Suspendido cautelarmente

Investigan a un profesor de la Federación de Boxeo de Castilla y León por presuntos abusos

Los hechos afectarían al menos a dos jóvenes de 18 y 17 años y a una de 14, todas ellas alumnas de Madrid

EUROPA PRESSVALLADOLID

La Federación de Boxeo de Castilla y León ha presentado denuncia contra uno de sus entrenadores, I.M.G, por supuestos abusos sexuales sobre al menos dos alumnas de 18 y 17 años y mandar WhatsApp de contenido impropio a una de 14, las tres residentes en la capital madrileña y a las que daba clase en un gimnasio privado.

Tras conocer la supuesta conducta delictiva del entrenador, de 36 años, de origen asturiano y residente en Madrid, la Federación de Boxeo de Castilla y León, como primera medida, puso los hechos en conocimiento del Consejo Superior de Deportes y de la Dirección General de Deportes de la Junta, suspendió cautelarmente a I.M.G. y optó finalmente por interponer la oportuna denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 3, en funciones de guardia, según han informado fuentes jurídicas.

Sin embargo, la denuncia interpuesta inicialmente por la federación castellanoleonesa en Instrucción 3 de Valladolid ha llegado finalmente hasta el Juzgado de Instrucción 3 de Carmona (Sevilla), que se ha hecho cargo de las diligencias del caso.

El denunciado, según las mismas fuentes, ha ejercido como entrenador en Asturias y Madrid y lleva vinculado a la federación castellanoleonesa desde hace casi tres años, si bien no ha llegado a dar clases en Castilla y León. La licencia única le permite estar federado en una comunidad y ejercer su actividad como entrenador en otra, como es este el caso.

La madre de una de las afectadas dio la alarma

Las alarmas saltaron el pasado año cuando a primeros de abril el presidente de la Federación en Castilla y León, Pedro Retuerto, recibió el correo electrónico de la madre de una de las afectadas, de 18 años, en el que ésta requería contactar con él para ponerle al corriente de unos hechos muy graves.

Fue entonces cuando se pudo saber, según la progenitora de la afectada, que una de las alumnas, de 18 años, había sufrido presuntos abusos a finales del mes de marzo de 2017 durante su desplazamiento con su profesor de boxeo a distintas competiciones en Sevilla, donde se habrían alojado en la misma habitación del hotel.

La púgil, con posterioridad, tras mostrar en su casa una conducta extraña y encerrarse en su habitación, terminó por confesar a su madre lo ocurrido en Sevilla y que las relaciones habrían sido en contra de su voluntad.

A partir de entonces, otras alumnas se animaron a contar sus respectivos casos, entre ellos el de una de 14 años que habría recibido un WhatsApp de su profesor de fuerte contenido sexual y el de otra que hoy cuenta con 19 años pero que habría sido también objeto de abusos en Madrid cuando tenía 17.

Esta última, quien ha testificado ya en dos ocasiones por exhorto en un juzgado de Leganés, mantiene que fue objeto de tocamientos y de una relación sexual plena entre 2015 y principios de 2017, hasta que decidió contar lo ocurrido tras ser informada por otra supuesta víctima de que no era la única afectada. "Me abrió los ojos y fue entonces cuando las dos decidimos contarlo. Todo el mundo metido en el boxeo está ya al corriente de lo ocurrido", explica la joven, quien en su momento precisó de asistencia psicológica que tendrá que volver a recibir y, pese a todo, muestra su deseo de seguir con la práctica de esta modalidad deportiva.

Las dos jóvenes han comparecido hasta el momento en un juzgado de Leganés, a raíz de la denuncia presentada por el presidente de la Federación de Boxeo de Castilla y León, y ejercerán como acusaciones particulares representadas por una misma letrada.

Fotos

Vídeos