MÁS DEPORTE

Goles para dar más visibilidad al deporte de la discapacidad intelectual

Goles para dar más visibilidad al deporte de la discapacidad intelectual

Cerca de quinientos deportistas de toda la provincia se citaron en Armilla para celebrar la décimo tercera edición de este torneo

CÉSAR GUISADOGRANADA

Aquí cada gol se celebra como si fuera el de una final de la Champions. Y también cada canasta. A la meta se entra tirando más con el corazón que con las piernas y también se aplaude al rival cuando gana, o se le ayuda a levantarse cuando cae. Es un deporte de una pureza extraordinaria porque se erige sobre el único pilar de la superación personal y del trabajo colectivo. La Ciudad Deportiva de Armilla acogió la pasada semana el encuentro deportivo que cada año organizan y celebran los colegios de educación especial de toda la provincia, con cerca de quinientos participantes en esta edición. Ya son trece con la de este año y el éxito viene asegurado antes de que el balón eche a rodar porque los objetivos son tangibles: convivencia entre deportistas y visibilidad hacia el mundo.

A las once de la mañana del pasado miércoles comenzaron a jugarse los primeros partidos. Los de fútbol sala y baloncesto en las pistas exteriores aprovechando el magnífico día que hizo, y de corta duración estos ya que se trataba de jugar, todos contra todos. Los árbitros, alumnos de ciclos en Actividades Físicas del centro La Blanca Paloma, aplican un reglamento algo más suavizado que el habitual en competiciones bajo amparo federativo. Aquí, lo más importante no es aplicar bien la regla de pasos en el baloncesto, sino jugar en equipo. Aprender a ganar y a perder. Esforzarse y reconocer el mérito del rival.

Mediada la jornada llegó el turno para la carrera de atletismo. Un circuito sobre tierra que bordeó el campo de rugby de la instalación armillera para finalizar en una meta instalada dentro del pabellón cubierto, donde se preparó un recibimiento propio de las grandes citas con 'speaker', entrevistas, música y un público preparado para aplaudir a los sufridos atletas.

«Necesitan una cita como esta para reivindicar su lugar en el deporte»

Así se orilló al final de este encuentro, con la celebración de las finales, exhibiciones de gimnasia deportiva, baile, batukada y la ceremonia de entrega de trofeos. También se jugó al floorball y al fútbol dentro de un colchón hinchable.

Elisa Alcalá es la jefa de estudios del colegio Jean Piaget. Pondera el esfuerzo de todos los colegios, fundaciones y asociaciones que ayudan a organizar cada año estos encuentros. Dice que se trata de vivir «un día de convivencia, de compartir unos con otros ya que a través del deporte podemos visibilizar a ese sector de la población que está ahí. Los chicos con necesidades educativas, no sólo en el plano intelectual sino también en el psicomotriz, necesitan de una cita como esta para reivindicar su lugar en el deporte», asevera.

Cuenta Alcalá que sus alumnos, al sentirse protagonistas y capaces de llevar a cabo esta actividad, cincelan aspectos como el trabajo en equipo «porque son buenos trabajadores de grupo. Y lo vimos tanto en el fútbol como en el baloncesto o corriendo la gymkhana. Quien ganó se llevó un trofeo y quién no lo hizo se fue con una medalla porque ganaron en superación», explica.

Los ganadores

El Colegio Luis Pastor de Motril ganó el torneo de fútbol sala y la Sagrada Familia, hizo lo propio en baloncesto. Además de estos, participaron los alumnos del Jean Piaget, Nuestra Señora de la Esperanza de Guadix, el colegio San Rafael y el Santa Teresa, también las fundaciones Purísima Concepción y Docete Omnes. Además, contaron con la colaboración de los alumnos del centro de formación La Blanca Paloma, de la Universidad de Granada, de Diputación, de floorball Granada y de la firma granadina Sinergia Sport.

Cabe matizar que se trató de un encuentro integrador. Una competición adaptada a un ritmo determinado y bajo unas normas concretas, definidas para deportistas con discapacidad intelectual. Sin embargo, estas asociaciones no dejan de lado la faceta inclusiva. En el Jean Piaget, dentro de unos días retomarán la natación en Armilla. Y dentro de una semana recibirán la visita de los alumnos de tres colegios de la Comarca de El Temple, de Fornes, Játar y Jayena, con quienes se han estado carteando de forma tradicional desde hace algún tiempo. Los del Purísima Concepción continuarán con sus sesiones de natación en Inacua y los chicos y chicas del Luis Pastor tienen programadas visitas a la Sierra.

Fotos

Vídeos