Multideporte

Los dioses del deporte caen pero el dinero sigue al mando

Usain Bolt, lesionado en su última carrera./Reuters
Usain Bolt, lesionado en su última carrera. / Reuters

El año 2017 vio cómo caían algunos de los dioses de la competición, como Usain Bolt, Novak Djokovic, la selección italiana de fútbol o el deporte ruso y su escándalo de dopaje, mientras que Leo Messi lo pasaba mal con Barcelona y Argentina

AFP

El año 2017 vio cómo caían algunos de los dioses de la competición, como Usain Bolt, Novak Djokovic, la selección italiana de fútbol o el deporte ruso y su escándalo de dopaje, mientras que Leo Messi lo pasaba mal con Barcelona y Argentina.

Uno que se mantenía, el ciclista británico Chris Froome, resbaló al final tras verse envuelto en un caso de dopaje. Al mismo tiempo, el dinero se adueñaba un poco más del deporte, siguiendo la tónica d los últimos años. De este modo, Neymar, que aspira al trono de Cristiano Ronaldo y Messi como mejor futbolista del mundo, vio cómo la única manera de intentarlo era un nuevo proyecto.

El brasileño aceptó la apuesta del París Saint Germain y se marchó al club francés, que pagó 220 millones de euros por su fichaje. Pese a realizar las dos mayores inversiones de la historia en el mundo del fútbol, al asegurarse a Kylian Mbappé por 180 millones, el PSG tiene todo atado para cumplir el Fair Play financiero (FPF), que obliga a los clubes a no gastar más dinero que el que generan. Los derechos de televisión y las cantidades astronómicas que mueve el mundo de márketing en los grandes clubes del deporte, con la globalización, permiten cualquier transacción. «Hoy es caro, pero en dos años no lo será. Vamos a ganar más de lo que gastamos. Es un proyecto de marca conjunta», afirmó el propietario catarí del PSG, Nasser Al-Khelaifi, sobre Neymar.

El Mánchester City, también sufragado con dinero del Golfo, aunque en este caso por el emirato de Abu Dabi, vuela en la liga inglesa. Los Citizens, inundados de dinero, y después de una temporada de adaptación de su auténtica estrella, el técnico Pep Guardiola, se pasean en la Premier, con once puntos de ventaja sobre el segundo tras 18 jornadas.

En la Champions, el City ya tenía asegurado el pase a octavos de final, dos jornadas antes del final de la primera fase. La prensa inglesa anuncia estos días que el dinero emiratí propone convertir a su técnico en el mejor pagado del mundo, con un proyecto de aumentar su contrato de 21,3 millones de dólares de su actual compromiso, que termina en 2019, para cobrar 29,3 millones de dólares por año.

Cristiano se ha visto de pronto tercero en el podio de futbolistas mejor pagados, tras Messi y Neymar. Y esa es una competición que no puede perder, por lo que se quejó de ello veladamente tras ganar el Balón de Oro y guiar al Real Madrid al título del Mundial de Clubes. Sabedor de su buen momento y buscando más dinero, lanzó en Abu Dabi, tras marcar el gol de la victoria a Gremio, un mensaje subliminal al club de que quiere más dinero.

«Me gustaría retirarme en el Real Madrid, pero no depende de mí», advirtió. Su contrato termina en 2021, cuando tenga 36 años. La prensa ha ido filtrando las cantidades que cobran cada año Messi, Neymar y Cristiano tras firmar sus últimos contratos.

Messi percibiría una cantidad cercana a los 50 millones de euros, mientras que Neymar cobraría 36 y Cristiano 23,5. Una afrenta para el portugués. El dinero domina y seguirá en el trono. Su eternidad contrasta con la caída de los grandes. La mayor caída llegó con Usain Bolt, uno de los mejores deportistas de todos los tiempo.

El velocista jamaicano, que siempre había hecho tripletes de oro en las grandes citas, salvo una vez que fue descalificado, se tuvo que conformar en el Mundial de Londres-2017, en su retirada, con un bronce en 100 metros, sin poder terminar el relevo 4x100 por una lesión. Triste despedida de Bolt, que cayó en el Mundial, pero lo alarmante es que no llegó un relevo, ya que el título en 100 metros fue para el veterano estadounidense Justin Gatlin, de 35 años.

En tenis, Novak Djokovic dejó de ganar en 2017. Después de doce triunfos en Grand Slam en los últimos años, incluidos dos en 2016, pasó en blanco 2017, y dominaron de nuevo Rafa Nadal y Roger Federer.

En 2016, había ganado el Mundial de Fórmula 1 el alemán Nico Rosberg, pero se retiró, y el título en 2017 volvió al británico Lewis Hamilton, que lo había ganado en 2014 y 2015.

En fútbol, la selección italiana de fútbol, tetracampeona del mundo, no se clasificó a Rusia-2018, y Argentina, bicampeona, pasó muchos apuros.

Como en tenis, atletismo o Fórmula 1, los viejos rockeros han vuelto a la ruta, y Brasil se paseó en las eliminatorias y presenta su candidatura al título.

Rusia, potencia del deporte, deberá ahora edificarse sobre sus cenizas, después de que se le prohibiera participar en el Mundial de atletismo de Londres-2017 y recientemente en los Juegos de Invierno de Pyeongchang-2018, debido al dopaje generalizado promovido desde sus estructuras de mando.

El británico Chris Froome parecía ser uno de los campeones en mantenerse, ganando Tour de Francia y Vuelta a España, pero como un dios con pies de barro dio positivo en esta última por un broncodilatador.

Los gigantes del deporte van cayendo, pero el dinero está más que nunca al mando del mismo

Fotos

Vídeos