Automovilismo

Alonso, más que preparado para Daytona

Fernando Alonso./Efe
Fernando Alonso. / Efe

Finaliza su primer fin de semana de intenso trabajo con una buena clasificación y sensaciones muy positivas para la carrera de finales de enero

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

La próxima vez que Fernando Alonso se suba al Ligier JSP217 será el fin de semana del 27 y 28 de enero. El asturiano ha acabado un intenso fin de semana con siete sesiones de entrenamientos libres, una de ellas nocturna, y una clasificación que, a diferencia de lo habitual, no sirve para colocar en parrilla, sino sólo en boxes.

Esta última jornada de entrenamientos de las 24 horas de Daytona, y también última del fin de semana del 'ROAR', tuvo, por fin, una tanda que sí determina algo para la carrera que se disputará a finales de mes. La clasificación de este domingo no marcó la posición de la parrilla de los pilotos y los coches para la prueba de resistencia que abre el campeonato IMSA, sino la posición de los boxes. No es un asunto baladí: en este campeonato no se colocan en función de posición del campeonato anterior, o de inscripción, sino que cada estructura elige a un corredor que debe marcar una vuelta buena para conformar el orden que tendrán los boxes en la carrera.

Aunque no es una cuestión determinante, sí puede ser importante a la hora de planificar la estrategia. En una prueba donde comparten pista coches de diferentes categorías, prestaciones y rendimientos, no es lo mismo ocupar el primer puesto de la calle de boxes que el último. Tampoco lo es estar rodeado de coches de la misma categoría (con lo que las arrancadas y momentos de las paradas pueden ser razonablemente estables), o de distintos. Para este examen, United Autosports eligió a Fernando Alonso para el coche 23 y a Bruno Senna para el otro del equipo. El español no sólo lo hizo bien, sino que superó al brasileño (fue decimoquinto), más experimentado en pruebas de resistencia por su participación en el WEC con un LMP2 similar al que ahora pilotan. Alonso marcó la decimosegunda posición de los 20 en parrilla, un gran resultado habida cuenta de que superó a dos Oreca, entre ellos el de Dani Juncadella, que no rodó en la clasificación, sino que lo hizo Robin Frijns.

Pero más allá del resultado neto de la clasificación, o las sensaciones que puede transmitir Alonso en el coche, hay una cosa que queda clara: los DPi juegan en otra liga. El equipo United Autosport forma parte de la categoría LMP2, la 'segunda' de los prototipos. Los DPi, dominados por Cadillac este fin de semana, parten como los grandes favoritos. Prueba de ello son los tiempos marcados en la clasificación: los seis primeros son Cadillac y Acura, y el mejor crono de la sesión, obra de Felipe Nasr (ex de Sauber), fue casi dos segundos más rápido que el de Alonso.

¿Esto significa que el United Autosports del asturiano no puede ganar las 24 horas de Daytona? No necesariamente. La condición de favorito no la tendrán ellos, pero a diferencia de lo que ocurre en el WEC, las diferencias entre los DPi (que en Europa serían los LMP1) y los LMP2 no son de mecánica o motores, sino de meros reglajes. Si bien la diferencia entre Cadillac y el resto es abusiva (incluso en 2017 se solicitó al IMSA que cambiase el reglamento para que no hubiera tal diferencia), en una carrera de 24 puede ocurrir de todo.

La mejor noticia posible para Alonso y sus compañeros es que el asturiano no ha desentonado, como tampoco lo ha hecho el joven Lando Norris. Estos dos 'extraños' de la resistencia han mostrado una adaptación fuera de toda duda, e incluso han marcado mejores vueltas que el más veterano en estas lides Phil Hanson, que ejerce no sólo de jefe de filas por sus galones, sino que además también ha hecho de 'profesor' de sus compañeros. Zak Brown, jefe de McLaren y dueño de United Autosports, ha encontrado un filón para mantener contentos a sus corredores al permitirles (e incluso imponerles) correr en otras categorías. Esta nueva estrategia ha permitido que Alonso cumpla uno de sus sueños y que tenga más cerca llegar a Le Mans que es, en el fondo, su último y principal objetivo para este año fuera de la Fórmula 1.

Fotos

Vídeos