Fútbol Sala

El Jaén FS gana al Aspil y repite como primero de los mortales

El conjunto jienense no falló en Tudela y aseguró la cuarta plaza de la LNFS./MIGUEL BAEZA
El conjunto jienense no falló en Tudela y aseguró la cuarta plaza de la LNFS. / MIGUEL BAEZA

El conjunto dirigido por Dani Rodríguez jugará la eliminatoria de cuartos de final por el título ante Osasuna Magna con el factor cancha a su favor

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Los lagartos amarillos siguen hambrientos. Victoria sabiendo sufrir en el feudo de un Aspil Vidal Ribera Navarra que necesitaba ganar para asegurar su puesto de play off, que al final consiguió por la derrota de Cartagena en Palma. Récord de puntuación en Liga (64), repitiendo la cuarta plaza del curso pasado que da derecho a tener el factor cancha a su favor en la eliminatoria de cuartos de final por el título liguero ante el Osasuna Magna. Y con el caramelo de la Copa del Rey ante el FC Barcelona al la vuelta de la esquina. Un paraíso del deporte jienense en una temporada histórica.

Los lagartos amarillos eran conscientes de lo que había en juego y salieron muy enchufados. Necesitaban ganar para no depender de lo que hiciera Osasuna Magna. Y como si fuera la rutina de un día más en la oficina no fallaron. Cuando lo increíble se convierte en habitual hay que empezar a dejar de hablar de gestas para poner el foco en el buen trabajo de todos y cada uno de los integrantes de la familia amarilla.

Ayer dieron su primer zarpazo muy pronto, en el primer minuto Alan Brandi disparó desde la banda y superó al meta Gus.

La presión alta de los de Dani Rodríguez estaba dando sus frutos. El Jaén FS recuperaba el esférico con facilidad y originaba constante peligro en el área local.

El duelo fue perdiendo fluidez camino del ecuador del primer round. No había continuidad en el juego ofensivo de ninguno de los dos equipos.

El Aspil se había ido recomponiendo poco a poco en su juego, pero no lograba poner en muchos aprietos a Dídac Plana.

En el minuto 11 Boyis obtuvo premio en la fe de su presión, recuperó el esférico y su disparo le desvió Gus. El rechazo le cayó a Alan Brandi que no acertó con los tres palos por muy poco. Pudo ser el segundo tanto amarillo.

El japonés Kosuke consiguió desbordar el sistema defensivo jienense, pero cuando encaraba a Dídac se le fue el esférico y favoreció que el meta del Jaén FS despejara el peligro.

Llegados a la recta final del primer periodo el partido se liberó de su rígido corsé táctico. Se sucedió un intercambio de golpes que, en un primer momento, no consiguió mover el marcador. Gus salvó a su equipo ante Chino y Campoy y a renglón seguido Carlitos, con una volea marca de la casa, estrelló el balón en el palo. Y Ferrán Plana, hermano del meta del Jaén FS, protagonizó un mano a mano en el que cruzó en exceso el esférico.

Sergio González, con Gus ya batido, sacó bajo palos un taconazo de Alan Brandi que estuvo a punto de sorprender con un espectacular gesto técnico buscando abrir distancias.

Al descanso, en el Ciudad de Tudela, se llegó con victoria por la mínima de los amarillos en un partido de ida y vuelta en el que los errores y las imprecisiones, por lo mucho que había en juego en ambas escuadras, habían impuesto un ritmo frenético pero sin acierto a la hora de perforar las porterías rivales.

En el inicio del segundo tiempo fue el Ribera Navarra el que asestó un duro golpe en los primeros compases. David firmó el empate a uno tras una buena acción de Hamza. Además, el Osasuna Magna se ponía por delante ante un Ferrol que, salvado de forma matemática, no se jugaba nada en el envite. Había que ganar en Tudela para recuperar la cuarta plaza y con ella el factor cancha.

En el 24 Dídac Plana evitó el segundo tanto local al taparle todos los espacios a Sergio González. Respondió tres minutos más tarde Dani Martín con un disparo al palo tras un saque en largo de Dídac Plana, magistral a la hora de abrir espacios y generar peligro con sus saques rápidos y verticales buscando la portería contraria.

Los de Dani Rodríguez habían mejorado sus prestaciones y la batalla volvía a estar igualada en cuanto a ocasiones.

El ritmo del partido iba creciendo. Burrito destiló magia para conectar con Víctor Montes, el jienense se abrió un hueco en la frontal pero el que disparó, alto, fue el salmantino Dani Martín.

Cuando quedaban nueve minutos para llegar al final, Burrito firmó un control con mucha clase seguido de un sombrero a Hamza que se vio obligado a placarlo. En el saque de la falta volvió a funcionar la pizarra de Dani Rodríguez. Mauricio la tocó para que Carlitos la alojara con precisión quirúrgica en la red.

Desenlace

A Boyis se le marchó demasiado desviado un disparo con pierna izquierda que hubiera dado algo de tranquilidad para afrontar los últimos minutos. Y Pato, cuando quedaban cinco minutos, ordenó a los suyos jugar de cinco con Hamza. En los dos primeros minutos la defensa amarilla fue un muro infranqueable y el técnico local decidió ordenar ideas con un tiempo muerto.

El Osasuna Magna no pudo pasar del empate en su duelo, así que a los jienenses les servía también el empate para conservar la cuarta plaza. Pero los amarillos resolvieron cualquier duda en una contra eléctrica que culminó en gol Mauricio (1-3). Y en pleno festival amarillo Jordi Campoy firmó el cuarto a falta de 16 segundos para el final.

Fotos

Vídeos