FÚTBOL SALA

Los lagartos amarillos, intratables en La Salobreja

Víctor Montes defiende una acción de ataque ante Trasobares, en la primera mitad del duelo ante el Zaragoza./PEDRO JESÚS CHÁVES
Víctor Montes defiende una acción de ataque ante Trasobares, en la primera mitad del duelo ante el Zaragoza. / PEDRO JESÚS CHÁVES

El Jaén FS firmó su tercera victoria en tres partidos en su cancha y aumenta a cuatro puntos su colchón con la novena plaza

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Hacía falta un triunfo así. Tanto por el guión que tuvo el duelo como por su desenlace final. El Jaén FS se mantiene intratable en su cancha y sigue sumando puntos necesarios para acomodarse en los puestos con pasaporte a la próxima edición de la Copa de España.

El de ayer era un duelo vital para la lucha por hacerse con un boleto para la próxima edición de la Copa de España que tendrá a la capital de España como sede.

Visitaba el pabellón de La Salobreja un bloque en línea ascendente. El Ríos Renovables Zaragoza había sumado dos victorias en las dos últimas jornadas y llegaba a un sólo punto de los jienenses. Así, los hombres de Santi Herrero buscaban sumar sus tres primeros puntos lejos del Siglo XXI esta temporada.

Para los de Dani Rodríguez el choque era el primero de los cuatro partidos que disputarán los jienenses en apenas 14 días. Después de esta cita liguera, el Jaén Paraíso Interior FS tendrá que coger un avión y trasladarse a Palma de Gran Canaria para intentar conseguir un pase a los cuartos de final de la Copa del Rey.

Y sin apenas tiempo de descanso habrán de viajar el viernes a Cartagena para jugar una nueva jornada de la competición regular para la siguiente semana culminar este especial Tourmalet con dos partidos consecutivos en casa en tan solo cuatro días: Osasuna Magna y FC Barcelona Lassa.

Además, Rodríguez tuvo una baja sensible, no pudo contar con uno de sus pivots referencia. Ángel Bingyoba vio una cartulina roja directa por su acción con Pito en el partido de Murcia y se perdió el choque por sanción.

Alan Brandi y Mauricio fabricaron la ocasión más clara en el arranque del duelo. El primero la aguantó con temple ante la salida del 'muro humano' Iván Bernard y cedió al brasileño que la cruzó en exceso.

Los maños presionaban arriba la salida desde atrás de los amarillos. Y el partido era intenso y con alternativas en su inicio.

Pero apareció la jugada que sólo ven aquellos jugadores que poseen algo especial. Dídac Plana, desde su campo, observó a Iván fuera de su portería y con una precisión quirúrgica alojó el esférico en la red a los seis minutos de juego.

El tanto reforzó la fe y el juego de los lagartos que tuvieron al Zaragoza desconcertado y noqueado durante unos minutos. Iván Bernard salvó los muebles, ante Boyis primero y frente a Carlitos poco después.

Plana redondeó su gran actuación sacando un pie salvador ante un disparo de Thiago Cabeça. Pero a renglón seguido, Adri Ortego, con pierna derecha, limpio de telarañas la escuadra derecha de la portería jienense, con una volea de muy bella factura. Partido nuevo.

El choque mantuvo su guión. Presión asfixiante en ambos bandos, continuas llegadas y un duelo atractivo para el espectador.

Además, se produjo un vistoso intercambio de golpes. En el minuto 13, Richi Felipe adelantó a los visitantes tras empujar un balón que vino precedido de varios rechazos y en la siguiente acción, Burrito firmó una acción genial, con vaselina incluida para igualar el choque.

Dani Martín se topó con el palo tras una brillante acción individual por banda izquierda. Los jienenses estaban, a los puntos, mereciendo algo más, pero el Zaragoza también presentaba una dura batalla.

Anás rebañó la bola en el área cuando Montes llegaba con la caña preparada para alojar el esférico en la red sin más obstáculos. Quedaban tres minutos apasionantes.

Y para añadirle más salsa el Ríos Renovables firmó su quinta falta.

Ahora fue Nano Modrego el que se topó con la madera de la portería jienense. Y en los últimos segundos Dani Martín protagonizó una acción individual en la que se marchó de varios adversarios y logró poner en muchos apuros al meta visitante. Pero el marcador no se movió, empate a dos al descanso.

7 Jaén Paraíso Interior FS

Dídac, Boyis, Mauricio, Chino y Alan Brandi. También jugaron Víctor Montes, Carlitos, Campoy, Burrito, Wendell y Dani Martín.

4 Ríos Renovables Zaragoza

Iván, Tejel, Retamar, Richi Felipe y Adri Ortega. También jugaron Nano Modrego, Thiago Cabeça, Anás, Trasobares y Óscar Villanueva.

GOLES
Dídac 6’ (1-0); Adri Ortego 10’ (1-1); Richi Felipe 13’ (1-2); Burrito 14’ (2-2); Víctor Montes 26’ (3-2); Dani Martín 28’ (4-2); Alan Brandi 29’ (5-2); Adri Ortego 30’ (5-3); Campoy 34’ (6-3); Carlitos 34’ (7-3); Richi Felipe 39’ (7-4).
AMONESTACIONES
Los colegiados murcianos amonestaron a Campoy (8’) de Jaén Paraíso Interior FS y a Víctor Tejel (8’), Iván Bernad (24’), Adri Ortego (Roja directa 34’) y Nano Modrego (36’) de Ríos Renovables Zaragoza

El segundo round arrancó con similares ingredientes. Sin un claro dominador, con el Jaén FS con mayor presencia ofensiva pero con un Zaragoza con garras muy afiladas.

Pero Mauricio conectó, tras un saque de esquina, con Víctor Montes que acomodó el balón en la red de la portería contraria.

Y en el minuto 28 el pabellón cayó rendido a los pies del salmantino Dani Martín. Si Maradona hubiese jugado al fútbol sala habría firmado un tanto así. Se marchó de todos los rivales, destilando una gama variada de detalles técnicos, y dejó sentado al meta rival para alojar con una tranquilidad pasmosa el esférico en la red. Se besó el escudo y la afición amarilla coreó su nombre. Un gol para enmarcar, que los aficionados jienenses saborearon como aperitivo de la Feria de San Lucas.

Tras el tanto, el Zaragoza se la jugó saliendo de cinco. Pero, en primera instancia, la apuesta le salió mal. Brandi aprovechó la pérdida de Ríos para remachar desde su propia pista. Cinco a dos y quedaban poco más de diez minutos por delante.

Con el juego de cinco, Adri Ortego logró reducir distancias, quedaban diez minutos y la diferencia era ahora de dos tantos (5-3).

Había que robar una y marcar, se oía en la mesa de prensa. Y Jordi Campoy, obediente, así lo ejecutó. Desde su campo, con el efecto requerido para dar la necesaria tranquilidad a los suyos. Y en la siguiente acción Adri Ortego agarró en el área a Campoy para evitar el gol. El penalti lo marcó el gaditano Carlitos. 7-3, partido decidido.

En la recta final, Richi Felipe acortó distancias con el Zaragoza jugando de cinco y Carlitos dejó otra delicatessen que acabó en el larguero.

Al final un triunfo necesario que permitió incluso, con el marcador ya roto, que algunos jugadores amarillos desplegaran su mejor versión. La Salobreja es inexpugnable.

Fotos

Vídeos