Fútbol sala

El Jaén FS gana con épica y apunta a la Copa

Buendía anotó dos goles ante su ex equipo./JORGE RAMÍREZ
Buendía anotó dos goles ante su ex equipo. / JORGE RAMÍREZ

A falta de 22 segundos para el final, Mauricio logró el gol que daba los tres puntos para su equipo y medio pase para jugar en Madrid

ALBERTO ORTEGAJaén

Nuevo final de infarto fuera de casa para el Jaén Paraíso Interior FS. Parecen haberse abonado a la épica los jugadores amarillos que ayer en el Cabanyal esperaron a que faltasen tan solo 22 segundos de partido para llevarse una victoria que supone medio billete para jugar la próxima edición de la Copa de España. Mauricio, con un gol memorable, acabó siendo el héroe de un partido que, a todas luces, mereció ganarlo el conjunto jienense.

3 Levante Futsal

Óscar, Prieto, Cecilio, Lucho, Buendía, Pizarro, Márquez, Thiaguiño, Sena, Jorge Santos, Tripodi y Pedro Toro.

4 Jaén Paraíso Interior FS

Imanol. Dídac, Boyis, Mauricio, Montes, Burrito, Carlitos, Wendell, Dani Martín, Chino, Alan y Bingyoba.

Incidencias
partido disputado con motivo de la décima jornada de liga en la Primera División de la LNFS en un Cabanyal lleno hasta la bandera.

Digo esto porque ya en la primera mitad los de la capital del Santo Reino tendrían que haber llevado a su favor una ventaja más clara. Los de David Madrid estaban siendo superados en lo que ha control del juego se refiere y solo el tanto, extraordinario e inesperado, de Pedro Toro desde la banda hizo que apareciese un espejismo que podría haber hecho pensar que a los amarillos les temblaría el pulso, pero nada más lejos de la realidad.

Brandi hizo el empate poco después con la testa y asistido por Wendell Pereira y podría haber repetido forma de anotación si el poste no lo hubiese evitado, cuando el partido ya enfilaba el túnel de vestuarios para su receso ecuatorial.

Al volver del mismo, se desató la locura. Burrito consiguió poner por delante a los suyos en una jugada en la que Dídac le asistió a la perfección. El malacitano hizo medio gol con un autopase, tras controlar con el pecho, que le dejó solo para empujarla a bocajarro y poner justicia en el luminoso.

Respondieron los levantinos alentados pro una afición ruidosa y metida en el partido pero recibieron estos un mazazo del jugador más inesperado a priori. Y matizo al final de la frase porque Dídac Plana nos está malacostumbrando a espléndidas actuaciones con goles incluidos. No tuvo suficiente el cancerbero catalán con detener la falta desde el borde del área de la que disfrutó Pedro Toro sino que además enganchó el rechace consiguiendo un gol antológico que parecía sentenciar el partido. Podría haberlo hecho, pero la pareja arbitral no quiso.

Hace mucho que se sabe que los colegiados de la Primera División de la LNFS no están a la altura de la competición y ayer en Valencia dieron una nueva prueba. Faltas y tarjetas a diestro y siniestro repartieron los trencillas que acabaron regalando dos dobles penaltis (hubo tres pero uno fue justo) a favor de los valencianos.

Buendía se convirtió en doble protagonista: volvía a jugar después de una lesión de larga duración y firmó dos tantos ante su ex equipo, ambos desde los diez metros. Carlitos también tuvo un penalti a su merced pero Prieto, que fue el mejor de los suyos, evitó el tanto. Aunque el partido merecía un mejor final y lo acabó teniendo.

Volaba el tiempo el luminoso mientras los granotas trataban, sin éxito de sacar el portero-jugador, cuando Jaén hizo de las suyas. Buena fue la jugada que acabó con Chino solo en la esquina, desde allí la puso fuerte al segundo palo donde apareció Mauricio, haciendo un derroche físico nada acorde a su edad, para lanzarse al suelo y empujarla consiguiendo el tanto de la victoria, del delirio del banquillo y de casi la clasificación para la próxima edición de la Copa de España.

Fotos

Vídeos