Mundiales de Atletismo

Orlando Ortega repite el puesto de Belgrado

Orlando Ortega entra séptimo en meta. /John Sibley (Reuters)
Orlando Ortega entra séptimo en meta. / John Sibley (Reuters)

El español, una de las grandes opciones de medalla, finaliza séptimo en los 110 metros vallas

ALBERTO POZAS

Con mejores sensaciones que hace unos meses, pero tan incapaz como entonces de luchar por las medallas, el español Orlando Ortega terminó séptimo en la final de los 110 metros vallas del mundial de Londres, dejando una buena estampa, pero cerrando un año que él mismo definió como «muy complicado» ante las cámaras. No salió mal el subcampeón olímpico, pero no exhibió la aceleración que le dio la plata en Río de Janeiro: «Hay que estar serio, pero ¿qué se le puede hacer?», decía, cariacontecido, un minuto después de ver cómo el jamaicano Omar McLeod volvía a batirle como en la final olímpica. Séptimo en el euroindoor de Belgrado, séptimo en el mundial de Londres pero sin excusas: «Quedó mucho trabajo por hacer», dijo, sentenciando: «No estoy nada contento».

Más información

La carrera de Ortega, que terminó séptimo con 13.37 segundos, discurrió algo lejos de la pelea por las medallas. El jamaicano Omar McLeod hizo valer su condición de favorito y repitió el guion de Río de Janeiro con 13.04 segundos y dejando al ruso Shubenkov, que defendía título, en la plata con 13.14 segundos. En tercera plaza, un hombre habituado a llegar por detrás de Orlando Ortega a la meta: el húngaro Balázs Baji (13.28).

Ana Peleteiro, marca y lesionada

Sellando con broche de oro el año de su resurrección, la gallega Ana Peleteiro se metió en la mejor del triple salto con un tercer intento de 14.23 metros que, además de conseguir un nuevo récord regional, suponían la séptima plaza y ser la mejor triplista española en esta competición por delante de instituciones como Carlota Castrejana, Patricia Sarrapio o Conchi Paredes. Una mala caída en su cuarto intentó truncó una final que, en cualquier caso, termina con un resultado esperanzador para una joven llamada a triunfar en esta prueba: «Es la peor forma de quedar séptima en un mundial pero tengo que estar contenta», dijo.

Las noticias del triple llegaron en categoría tanto femenina como masculina. El castellonense Pablo Torrijos se metió en la final con una marca de 16.80 metros certificando el aire libre de la recuperación después de desplazarse a Madrid.

Fotos

Vídeos