Atlético Mancha Real

Séptima victoria capital

Los verdes siguen con paso firme en liga. :: juanca martos/
Los verdes siguen con paso firme en liga. :: juanca martos

No fue el mejor partido de los de Rizos pero sí que les valió a estos para lograr su séptima jornada consecutiva ganando y para seguir apretando. El Atlético Mancha Real da continuidad a su racha ante un mal Juventud de Torremolinos

JESÚS MUDARRAMANCHA REAL

No tuvo ayer su día el Atlético Mancha Real pero aun así le valió para ganar, y eso es buena señal. Consiguieron los verdes firmar su séptima victoria consecutiva en un partido gris por su parte, al que entraron tarde y en el que dominaron sin una excesiva profundidad. Enfrente tuvo el conjunto verde a un Torremolinos que a los 20 minutos se salió del encuentro y no volvió a entrar. Y pese a lo fácil que lo pusieron los malacitanos, la imagen no fue la que habría querido Rizos, aunque los tres puntos acabaron en Sierra Mágina.

0

0

Salió dudoso el Mancha Real al partido. Álex Rodríguez lo evidenció en una de las primeras jugadas cuando regaló un balón en defensa que no acabó en nada y Lopito terminó por confirmarlo al intentar atrapar un esférico que acabó dejando muerto frente a su portería. Ibón la empujó dando un sopapo a los manchegos que comenzaron por debajo en el marcador.

El Juventud de Torremolinos se sacó él solo del partido perdiendo los nervios en una jugada en la que acabó quedándose con dos futbolistas menos sobre el césped.
-
Atlético Mancha Real
Lopito, Ordóñez, Nando, Carmona, Álex Rodríguez, Quesada (Armando 70'), Joaquín, Manu Castillo (Eu 77'), Vitu, Garrido y Pedrito (Albertillo 84').
Juventud de Torremolinos
Carlos, Zamo, Chiquero, Rubén, Bru, Isra, Ibán, Tejada (Reina 74'), Agüero, Serrano (Marcos 65') y Miguel (Sánchez 80').
Goles
0 - 1, min. 2: Ibón; 1 - 1, min. 19: Manu Castillo; 2 - 1, min. 40 Vitu; 3 - 1, min. 85: Joaquín (p.), 4 - 1, min. 88 Vitu.
Árbitro
Alfonso Muñoz González, del colegio cordobés, que amonestó a los locales Álex Rodríguez y Pedrito y a los visitantes Ibón (doble amarilla en el 58'), Zamo (doble amarilla 82'), Rubén y Carlos. Expulsó al entrenador visitante Salvador Ruiz por protestar (57') y a Chiquero (58') por una durísima entrada sobre Ordóñez.
Incidencias
partido disputado con motivo de la vigesimoctava jornada de liga en el Grupo IX de la Tercera División en el estadio municipal La Juventud ante unos 700 espectadores.
A pesar de que la nieve de Sierra Mágina llegaba prácticamente a orillas del Juventud, el público acudió al estadio mancharrealeño a animar a un equipo que ofrece su mejor versión.

Le sirvió al menos el tanto en contra para despertar a unos mancharrealeños que se hicieron entonces con la pelota y empezaron a carburar en ataque. La pareja Manu Castillo - Vitu arriba dotó al equipo de una velocidad solo interrumpida por los continuos parones en el juego que el arbitraje de un quisquilloso cordobés. Pese a ello el crecimiento verde era evidente y el gol solo cuestión de tiempo.

Pedrito y Garrido comenzaron a aparecer entre líneas y en un desmarque del primero acabó llegando el tanto del empate. La luchó en el córner para acabar marchándose Pedrito. Corrió la línea de fondo y la puso al primer palo donde apareció Manu Castillo para volver a igualar el choque. Ese gol le vino al equipo enrachado de Rizos como las espinacas a Popeye. Desde ese momento se convirtió en un auténtico ciclón el cuadro jienense.

Manu Castillo, en la contra de una contra, estuvo a punto de hacer el segundo y Vitu también la tuvo en un córner en el que le estorbó Quesada a la hora de rematar. Pero no tendría que preocuparse la plantilla de Rizos, el segundo gol se lo acabaría regalando el portero del Torremolinos. Fue malísimo su saque de portería y el esférico cayó a los pies del peor jugador posible para los intereses malacitanos. Pedrito tuvo la calma necesaria para no precipitarse y la calidad suficiente para ver el desmarque de Ordóñez y asistirle a la perfección. El lateral se plantó en el mano a mano pero acabó dándosela a Vitu, en un alarde de generosidad, para que este la empujase a placer. Se fueron los verdes al descanso con esa mínima ventaja a su favor.

Debacle malacitana

A la vuelta de la caseta, comenzó el descenso de las temperaturas pero no así el del dominio local, que siguió siendo igual de evidente. Más si cabe cuando el Torremolinos demostró nula intención de volver a meterse en el partido. Llegaron a perder tiempo en varias ocasiones los malacitanos, quedándose en el suelo tras faltas, pero cuando terminaron por demostrar que no querían punto alguno de los que había en juego fue en el minuto 57.

Garrido fue al suelo en la pugna de un balón con Chiquero, el colegiado señaló saque de banda y el entrenador se autoexpulsó con unas protestas desmedidas. Siguiendo el ejemplo de su técnico, Chiquero se tomó la venganza haciendo una terrible entrada sobre Ordóñez que le costó la roja directa. Por si esto era poco mal para el Juventud de Torremolinos el capitán, Ibón, que ya tenía amarilla siguió con las protestas de su entrenador para acabar en el mismo sitio que él: el vestuario.

Con ese rosario de amonestaciones y desgracias para los malagueños, el partido quedó convertido en un disfrute de casi media hora para los verdes. Vitu dio un larguero que podría haber sido el tercero y Álex Rodríguez estuvo a punto de resarcirse con un gol a balón parado que acabó siendo anulado por fuera de juego. Puso mucho empeño el cancerbero visitante en que llegase el tercer tanto verde pero Ordóñez se lo pensó demasiado y la acabó sacando un jugador malacitano sobre la línea.

La puntilla

Pese al dominio no terminaba el Mancha Real de cerrar el partido. Llegó a dar un susto en forma de gol anulado el Torremolinos y eso pareció espolear las ganas verdes de anotar. Carmona pudo hacerlo en un balón filtrado al área con el que no llegó a conectar por poco y Eu desaprovechó un inmejorable centro de Ordóñez. Hubo que esperar hasta el 85', cuando el colegiado se inventó un penalti culminando su nefasta actuación, para que Joaquín cerrase el encuentro.

Aún hubo tiempo para que Ibón, que estaba en la grada protagonizando escaramuzas verbales, pudiese ver cómo Vitu sacaba el rifle desde la frontal del área y la pusiese en la misma escuadra. Pegó un buen golpe en la mesa del 'pichichi' ayer el delantero de los verdes. El que no obtuvo el premio del gol fue Ordóñez que lo intentó hasta el último minuto, cuando Carlos le sacó una mano espectacular para su consolación personal.

Seguro que pese a no haber marcado Ordóñez se fue a su casa a sabiendas de que los deberes estaban hechos y de que, a pesar de que no fue el mejor partido que ha hecho su equipo esta temporada, sí que les vale para seguir recortando distancias a los de arriba y dar una nueva muestra de fiabilidad.

Fotos

Vídeos