Fútbol sala

El prestigio de ser una referencia mundial

Fernando Aguilera conduce el esférico en un encuentro de ElPozo de Murcia./
Fernando Aguilera conduce el esférico en un encuentro de ElPozo de Murcia.

El granadino Fernando Aguilera ha sido nominado para lograr el galardón al mejor jugador joven del planeta | El ala-pívot de ElPozo dice que «no me imagino ganando el Umbral Futsal Award», pero también que «el mayor premio es representar a España»

Sergio Yepes
SERGIO YEPES

Que el ala-pívot granadino Fernando Aguilera (17/10/1995) protagonizó una temporada 2016/17 de auténtico ensueño no solo se puso de manifiesto con el hecho de que se tratase de uno de los principales responsables de que ElPozo de Murcia pudiera conquistar en Antequera la vigésimo séptima edición de la Supercopa o en Guadalajara la séptima de la Copa del Rey. O con el galardón con el que incluso fue reconocido por la Liga Nacional de Fútbol Sala como el jugador revelación de la Primera división después de haber firmado 19 goles en 35 partidos -11 en condición de titular-. Y todo, porque la que fue la campaña de su estreno como miembro del primer equipo pimentonero ha acabado dando para mucho más en el plano individual.

De hecho, el de Algarinejo ha sido nominado para recibir la condecoración más importante que con carácter anual se concede en el ámbito internacional. El prestigioso portal futsalplanet.com lo ha convertido en uno de los diez aspirantes a la distinción que lo elevaría a la consideración de mejor futbolista joven del mundo en este pasado año. A la espera de que este próximo 10 de enero se hagan públicos los resultados de las votaciones, para las que carece del cartel de favorito, ya considera «un orgullo» el tener la catalogación de candidato. No solo por «la importancia» que representan los Umbro Futsal Awards sino porque es que encima así parece haber minimizado el daño que le ocasionó que desde el 10 de septiembre al 8 de diciembre estuviera alejado de las canchas de juego por haber sufrido «la lesión más importante de mi carrera» en la rodilla derecha.

«Para mí es ya es una satisfacción estar en esta lista. En la vida me iba a imaginar que iba a estar nominado entre los diez mejores jugadores jóvenes del mundo. Es para estar muy contento y agradecido a quienes me han incluido», comienza reseñando este que para obtener los laureles deberá competir con otros nueve grandes talentos menores de 23 años.

Se trata del argentino Sebastián Matías 'Mati' Rosa (Pescara) y los brasileños Gabriel Penezio (Joinville), Ygor Mota (Assoeva) y Leandro Lino (Magnus Sofocaba), -todos alas- de los tailandeses Muhammad Osamanmusa (Bangkok BTS) y Panat Kittipanuwong (Chonburi Bluewave) y el iraní Touhid Lotfi (Mes Sungun Varzaghan) -ala-pívots- del iraquí polivalente Ali Hussein (selección Sub 20 de su país) y del pivote uzbeco Akbar Usmonov (Ardus FC). Y que en suma «todos ellos sean bastante buenos» hacen prever al granadino que «no seré el más valorado» entre los ciento diez componentes del jurado, compuesto por seleccionadores, entrenadores, jugadores y periodistas que votarán también en otras nueve categorías.

«No me imagino ganando el premio. Pero eso es una cosa secundaria. Verse ahí ya es un reconocimiento muy bonito. Sinceramente me da igual si gano o no. Lo más importante es que me han gratificado el esfuerzo y el trabajo de un año entero. No hay mejor recompensa que estar representando a nivel mundial a España, a Granada y Algarinejo», señala quien advierte que «ganará al que más conozca la gente», porque «al final somos todos jóvenes». Quien, en definitiva, postula a «Leandro Lino y 'Mati' Rosa» como claros favoritos.

Lesión y operación

A la espera de lo que suceda, el mejor embajador del fútbol sala provincial ha llegado a este punto después de haber pasado por un prolongado bache. El pasado 9 de septiembre, con motivo del segundo partido de la Supercopa que acabó llevando a sus vitrinas el Inter Movistar, se dañó la rodilla derecha y eso le obligó a un largo proceso de recuperación en el que admite que «lo he pasado fatal».

En un principio le dijeron que era un simple esguince. Pero luego se comprobó que tenía el menisco roto, por lo que tuvo que ser operado el 23 de octubre. No pudo volver a la actividad hasta el 9 de diciembre. Contribuyendo a la victoria entonces conseguida ante el Catgas Energía (2-3) se pudo volver a «sentir futbolista». Y el hecho de que los otros tres choques en los que pudo participar se saldaran con victoria -Naturpellet (12-1), O' Parrulo (5-1) y Osasuna Magna (2-4)- le hacen ser optimista de cara a 2018.

«A nivel colectivo los objetivos serán ganar la Copa de España y la Liga, que es donde tenemos opciones porque vamos terceros. Y en el plano personal, seguir recuperando sensaciones y también el nivel del año pasado, porque de esta manera lo demás vendrá solo. Creo que es posible y voy a trabajar muy duro para que así sea», indica quien a sus 22 años confía en que «lo mejor esté por llegar». Por lo pronto, este próximo miércoles puede pegar otro bombazo.

Fotos

Vídeos