Entrenamientos

La temporada 2018 arranca en Abu Dabi

Fernando Alonso, rodando con su McLaren. /Valdrin Xhemaj (Efe)
Fernando Alonso, rodando con su McLaren. / Valdrin Xhemaj (Efe)

El último viernes de la campaña dejó más pruebas para el próximo año que ensayos para este fin de semana, con Alonso en el 'top 10'

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

El último viernes de la temporada 2017 demostró que ya nadie está pensando en este fin de semana, o casi nadie. Con muy poco relevante en juego, tanto pilotos como ingenieros y mecánicos dedicaron la mitad de la jornada a ensayar algunas novedades que tienen previsto implantar en los monoplazas, aún por crear, para la campaña 2018. La primera sesión de entrenamientos libres en Abu Dabi, además, siempre permite este tipo de ensayos.

Al ser un fin de semana en el que tanto la clasificación como la carrera comienzan al atardecer y acaban al anochecer, la sesión de entrenamientos matutina suele servir más bien de poco a efectos de entender o configurar el monoplaza. Es por ello que los equipos se dedican a montar piezas, o prototipos, ensayar con diferentes soluciones aerodinámicas o, incluso, tomárselo con cierta calma. Así, se vio a Kimi Räikkönen con una vistosa parrilla de sensores y una trasera totalmente nueva rodar. O a Fernando Alonso no dar una vuelta cronometrada hasta pasada la primera hora de rodaje en pista.

El asturiano ha sido noticia estos días más por sus decisiones ajenas a la Fórmula 1 que a la competición en sí. Alonso, que acabó el día con el décimo tiempo, negó que ese tipo de distracciones le puedan afectar en su labor principal. Y es que, por encima de piloto de Le Mans (cuando lo anuncien) y de Daytona, de karts (va a competir en las 24 horas de Dubái), y dueño de una marca de ropa y de una escudería de eSports, es piloto de Fórmula 1. «La clave es la concentración cuando bajas la visera, ya que vuelves otra vez a tu mundo donde te gusta estar y no piensas en otra cosa. Fuera estás más ocupado y duermes diez horas, pero luego en el coche vuelves a tu ambiente y te concentras sin problemas», dijo al respecto.

De manera muy similar, Carlos Sainz, con el decimotercer crono del día, opta a puntuar y poco más. El madrileño y su compañero Nico Hülkenberg aún tienen opciones de hacer subir a Renault hasta la sexta posición de la clasificación general, algo que les rentaría una buena cantidad de dinero para hacer el coche de 2018. Todo lo que sea acabar lo más cerca posible de los seis teóricos intocables (las parejas de Mercedes, Ferrari y Red Bull) cumplirá con su objetivo. Ahí es donde Sainz puede sacar provecho. Ya que pocos se juegan mucho, él puede dar el 'do' de pecho.

Poco por decidir

Con muy pocos duelos por decidir en la parrilla, todos están mirando ya a las vacaciones y, de reojo, a lo que pueda pasar en 2018. No obstante, a Lewis Hamilton aún le queda un hito que cumplir este año. Pese a que no fue un inicio soñado de temporada, e incluso parecía que Sebastian Vettel estaba en condiciones de romper el dominio de Mercedes en esta era híbrida de la Fórmula 1, al final Lewis Hamilton ha cumplido con su papel de favorito y ha alzado su cuarto título mundial, igualando no sólo a Sebastian Vettel, sino también a Alain Prost. Tiene por delante sólo a dos hombres: Juan Manuel Fangio y Michael Schumacher.

Al 'Káiser' ya le ha superado en unas cuantas (no todas) estadísticas, y está a sólo una carrera de igualar algo que no había conseguido nadie desde el casi mitológico año 2002 del alemán: acabar todas las carreras del año. Aunque aquella temporada fue casi perfecta, y Hamilton ya no conseguirá finalizar una campaña completa sin bajarse del podio como hizo el, por entonces, corredor de Ferrari, sí puede igualar aquella racha y finalizar 2017 sin ningún abandono.

Aunque esta es una mera batalla por la estadística (que habla casi tan bien de Hamilton como de la propia fiabilidad del Mercedes), hay una que aún no se ha zanjado y que está por decidir: el subcampeonato. Acabar en una de las posiciones más crueles de cualquier competición, la de segundo, no es plato de buen gusto para nadie, pero tanto Sebastian Vettel como Valtteri Bottas están pugnando por ese puesto y, por ende, por el trofeo que se entrega en la gala de la FIA en unos días. La ventaja del alemán hace que, con acabar por delante del finlandés, le sirva.

Fotos

Vídeos