Más fútbol

Cruce de acusaciones entre CD Santisteban y CD Vilches por unos actos vandálicos

Estado del aseo./CD Santisteban
Estado del aseo. / CD Santisteban

En Santisteban aseguran haber sufrido daños en sus instalaciones tras un duelo juvenil, mientras que en Vilches afirman que «es todo falso»

J. A. G.Jaén

En este mundo del fútbol lo que sucede en el terreno de juego no siempre se queda ahí, a veces se lleva al vestuario y a los días posteriores al duelo. Así ha sucedido en un encuentro juvenil entre los bloques del CD Santisteban y CD Vilches, con cruce de acusaciones y desmentidos entre ambas entidades a cuenta de unos supuestos destrozos en el vestuario visitante del feudo del Santisteban.

El CD Santisteban denunció, por medio de un comunicado, que había sufrido actos vandálicos en sus instalaciones. «El pasado sábado, 20 de enero, tras la disputa de la decimoséptima jornada de liga del grupo II de Tercera Andaluza juvenil que enfrentaba a nuestro equipo frente a CD Vilches, las instalaciones del Estadio Municipal 'Maestro Martínez' de nuestra localidad fueron objeto de importantes desperfectos, concretamente éstos fueron perpetrados en el vestuario visitante».

El club local añadía que había puesto en conocimiento del Vilches «tan lamentables hechos, con el objeto de esclarecer lo sucedido» y condenaba «este suceso, el cual ha ocasionando importantes daños materiales en las instalaciones deportivas». La nota se acompañaba con algunas imágenes mostrando desperfectos en el vestuario.

El club señalado también ha respondido a estas acusaciones mediante una nota informativa. En ella niegan que sus jugadores sean los responsables de esos desperfectos y apuntan a que ya estaban en ese estado antes del encuentro.

En primer lugar lamentan que el CD Santisteban «haya denunciado los hechos públicamente antes de haberse dirigido a algún miembro de nuestra junta directiva, con el fin de aclarar la situación en primer lugar, y no después, como así ha sucedido».

Añaden «que la puerta de entrada al vestuario ya estaba en mal estado al llegar nuestros jugadores». Y que «una vez conocidas las acusaciones, iniciamos las investigaciones preguntando al cuerpo técnico del equipo juvenil y a los jugadores presentes en el partido, negando categóricamente todos y cada uno de ellos haber ocasionado los destrozos».

Además, «el entrenador del equipo juvenil tiene por costumbre, una vez finalizado el encuentro y cuando los jugadores han abandonado el vestuario, dar un último repaso ocular por si hay alguna prenda u objetos olvidados, confirmando que no sucedió lo que denuncia el CD Santisteban. Incluso una madre de los jugadores entró en el vestuario visitante y no observó nada».

Por último subrayan que «en el momento de la entrega de la llave del vestuario a la persona responsable del CD Santisteban, ésta entró al vestuario visitante para apagar las luces y no realizó ninguna indicación sobre los hechos denunciados».

De esta forma, se reservan «el derecho a emprender las oportunas acciones de cara a dejar su imagen intacta ante la opinión pública».

Fotos

Vídeos