Kramer entra en la historia olímpica; Gerard la comienza a escribir

El holandés Sven Kramer celebra su tercer oro olímpico en patinaje. /Reuters
El holandés Sven Kramer celebra su tercer oro olímpico en patinaje. / Reuters

El patinador holandés es el primero que logra tres oros olímpicos en 5.000 y el ‘snowboarder’ estadounidense es, con 17 años, el segundo ganador más joven en unos Juegos de Invierno

COLPISA/AFPPyeongchang (Corea del Sur)

El holandés Sven Kramer hizo historia al convertirse en el primer patinador de velocidad tres veces campeón olímpico en la misma prueba, los 5.000 metros, igual que el estadounidense Redmond Gerard, ganador del oro de ‘snowboard slopestyle’, con 17 años y 222 días, que se erigió en el segundo más joven ganador en una prueba individual de los Juegos de Invierno.

Pero la hazaña de Kramer no quedó ahí, ya que a sus 31 años logró el mejor tiempo de la historia olímpica en esta distancia con 6 minutos, 9 segundos y 76 centésimas, convirtiéndose además en el patinador de velocidad con más medallas olímpicas de la historia, con ocho.

Más información

Kramer se colocó también como el holandés más recompensado en los Juegos Olímpicos, incluyendo también las ediciones de verano, superando las siete podios del nadador Pieter Van den Hoogenband.

La lluvia de récords no le hizo caer en la euforia. «Es algo interesante, pero estoy ya concentrado en la próxima distancia. Por supuesto, es estupendo tener tres medallas de oro seguidas en los 5.000 metros y está bien hacer historia. Pero yo busco sobre todo recuperarme lo antes posible antes de la próxima competición», declaró.

Por su parte, Gerard comenzó a escribir su historia y solo es superado en récord de precocidad por el finlandés Toni Nieminen, campeón olímpico de saltos de esquí en Trampolín Grande en 1992 en Albertville, cuando contaba con 16 años y 261 días.

Gerard es además el primer campeón olímpico de invierno en nacer en los años 2000, el 29 de junio del 2000 en concreto.

Precocidad en los Juegos

Entre hombres y mujeres, la patinadora estadounidense Tara Lipinski ostenta el récord, con el oro de Nagano-1998, cuando contaba con 15 años y 255 días.

«Me decía a mí mismo que podría hacerme con una cuarta plaza o algo así. Sigo diciendo que me gusta la cuarta plaza. Es mi posición. De este modo no tendría medios de comunicación detrás, no has quedado mal y estás cerca del podio. Pero no hay duda de que no hay nada mejor que la primera plaza», dijo el estadounidense tras la victoria.

En la misma senda de precocidad se puede situar la francesa Perrine Laffont, de 19 años, que ganó el pulso nacional al líder natural de la delegación francesa, Martin Fourcade, rey del biatlón mundial desde hace seis años, para ofrecer a su país su primera medalla, además de oro, en Pyeongchang-2018.

«Es una locura. He soñado con estos muchas veces, lo he imaginado en multitud de ocasiones, lo he visualizado tanto y he sufrido en tantas ocasiones, que es por ello que me vienen unas sensaciones increíbles», afirmó la francesa tras haber domado los baches del esquí acrobático.

Por su parte, Fourcade decepcionó, terminando en octava posición del esprint del biatlón, ganado por el alemán Arnd Peiffer.

Por último, los fondistas noruegos, acostumbrados a dominar esta disciplina, volvieron a demostrar su supremacía en el skiatlón masculino, con un triplete de esquiadores escandinavos, con el menos conocido de ellos en lo más alto del podio, Simen Hegstad Krueger, de 24 años.

Fotos

Vídeos