Rugby

Feos, fuertes, formales y soñadores

Feos, fuertes, formales y soñadores

Trece franceses y hasta dos neozelandeses integran un vestuario español diverso y a la vez unido

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

El XV del León se nutre de un buen grupo de jugadores que no contemplan poder llegar a la selección ‘Bleu’, una de las más poderosas del mundo. Entre los elegidos para la cita, trece franceses y hasta dos neozelandeses integran un vestuario diverso donde las conversaciones y las bromas fluyen, aunque sea en la lengua del país vecino. Se perdió esta batalla pero el compromiso es absoluto.

Así lo ha expuesto en diversas ocasiones el gran capitán Jaime Nava, que a sus 34 años se perdió por una lesión en la ingle histórica cita ante los belgas y que supone un buen ejemplo de lo que es España. Emigró a Francia para crecer y desarrollar su carrera, con sólo 21 años ya era titular con los ‘leones’ y llevaba tres años en División de Honor. Volvió el año pasado para defender los colores del Alcobendas, un club del norte de la Comunidad de Madrid que ahora gestiona más de 600 fichas, algo impensable en el rugby español pero que evidencia su reconversión.

Más información

‘Feo, fuerte y formal’, el himno al rugby de Loquillo que encontraron por casualidad estos españoles, asimilados, hijos o nietos de españoles que han nacido en Francia o viven allí, y hasta algún tipo de las Antípodas que está casado con una vasca y presume de tener tres nacionalidades: neozelandesa, vasca y española.

Unos y otros, grandes y fuertotes en su físico y su mente, educados bajo los valores del esfuerzo y el respeto que tan bien simboliza el deporte del tercer tiempo, tan alejado de los millones y del gran escaparate mediático que representa el fútbol. Por eso no cabían los incidentes del final. Saber perder, saber ganar...

Fotos

Vídeos