Atletismo | Mundial de Birmingham

Óscar Husillos llega favorito a la final de 400 metros

El atleta español Óscar Husillos (izda), y el kuwaití Yousef Karam (dcha) compiten en la ronda clasificatoria de los 400 metros lisos./EFE
El atleta español Óscar Husillos (izda), y el kuwaití Yousef Karam (dcha) compiten en la ronda clasificatoria de los 400 metros lisos. / EFE

Álvaro de Arriba (800), Saúl Ordóñez (800) y Adel Mechaal (3.000) se meten en sus respectivas finales con opciones de conseguir varias medallas | El alicantino Eusebio Cáceres fue octavo en salto de longitud con una marca de 7.91 metros

ALBERTO POZAS

Lo que a priori se presentaba como un campeonato complicado se ha transformado en una competición plagada de posibilidades para la selección española de atletismo. Adel Mechaal (3.000 metros), Álvaro de Arriba y Saúl Ordóñez (800) y Óscar Husillos (400) se clasificaron este viernes para sus respectivas finales en el mundial indoor de Birmingham, todos con claras opciones de subir al pódium en un campeonato en el que los grandes favoritos se han borrado de la lucha por las medallas.

Más información:

Óscar Husillos decidió que se metía en la final de los 400 metros lisos por todo lo alto: batiendo su propio récord de España invirtiendo 45.69 segundos en convertirse en el gran favorito para la medalla de oro en la final de este sábado. "Objetivo cumplido", decía extenuado en zona mixta, sin atreverse a proclamarse favorito, pero teniendo claro que el líder del año, Bralon Taplin, no estará en la final y que el doble campeón Pavel Maslak no está teniendo su mejor invierno. "Mañana será una carrera distinta con rivales distintos", decía antes de marcharse a ponerse en manos del fisioterapeuta.

El de Astudillo corrió con la frialdad de un veterano, cogiendo la calle libre por delante de sus rivales y aguantando su propia velocidad en la recta, batiendo por segunda vez el récord de España de la distancia en apenas unas semanas. Con las plusmarcas nacionales de 200, 300 y 400 metros lisos en la mano, la opción de medalla de Óscar Husillos en la final de este sábado parece la más clara para el combinado español en la eclosión de uno de los atletas más sorprendentes de los últimos años.

El atleta español Adel Mechaal (centro), y el etíope Yomif Kejelcha (izda) compiten en la ronda clasificatoria de los 3000 metros lisos.
El atleta español Adel Mechaal (centro), y el etíope Yomif Kejelcha (izda) compiten en la ronda clasificatoria de los 3000 metros lisos. / EFE

Otra de las mejores bazas para España es de Palamós y se llama Adel Mechaal. El vigente campeón de Europa tiró de oficio en una semifinal muy rápida y aseguró su puesto con una sensata tercera posición y una gran marca de 7:43.83 minutos. "Me he sentido muy fuerte", decía en zona mixta después de anunciar que su objetivo el domingo será la medalla de oro sin que ninguno de los candidatos al título se haya quedado por el camino. "Estoy muy contento, las sensaciones han sido muy buenas" decía, asegurando que se encontrará igual de cómodo en una final rápida que en una final táctica ante la oportunidad única de ser campeón del mundo.

Sin miedo en el 800

"No tengo miedo a nadie". El salmantino Álvaro de Arriba se metía en la final de los 800 metros ganando su semifinal y presentando su candidatura a hacerse con una medalla en la final de este sábado, acompañado por Saúl Ordóñez, que entraba también en la final por tiempos. Con el gran favorito Korir fuera de juego por un problema con su visado, los dos españoles correrán mañana una final muy abierta con el polaco Adam Kszczot como único favorito claro al oro y todo por decidir. Será la primera vez en la historia de esta competición en la que dos españoles corran una final de 800 metros, con Tomás de Teresa como único medallista nacional de la prueba con su plata conseguida en Sevilla en 1991.

No todo fueron buenas noticias en las carreras para España: la soriana Marta Pérez cayó eliminada en las semifinales del 1.500, aunque rozando su marca personal con 4:09.90 minutos y siguiendo en todo momento la estela de la plusmarquista mundial, Genzebe Dibaba, que buscará un doblete histórico después de proclamarse campeona de 3.000 metros pocas horas antes. El toledano Lucas Búa, muy condicionado al correr por la calle interior, también quedaba eliminado al llegar último de su semifinal.

Eusebio Cáceres, octavo en longitud

El alicantino Eusebio Cáceres firmó una nueva actuación internacional decente, aunque nuevamente aquejado por las molestias físicas y lejos del joven que maravilló al mundo antes de llegar a categoría senior. El de Onil terminó octavo en el concurso de salto de longitud con un mejor salto de 7.91 metros conseguidos en su primer intento, con muchos saltos nulos y dolor en unos de sus isquiotibiales.

Fotos

Vídeos