es imposible que alcance las 8 que Jim Clark logró en los años 60.

A Hamilton le ha beneficiado notablemente aterrizar desde el principio en un equipo que opta a victorias. Debutar en Fórmula 1 con McLaren, la segunda escudería más exitosa de todos los tiempos (aunque ahora parezca lo contrario) le permitió ser subcampeón en su primer año, y lograr uno de los tres títulos que hoy ostenta. Después, Mercedes fue creciendo hasta convertirse en el ‘coco’ que es hoy y que, el resto, sólo puede ver desde atrás.

La historia está en sus manos, y en las de Mercedes. Lewis Hamilton está empeñado en ir conquistando el gran imperio de Schumacher, horadando récord a récord, pulgada a pulgada, hasta alcanzar el sueño de cualquier deportista: ser el mejor del mundo en lo suyo.

Fotos

Vídeos