MARTOS CD

El Martos cae en el estadio del Loja y acaba con nueve

Almansa en uno de los lances del juego./N.J.
Almansa en uno de los lances del juego. / N.J.

JORGE MARTÍNEZ Y J. MUDARRALOJA Y JAÉN

No había presión en ninguno de los dos equipos por la ausencia de los objetivos pero los jugadores del Loja y el Martos CD se tomaron muy en serio el partido que les enfrentó ayer en el Medina Lauxa. El cuadro local se impuso por cuatro a dos a los tucitanos en un partido en el que los de Perales acabaron con nueve jugadores, por las expulsiones de Pepón y Montiel.

Empezaron mejor los lojeños, que no tardaron en enviar al electrónico la superioridad que estaban mostrando en el césped. Por mediación de Tati se adelantó el cuadro local cuando aun no se había llegado ni al primera cuarto de hora de partido.

Chico, con un gran disparo desde la frontal tan solo diez minutos después consiguió ampliar la renta de su equipo hasta los dos goles, pero en la recta final de la primera parte una indecisión entre Nino y Óscar la aprovechó Montiel para poner el dos a uno con el que se llegó al descanso. Tenían mucho que corregir los de la Ciudad de la Peña pero lo que estaba por venir en los segundos 45 minutos no iba a ser positivo para ellos. Y eso que la reanudación no les vino mal.

Jugada letal

Los jienenses consiguieron igualar en el minuto diez de la segunda parte, cuando Ángel cabeceó un centro en el segundo palo y estableció el empate. Sin embargo, en la siguiente jugada el Martos fue castigado con penalti por un agarrón a Chico y, además, Pepón vio la segunda tarjeta amarilla por protestar. Fefo anotó el penalti y puso el tres a dos.

Poco después llegó la segunda expulsión en los marteños y con ella, además de llegar la polémica, estaría ya sentenciado el encuentro. Por dejarse caer en el área contraria decretó el colegiado del encuentro que Montiel debía ver la segunda cartulina amarilla, una acción que dejó a los de rojo (así vistió ayer el Martos CD) con nueve jugadores de campo y sin apenas opciones de poder volver a meterse en el partido. A pesar de ello, con dos jugadores menos el Martos estuvo a punto de empatar en un libre directo de Antonio Bueno que se estrelló en el larguero. Si la madera no hubiera repelido esa pelota estaríamos hablando de otro resultado casi con total seguridad. Pero no fue así y, a quince minutos para el final, llegó el cuatro a dos que acabó siendo definitivo al rematar de cabeza Antonio López una falta botada por Nino.

Fotos

Vídeos