GP de China

Hamilton pierde el ritmo

Hamilton pierde el ritmo

Ferrari se ha convertido en la horma del zapato de Mercedes, y el británico está sufriendo más que nunca en este inicio de temporada

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

La temporada 2018 no ha comenzado como él hubiera deseado. Sebastian Vettel se ha convertido por méritos propios en el rival a batir, cuando en la cabeza de todo el mundo estaba previsto que fuera el vigente campeón del mundo quien llevara la voz cantante. Él mismo lo decía después de la frustrante clasificación que tuvo Mercedes en el circuito de Shanghái: «No sé por qué estamos tan lejos. No podemos seguirles el ritmo».

Ferrari ha tomado las riendas del campeonato y Mercedes no ha sabido responder. No sólo Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen han pasado a luchar entre ellos por ver quién es el más rápido -de momento, gana el alemán con soltura-, sino que además ya han superado a los dos pilotos de la escuadra alemana. Valtteri Bottas y Lewis Hamilton afrontaban el GP de China con la certeza de que eran favoritos: todo en el trazado chino les favorece. Llegaban a la tercera cita del campeonato 2018 de Fórmula 1 tras dominar aquí con solvencia. Desde 2012, no ha habido otro color en el primer puesto de la parrilla que no sea el plateado de Mercedes.

Sin embargo, este domingo no sólo no salían en la primera posición, sino ni siquiera en la primera fila. Ferrari le endosó a Mercedes un mundo de medio segundo en una Q3 en la que los corredores al volante de las flechas plateadas pasaron a ser meros espectadores. No es la primera vez que ocurre en esta era híbrida que tan brillantemente han comandado desde el equipo alemán, incluso por semejante ventaja. Pero en otras ocasiones había sido en terrenos favorables para Ferrari, en trazados con alta carga aerodinámica como Mónaco o Singapur, donde las capacidades del motor quedaban relegadas en favor de las bondades de los chasis creados en Maranello. No. Esta vez fue en China, en una pista claramente favorable sobre el papel para Mercedes, donde las tres largas rectas priman a los motores potentes. Meterle medio segundo ahí es, prácticamente, una victoria.

Desesperación en Mercedes

La superioridad con la que se preveía que Mercedes iba a dominar la temporada 2018 se diluye por el desague. Ni Australia, ni Baréin, tuvo a un corredor de Mercedes arriba, pero es que ni siquiera Hamilton ha podido explicar ni prever lo sucedido.

«No lo esperábamos para nada, pero han sido más rápido que nosotros. Ferrari será difícil de batir, tienen un coche muy equilibrado y vienen dos carreras muy fuertes. Espero poder poner presión sobre ellos. No estoy contento», resumía el británico.

Estas declaraciones, realizadas en el corralito de la prensa posterior a la clasificación, llegaron después de protagonizar una imagen que ya ha dado la vuelta al mundo. Hamilton, nada más abortar su último intento bueno en la clasificación al ver que no iba a mejorar, se fue directo al pesaje, y sin quitarse el casco, se dirigió con paso rápido y cabeza gacha hacia su 'motorhome'. El enfado que llevaba era monumental: algo no funciona, y no saben el qué. Si Ferrari les ha cogido en un circuito como China, ¿qué pasará en trazados como Mónaco, Canadá o Singapur? ¿Se ha acabado el reinado de Mercedes definitivamente? Ya hay voces que así lo afirman. «Parece que la marea ha cambiado por primera vez en mucho tiempo en esta era híbrida. Es como los imperios que suben y bajan, y quizá Mercedes está en descenso y una nueva era de Ferrari está llegando», decía Damon Hill, campeón del mundo en 1996 y comentarista en 'Sky Sports'.

Si estamos ante un punto de inflexión, sólo se podrá medir en próximas carreras. Lo que está claro es que esta temporada, Vettel y Ferrari van a llevar al límite a Hamilton y a Mercedes. El rendimiento que ha sacado la escudería de Maranello de este arranque de temporada parece suficiente como para llevar la voz cantante, al menos, hasta el parón de verano. Ahora es cuando Hamilton debe dar un paso al frente, tirar de galones y demostrar que no necesita tener un coche tan dominador sobre el resto para repetir título. Si quiere alcanzar la mítica marca de los cinco entorchados, le va a tocar sudar, y mucho.

Parrilla de salida:

1.- Sebastian Vettel (GER/Ferrari)

2.- Kimi Raikkonen (FIN/Ferrari)

3.- Valtteri Bottas (FIN/Mercedes)

4.- Lewis Hamilton (GBR/Mercedes)

5.- Max Verstappen (NED/Red Bull-TAG Heuer)

6.- Daniel Ricciardo (AUS/Red Bull-TAG Heuer)

7.- Nico Hülkenberg (GER/Renault)

8.- Sergio Pérez (MEX/Force India-Mercedes)

9.- Carlos Sainz Jr (ESP/Renault)

10.- Romain Grosjean (FRA/Haas-Ferrari)

11.- Kevin Magnussen (DEN/Haas-Ferrari)

12.- Esteban Ocon (FRA/Force India-Mercedes)

13.- Fernando Alonso (ESP/McLaren-Renault)

14.- Stoffel Vandoorne (BEL/McLaren-Renault)

15.- Brendon Hartley (NZL/Toro Rosso-Honda)

16.- Sergey Sirotkin (RUS/Williams-Mercedes)

17.- Pierre Gasly (FRA/Toro Rosso-Honda)

18.- Lance Stroll (CAN/Williams-Mercedes)

19.- Charles Leclerc (MON/Sauber-Ferrari)

20.- Marcus Ericsson (SWE/Sauber-Ferrari)

Fotos

Vídeos