Pyeongchang 2018

La noruega Björgen bate el récord de medallas en unos Juegos de Invierno

Marit Björgen celebra el bronce. /Afp
Marit Björgen celebra el bronce. / Afp

La italiana Goggia también hace historia e impide la despedida dorada de Vonn, que sólo pudo ser bronce en su último descenso olímpico

PABLO SAN ROMÁNPyeongchang

La noruega Marit Björgen estableció este miércoles un nuevo récord de medallas en la historia de los Juegos de Invierno, consiguiendo con su país el bronce en la prueba de ‘sprint’ por equipos de esquí de fondo en Pyeongchang 2018, lo que supone su 14º metal olímpico. Björgen, de 37 años, supera así a su compatriota Ole Einar Björndalen, mítico biatleta, con el que compartía hasta ahora el primer puesto de número de medallas, con 13.

«Es todavía difícil de creer. Creo que necesitaré un tiempo para echar la vista atrás y comprender cómo he sido capaz de lograr esto. Me cuesta creerlo», admitió la fondista noruega. La prueba de ‘sprint’ por equipos la ganó Estados Unidos, por delante de Suecia, que se colgó la plata, y de Noruega.

Björgen, que hizo equipo relevándose con Maiken Caspersen Falla, pudo haber logrado un metal de mayor categoría, ya que los tres equipos en el podio libraron una emocionante batalla, que se decidió en la última recta, al ‘sprint’. Pese a llevarse el bronce, Björgen pudo lograr su récord histórico. Había llegado a esta cita en Corea del Sur con 10 medallas.

En Pyeongchang 2018 logró antes de este miércoles el oro en relevos, la plata en skiatlón y un bronce en el 10 km libre. El palmarés olímpico de Björgen queda ahora con siete medallas de oro, cuatro de plata y tres de bronce.

La italiana Sofia Goggia también hizo historia para Italia al convertirse este miércoles en la primera esquiadora de su país en ganar el oro olímpico en la prueba reina del descenso en categoría femenina. La estadounidense Lindsey Vonn hubo de conformarse con el bronce en su adiós a su prueba favorita en los Juegos, en una jornada aciaga para su país, ya que el equipo masculino de hockey sobre hielo fue eliminado en cuartos de final por la República Checa.

Goggia confirmó ser la mejor esta temporada en descenso (lidera la Copa del Mundo de la especialidad) y que superó a la noruega Ragnhild Mowinckel (plata) por 9 centésimas, y a Vonn por 47.

La estadounidense anunció al término de la prueba que el de Pyeongchang fue su último descenso olímpico. La reina estadounidense de la velocidad se queda por el momento con sólo una medalla de oro olímpica, ganada en 2010 en Vancouver. Una lesión le privó de participar en los Juegos de Sochi 2014.

Emoción en el adiós

«Siento mucha emoción porque éste será sin duda mi último descenso olímpico... Por supuesto que extrañaré los Juegos Olímpicos», declaró Lyndsey Vonn. La estadounidense, de 33 años, que cuenta con 81 victorias en Copa del Mundo, a cinco del récord que ostenta el sueco Ingemar Stenmark, logró este miércoles su tercera medalla olímpica, tras el oro en descenso y el bronce en supergigante, ambas en Vancouver 2010.

Apodada ‘cavallo matto’ (caballo loco) por su modo extremo de deslizarse sobre las tablas, ajena al riesgo que conlleva su especialidad, Goggia unió su nombre al de su compatriota Zeno Coló como único italiano que había ganado la prueba reina en unos Juegos Olímpicos (Oslo-1952). «Hoy realicé una carrera sólida, sin fallos, lo que no está garantizado conmigo», reconoció la triunfadora italiana.

Gigantes caídos en hockey

Por su parte, Estados Unidos, que había llegado al menos a semifinales en los dos últimos torneos olímpicos de hockey sobre hielo, fue eliminado en cuartos de final por la República Checa (2-2, 1-0 en los penaltis). Sin los jugadores de la prestigiosa NHL, el equipo estadounidense está compuesto por jóvenes universitarios y por veteranos que ya abandonaron el campeonato norteamericano. Los estadounidenses fueron finalistas en Vancouver 2010, y semifinalistas en Sochi 2014. Además de la República Checa, pasaron a semifinales Canadá, Alemania y la Organización de Atletas Rusos.

Fotos

Vídeos