Atletismo

Jamaica pierde la chispa

El atleta jamaicano Omar McLeod. /Reuters
El atleta jamaicano Omar McLeod. / Reuters

El país caribeño acude a Birmingham en crisis, y es que tras la renuncia de McLeod y la retirada de Bolt ya no le queda ningún medallista del pasado Mundial, su peor campeonato en 30 años

MIGUEL OLMEDAMadrid

No hace tanto, hablar de Jamaica era hacerlo del paraíso de la velocidad. Un país en el que el más perezoso corría por castigo. Los ‘trials’ para entrar en el Mundial o en los Juegos Olímpicos de turno eran una guerra sin cuartel, con atletas por debajo de los 10 segundos en el 100 y rondando los 20 raspados en el 200 que salían de todos los rincones. Entre ellos brillaba Usain Bolt, el héroe de todos. A lo largo de la década que se prolongó su carrera, el ‘Rayo’ ganó todo lo que podía ganar. Por hacer recuento: ocho medallas en Juegos Olímpicos, todas de oro; y catorce preseas en Campeonatos del Mundo, once de ellas de color dorado. Bolt no estaba solo, y de igual manera su declive ha sido también el de toda una generación. Ahora, la velocidad en Jamaica es un solar.

Empezando porque en el pasado Mundial de Londres la delegación del país caribeño apenas volvió a casa con cuatro medallas. No se recordaba un registro tan pobre en Kingston desde hacía 30 años, en el Campeonato del Mundo celebrado en Roma en 1987. Entonces la actuación fue todavía peor, ya que ninguno de los metales fue de color dorado. En 2017 sólo Omar McLeod salvó el orgullo nacional, pero de cara al Mundial de pista cubierta de Birmingham, Jamaica ni siquiera podrá jugar esa baza. Ni esa ni ninguna de las otras tres que tuvieron premio (de bronce) en Londres: Bolt está retirado y Ristananna Tracey, igual que las integrantes del relevo 4x100, no compite en pista cubierta.

El caso de Omar McLeod preocupa especialmente a la Federación Jamaicana porque se trata de la principal estrella del atletismo nacional. Vigente campeón mundial en pista cubierta, al aire libre y olímpico en 110 metros vallas, es también el único atleta de la historia capaz de bajar de 13 segundos en las vallas cortas y de 10 segundos en los 100 metros lisos. Cuando todo el mundo esperaba que estuviera en Birmingham (del 1 al 4 de marzo) defendiendo su título ante el trío de estadounidenses que forman Aries Merritt, Jarret Eaton y Devon Allen, e incluso la IAAF le había incluido en las listas provisionales del campeonato, McLeod ha renunciado a la pista cubierta.

‘Guerra’ entre la Federación y McLeod

El agente del vallista, Claude Bryan, ha emitido un comunicado en el que critica duramente a la Federación Jamaicana, a la que acusa de no haber consultado a su representado acerca de su presencia en el Mundial. «Si lo hubieran hecho, ya sabrían que era extremadamente improbable que acudiera», asegura. «Decir que se retiró después de haber sido seleccionado es mentira y no fomenta una relación sólida entre el atleta y la federación», continúa el escrito, que concluye diciendo que McLeod «está en gran forma, esperando a la temporada al aire libre y con intenciones de representar en un futuro a Jamaica».

Así las cosas, el país caribeño se encomienda en Birmingham a otra cara conocida por el mundo del atletismo como es Elaine Thompson. La velocista de 25 años tiene en su haber algunas de las mejores marcas de la historia tanto en 60, como en 100 y 200 metros, y en los Juegos de Río se convirtió en la primera mujer en doblar oro en ambas desde la polémica Florence Griffith Joyner en Seul 1988. Sin embargo, Thompson tuvo que conformarse con un quinto puesto en el hectómetro en Londres el año pasado, y esta temporada invernal todavía no ha bajado de 7.12 en el 60, lejos de las primeras atletas del ranking mundial. De su categoría, de los relevos de 4x400 tanto masculino como femenino y del buen hacer de Natoya Goule y Danniel Thomas-Dodd en dos disciplinas tan poco jamaicanas como el 800 y el peso, depende el prestigio de toda una nación.

Fotos

Vídeos