Rugby

El XV del León sueña con el Mundial de Japón

La selección española de rugby, en un amistoso ante Uruguay./EFE
La selección española de rugby, en un amistoso ante Uruguay. / EFE

El Central de la Complutense de Madrid acogerá el partido ante Rumanía, el más importante para los españoles de este siglo ya que un triunfo ante el cuadro rumano acercaría a España para la Copa del Mundo de 2019

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

«Nos vemos jugando el partido inaugural del Mundial contra Japón», insisten tanto Santiago Santos, seleccionador español de rugby, como su capitán, Jaime Nava. «Cada mañana cuando tomo el café me imagino jugando el Mundial, además el primer partido sería con el anfitrión», explica con ilusión y algo de nerviosismo el madrileño, que sabe, como el resto de sus compañeros, que está a unas horas del partido más importante del XV del León en este siglo, ya que podría ser clave para jugar su segundo Mundial. La reciente victoria ante Rusia (13-20) en Krasnodar, además de dejar abierto el camino a la repesca, le permite depender de sí misma para lograr la clasificación directa para la cita de Japón en 2019.

Enfrente está Rumanía y, aunque los estadística confirma que no son favoritos (sólo dos triunfos españoles, uno en 1992 y otro en 2012) los españoles llegan esperanzados y muy motivados. «Saber que ganar nos puede dar la llave directa al Mundial hace que la fatiga (del partido en Rusia y posterior regreso) desaparezca y la gente se recupere mucho antes. La repesca la tenemos muy bien encaminada pero el sueño es clasificarse por la vía directa», apunta Santos. «No nos hemos visto hasta ahora dependiendo de nosotros mismos», insiste Nava, que es uno de esos jugadores comprometidos sobre los que se ha asentado estos últimos cinco años con el seleccionador y su staff.

«La repesca la tenemos muy bien encaminada pero el sueño es clasificarse por la vía directa» SANTIAGO SANTOS

Viendo el histórico es evidente que España no es la favorita. «En Rusia ya rompimos unas estadísticas que también eran demoledoras con lo cual ganamos doblemente. Somos conscientes de que Rumanía es un muy buen equipo, muy competitivo. Pero España ahora mismo también es muy competitiva, planta cara prácticamente a cualquier equipo. Tenemos nuestras armas y si las sabemos utilizar podemos ganarles», cree Nava.

El combinado español, en el que hay mayoría descendientes de exiliados por la guerra civil, tienen claro el plan a seguir. «Debemos cometer muy pocos fallos, ser muy buenos en defensa, tener placajes muy duros y mantener nuestra esencia. Rumania es un equipo muy físico, con una delantera muy potente y que basan su juego en la melé. Hay que tener la pelota y mostrar nuestra velocidad», explica Guillaume Gautier, el vicecapitán de la selección.

«Debemos cometer muy pocos fallos, ser muy buenos en defensa, tener placajes muy duros y mantener nuestra esencia» Guillaume Gautier

En cuanto a las bajas, por el momento no hay nadie descartado aunque es cierto que hay varios tocados (Marco Pinto o Juan Anaya) lo que podría abrir la puerta a Quentin García. «Es un gran jugador, ha estado en algunas concentraciones. Tiene un buen lanzamiento de touche, muy duro en el contacto, muy bueno en melé y se ha acoplado perfectamente a nuestro sistema. Estamos aquí porque tenemos un gran grupo de jugadores, no solo son los veintitrés con los que contamos. Para ir a un Mundial hace falta tener tres o cuatro jugadores por puesto porque nunca sabes cuando puede haber una lesión», cree el técnico.

Apoyo del público

Rumanía, que se impuso a Alemania por 85-6, «tiene mucha potencia física» por lo que será necesario «poner placajes muy duros». Eso sí, Santos cree que «el ataque de Rusia es mucho mejor que el de Rumanía, plantea muchos más problemas, tiene jugadores más rápidos pero tengo mucha fe en nuestra defensa. Lo más peligroso es conceder golpes de castigo y maules a cinco metros. Tenemos fe en el rugby de movimiento, lo que más nos gusta es tener el balón en las manos. Nos movemos bien en el caos. Tenemos magia y alguna sorpresa preparada habrá», adelantó con una sonrisa.

«En Rusia ya rompimos unas estadísticas que también eran demoledoras, tenemos nuestras armas y si las sabemos utilizar podemos ganarles» NAVA

Jaime González Castaño, director General del Consejo Superior de Deportes y conocido aficionado al deporte del balón ovalado, cree que El Central de la Universidad Complutense de Madrid -que luce un aspecto espectacular tras el cambio de césped- será un factor importante para el triunfo español. «Me siento un privilegiado de poder estar viviendo este gran sueño del rugby español. Estoy completamente convencido de que el domingo se va a llenar hasta la bandera. Creo que importantísimo el apoyo de todo el público (las entradas son gratuitas para los menores de 16 años). El corazón no solo se defiende pero ayuda. Estoy convencido de que van a sentir el aliento de la gente y de que este sueño es posible», apuntó, sin querer aventurarse, como Nava, en que vaya a ser la mejor entrada de la historia del recinto. Lo que sí está claro es que el gran sueño del rugby español, «llevar la camiseta del ‘león’ al Mundial de Japón», está más cerca. Marzo traerá consigo el resto de partidos, empezando por Georgia, después Alemania, que también se disputará en el Central , y por último Bélgica.

Fotos

Vídeos