FÚTBOL

Tarjeta verde al capitán del Vilches y entrenador de infantiles Willy

Willy, en un partido./GARCÍA MÁRQUEZ
Willy, en un partido. / GARCÍA MÁRQUEZ

JOSÉ A. GARCÍA-MÁRQUEZVILCHES

El deporte va más allá de la búsqueda de la victoria o de un resultado positivo. Transmite principios, potencia hábitos, mejora comportamientos y fomenta valores como el esfuerzo, superación, perseverancia, respeto, solidaridad y compañerismo. En esta dirección hay que situar la tarjeta verde que en la última jornada de la liga infantil de Tercera Andaluza vio el entrenador del CD Vilches, capitán a su vez del equipo senior de Primera Andaluza, Pedro Gabriel Sáez Vázquez, conocido en el mundo futbolístico como Willy.

En el Municipal de Marmolejo se disputaba el encuentro entre el CD Útica y el CD Vilches, que concluyó con victoria visitante 1-2. Transcurría el minuto 90 cuando el árbitro Marcos Ortega García se dirigió sorpresivamente al banquillo vilcheño para mostrar la tarjeta verde a Willy, según consta en el acta «por un comportamiento ejemplar durante todo el partido, dando ejemplo a todos los jugadores y directivos que se encontraban en el campo, ya que decía a sus jugadores que no protestaran, que pidieran perdón y se dedicasen a jugar, con una forma de dirigirse a mí en todo momento correcta y ejemplar, con mucha educación».

En Vilches la tarjeta verde a Willy se ha celebrado tanto como el ascenso del equipo. Sus chavales infantiles han quedado segundos en el grupo I de la Tercera Andaluza de Jaén tras un brillante campeonato en el que han cosechado 52 puntos fruto de 17 victorias, 1 empate, 2 derrotas, 76 goles a favor y 23 en contra. El equipo sube a Segunda Andaluza porque el campeón CP Bailén ya cuenta con otro conjunto de la localidad en la misma competición.

La distinción simbólica y excepcional de la tarjeta verde se aplica en España a partir de la temporada 2014-2015. Desde entonces la Real Federación Española de Fútbol lleva a la práctica esta normativa peculiar que obliga a los colegiados a llevar en el bolsillo tres tarjetas: La amarilla y la roja que penalizan y la verde que premia, si bien esta de forma tan infrecuente que en el fútbol andaluz las mostradas apenas sobrepasan el centenar.

La anhelada verde es mostrada por el árbitro a aquel participante del juego, ya sea futbolista, miembro del cuerpo técnico, médico, fisioterapeuta o delegado, que destaque por su juego limpio durante el desarrollo de un partido o en una acción concreta del mismo.

Lesiones superadas

El reconocimiento a Willy ni puede ser más justo ni llegar más a tiempo para una persona que a sus 27 años compagina ser entrenador de infantiles con la capitanía del equipo senior de Primera Andaluza. Futbolista de gran habilidad que se desenvuelve por la banda izquierda, en las cuatro últimas temporadas ha tenido que vencer dos graves lesiones, una de rotura del ligamento y cruzado y otra con fractura de peroné. Superadas ambas, vuelve a integrar cada jornada el once titular del equipo en el que lleva jugado desde categoría benjamín.

Fotos

Vídeos