Rugby

El Rey se suma a la fiesta en la Complutense

España intenta un ensayo en su último partido ante Rumanía. /Efe
España intenta un ensayo en su último partido ante Rumanía. / Efe

Felipe VI presidirá el domingo el histórico España-Alemania que puede dejar al XV del León en puertas del Mundial de Japón

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

La Casa Real, tradicionalmente muy vinculada al deporte, ha tenido un detalle relevante al confirmar a la Federación Española de Rugby (FER), presidida por Alfonso Feijóo, que Felipe VI ha aceptado su invitación estará el próximo domingo en El Central de la Universidad Complutense de Madrid para ser testigo directo del histórico partido que a partir de las 12:30 horas del mediodía enfrentará a las selecciones nacionales de España y Alemania. Una cita cumbre, presentada este miércoles, que supone el penúltimo paso para que el ‘XV del León’ pueda conseguir su clasificación para el Mundial de Japón del próximo año. El acto contó con la presencia del director general del Consejo Superior de Deportes (CSD), Jaime González Castaño; el vicepresidente de la Federación Española de Rugby, Juan José García Luna; el seleccionador, Santiago Santos, los dos capitanes, Jaime Nava y Gautier Gibouin, y la vicerrectora de la Universidad Complutense, María Nagore.

El optimismo es grande entre todos los protagonistas, máxime tras las victorias ante Rusia en Krasnodar por 13-20 y, sobre todo, la reciente gesta del pasado 18 de febrero ante Rumanía, combinado al que previamente España sólo había derrotado en dos de las 35 ocasiones en las que se habían enfrentado pero al que superó por un inapelable 22-10 en una jornada impresionante y emocionante, con 15.600 entusiastas aficionados que abarrotaron como jamás lo habían hecho las gradas del campo Central de la Ciudad Universitaria. Al frente del Europeo, los ‘leones’ dependen de sí mismos para estar presentes en el que sería segundo Mundial para España, 20 años después. Para ello deben vencer a los germanos y después en Bélgica, el 17 de marzo.

«Somos los favoritos y tenemos la responsabilidad de no defraudar esas expectativas», enfatizó de forma rotunda el seleccionador español, Santiago Santos, con respecto al partido que se avecina ante el XV germano. A su juicio, las claves del éxito pasan por «tener los pies en la tierra» y jugar con «mucha humilidad y respeto al rival». «Trabajamos para estar al cien por cien y en buenas condiciones para competir. Puede parecer que Alemania es el rival más sencillo, pero tenemos que ganar los dos partidos», subrayó el seleccionador, sin perder de vista que luego aún quedaría Bélgica. Santos confía en el «juego ofensivo y velocidad» de sus hombres, a los que alertó para que se preparen bien por si se diera «el peor escenario». «Hemos hecho una parte muy difícil del camino, pero todavía no lo hemos completado», concluyó el técnico durante la presentación del partido.

Por su parte, el capitán Jaime Nava valoró la importancia que el momento actual puede tener de cara al futuro si se sabe aprovechar. «El rugby español va dando pasos muy grandes en muchos sentidos. Hay que seguir trabajando y dar dos pasos más. Si conseguimos el sueño de Japón, sin duda el rugby habrá venido para quedarse», destacó. «El XV de León ilusiona. Ahora mismo está en boca de todos y tenemos que intentar que siga», apostilló.

Gibouin, el otro capitán, destacó la suma importancia de que España haya logrado depender de sí misma. «Sabemos que tenemos que ser muy currantes. Rumanía había hablado de venir aquí para celebrar su clasificación y perdió. Es un deporte en el que podemos perder con cualquier equipo, por eso preparamos cada partido igual de bien», desgranó.

Al ritmo de Loquillo

La causa española se mueve al ritmo de la canción «Feo, fuerte y formal», un tema que estuvo entonando el equipo tras terminar el entrenamiento de este miércoles y que se ha convertido ya en emblema de los leones. El ‘hit’ de Loquillo es «un elemento más de unión entre afición y el grupo. Es un himno que nos encaja perfectamente y un vínculo que identifica a esta selección con el público», expusieron los jefes del equipo.

Desde la federación y las instituciones, optimismo, prudencia y llamamientos a la afición para que rebose de nuevo el histórico recinto de la Complutense. «Necesitamos el lleno. Los jugadores agredecen muchísimo que se genere un ambiente como el que tuvimos ante Rumanía. Vivimos un gran momento, está en nuestra mano volver a un Mundial. Todos sentimos mucho orgullo de la camiseta que defienden, que es la nuestra, y estamos convencidos de que estaremos en Japón», subrayó el director general del CSD, conocido ‘rugbier’.

El trofeo del Mundial ya está en Madrid

La Copa William Webb Ellis, el trofeo que recibe cada cuatro años el ganador del Mundial de rugby, ya está en Madrid. En el marco del Rugby World Cup 2019 Tour Trophy, una gira que lleva el galardón a distintas partes del mundo en el año previo a la cita mundialista, va estar en España. El domingo 11, con motivo del partido entre España y Alemania del Seis Naciones B, se montará un ‘photocall’ antes del inicio del encuentro y todos los espectadores que hayan adquirido entrada podrán contemplar la copa y fotografiarse con ella.

«La ilusión es máxima y estamos convencidos de que España va a ganar primero a Alemania y después a Bélgica, pero hay que ser prudentes. Tenemos muchas ganas de que pasen estos dos partidos y de llegar al Mundial», apuntó, por su lado, el vicepresidente de la Española. Al llamamiento se ha sumado el primero de los españoles, que ya estuvo en 2016 en Zorrilla para presidir históricafinal de Copa en la que el Chami, el Silverstorm El Salvador, le ganó al todopoderoso vecino del VRAC Quesos Entrepinares por 13-9.

Fotos

Vídeos