GP Abu Dabi

Fernando Alonso se pasa a los eSports

Fernando Alonso, durante una rueda de prensa en Abu Dabi. /Afp
Fernando Alonso, durante una rueda de prensa en Abu Dabi. / Afp

El asturiano crea su propia escudería de SimRacing, asociado a uno de los principales clubes del mundo, y sigue abriendo puertas para cuando se vaya del ‘gran circo’

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Cualquiera diría, si se leen los titulares principales de las últimas semanas, que Fernando Alonso ya no es piloto de Fórmula 1. Después de probar con un LMP1 para correr en Le Mans, con un LMP2 para correr en Daytona y siempre con su marca de ropa como señuelo en las fotos en las que posa, ahora ha fijado su mirada en una de las grandes vertientes del deporte que, quién sabe, está empezando a sonar con fuerza para entrar en esa difusa definición de deporte en sí.

Antes de hablar ante los medios de comunicación en la habitual rueda de prensa previa al GP de Abu Dabi, que marca el cierre de la temporada 2017 de Fórmula 1, mediante un comunicado anunció su entrada en los famosos eSports. Alonso se ha unido al G2 Esports, uno de los clubes más importantes del mundo y propiedad del español Carlos Rodríguez ‘Ocelote’, y a la empresa Logitech para lanzar el equipo FA Racing G2.

Este tipo de competiciones virtuales de automovilismo, conocidas como SimRacing, ya había entrado en la Fórmula 1, que incluso ha creado sus propias series, y hasta McLaren ha elegido a su probador de simulador para la temporada 2018 mediante un casting entre los mejores jugadores que se apuntaron al llamado ‘Worlds Fastest Gamer’. Por eso, no es extraño que Alonso se haya convertido en el primer piloto que se haya prestado para convertirse en jefe de equipo. «Los espectadores ya no serán nunca más unos meros espectadores, sino que tendrán un papel fundamental. Algunos incluso podrían formar parte de mi equipo algún día. Todos tenemos un jugador dentro de nosotros y vamos a correr en las mejores competiciones del mundo, especialmente en el campeonato de Fórmula 1», destacaba un Alonso en el comunicado que ya tiene incluso a su primer piloto: el turco Cem Bölükbaşı, que fue uno de los finalistas de las F1 eSports series.

La iniciativa de Alonso fue muy buen recibida por los responsables de la F1. Sean Bratches, máximo responsable comercial del ‘gran circo’, elogió el impulso que puede dar la presencia y apoyo de Alonso en esta nueva aventura. «La marca Fernando ha sido un pilar del éxito de la F1 en el mundo y, como otras marcas que entran en otras áreas, esto le da credibilidad», señaló, al lado del propio Alonso. «Muchos pilotos y deportistas en la segunda parte de sus carreras entran en el negocio y creo que esto es competición además de diversión. Es un gran negocio y está creciendo cada vez más», destacó el veterano empresario.

Los eSports están empezando a ser una de las industrias más pujantes del entretenimiento, y el deporte no es ajeno a ello. Incluso el Comité Olímpico Internacional ha aceptado la inclusión de este tipo de competiciones como un elemento a tener en cuenta para introducir dentro del programa de unos Juegos en el futuro, quizá para París o Los Ángeles. Alonso está muy pendiente de esta efervescencia y quiere ser un pionero, también, en esto.

Una ruptura nada sentimental

En lo puramente deportivo, Fernando Alonso afronta este fin de semana la ansiada despedida de Honda del box de McLaren. La próxima vez que vea la H roja será en el box de Toro Rosso, y no en su carenado. Será Renault quien les motorice a partir de la temporada 2018, y el asturiano está deseando que llegue ese día. Tendrá que vérselas aún este fin de semana en el escenario de una de sus mayores pesadillas deportivas, cuando en 2010 una pifia de las que hacen época le hicieron perder el campeonato del mundo con el que habría empatado a títulos con su ídolo Ayrton Senna.

Abu Dhabi no le trae buenos recuerdos, pero agua pasada no hace girar el molino. Como tampoco la hace la que va a pasar, así que Alonso simplemente está a la expectativa de lo que se pueda encontrar cuando el motorista francés se ponga al frente del desarrollo del próximo McLaren. «Es un buen momento para cambiar. Personalmente tenía muchas expectativas puestas en el proyecto McLaren-Honda y fue la principal razón por la que me fui de Ferrari, era una alianza muy atractiva. No hemos conseguido los resultados que queríamos ni hemos rendido como esperábamos y es el momento de cambiar y aliarnos con Renault», destacó antes de afrontar este fin de semana el último episodio de la pesadilla que está a punto de acabar.

Temas

Abu Dabi, F1

Fotos

Vídeos