Atlético Mancha Real

El Mancha Real gana al Vélez en el cierre de la temporada

Armando conduce un balón en el Juventud./JUANCA MARTOS
Armando conduce un balón en el Juventud. / JUANCA MARTOS

Los verdes se impusieron al cuadro malacitano a pesar de las numerosas bajas con las que afrontaban el último duelo de la campaña

JESÚS MUDARRAJAÉN

Había que cumplir el último trámite de la temporada y el Atlético Mancha Real lo hizo con eficacia y solvencia. Visitaba a los verdes el Vélez en un encuentro que se presentaba tan intrascendente como el volar de una avispa en verano y también cumplió con las expectativas.

Al poco de comenzar la primera parte ya se sabía que la intensidad iba a brillar en el partido por su ausencia y que lo último que quedaba por saber era cuál de los dos contrincantes se iba a ir de vacaciones con mejor sabor de boca.

En los primeros 45 minutos tampoco se salió de duda. Salió un primer acto ramplón, con dos equipos de una igualdad notoria que sin presión alguna trataron de hacer las cosas bien con más voluntad que acierto. El paso de los minutos evidenció un paso adelante de los manchegos en búsqueda de gobernar el encuentro. Le pilló en el intentó el descanso a los de Rizos pero el periodo de receso sirvió para que a los futbolistas de una y otra escuadra les viniesen las ganas verdaderas de llevarse los últimos tres puntos de la temporada. De hecho en la primera jugada de la segunda mitad se adelantaron los verdes.

Fue buena la presión que efectuó Manu Castillo sobre la salida de balón del Vélez. Se hizo con la pelota el atacante de los manchegos y tiró de generosidad para asistir a Corbacho. No perdonó el ariete y aventajó a los suyos en el luminoso.

Rompió el encuentro el gol pero solo por unos cuantos minutos ya que el carrusel de cambios que vino a posteriori volvió a frenarlo. Hasta que a algo más de 20 minutos para el final Manu Castillo encontró el premio al enorme partido que estaba haciendo. Vino de una contra en la que en su eslalon acabó marchándose hasta del portero antes de empujar la pelota. Consiguió así anotar el segundo gol que arrancó de la grada un aplauso de la grada dirigido también a la segunda vuelta tan espectacular que ha hecho el jugador de los mancharrealeños.

Hubo emoción a final del encuentro, muy a pesar de Rizos, porque cuando restaba un cuarto de hora de juego consiguió recortar distancias el Vélez y apretar el final del partido. Se puso el mono de trabajo el conjunto verde y supo sufrir para acabar la campaña con una sonrisa. Pudo incluso cerrar del todo el encuentro de nuevo Manu Castillo pero esta vez el esférico se estrelló en el poste con un sonido que bien podría haberse interpretado como el cierre de la puerta al salir por ella la campaña 2017/2018.

Fotos

Vídeos