Copa del Mundo

Réplica mundialista del terremoto por dopaje

Vitaly Mutko./Efe
Vitaly Mutko. / Efe

Vitali Mutko tuvo que renunciar a las presidencias de la Federación Rusa de Fútbol y del Comité Organizador de la Copa del Mundo

I. TYLKOMadrid

Seis meses antes de su Mundial, Rusia hace frente al terremoto provocado los escándalos de dopaje. Hasta el punto de que viceprimer ministro ruso responsable también de Deportes, Vitali Mutko, anunció durante estas navidades que abandona la presidencia del Comité de Organización del Mundial de Rusia 2018, dos días después de haber decidido suspender temporalmente, durante medio año, su labor como presidente de la Federación Rusa de Fútbol.

Mutko ha tomado estas importantes determinaciones para centrarse en su defensa contra la exclusión de por vida de los Juegos Olímpicos que fue dictada contra él a principios de este mes, debido a su papel en el escándalo de dopaje institucionalizado que sacude Rusia en los últimos años.

El político confirmó el pasado 27 de diciembre que recurrió esa exclusión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), como había anticipado que iba a hacer el día de Navidad. Citado por las agencias de prensa rusas, Mutko señaló que el actual director general Alexei «Sorokin será el presidente del Comité de Organización de Rusia-2018».

«Todavía queda mucho trabajo, pero estoy totalmente convencido de que todo estará listo a tiempo», añadió Mutko, que precisó que ahora se va a «concentrar en el trabajo en el seno del gobierno».

Vitali Mutko, de 59 años y considerado el ‘Señor Deporte’ de Rusia en la última década, fue excluido de por vida de los Juegos Olímpicos el pasado 5 de diciembre por el Comité Olímpico Internacional (COI), por su presunta implicación en el escándalo de dopaje institucionalizado que sacude su país. Según las conclusiones del COI y de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el papel de Mutko fue clave en ese sistema como ministro de Deportes, entre 2011 y 2015.

Cabe recordar que Rusia ya ha sido excluida de los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang (9-25 de febrero de 2018), y sus deportistas, siempre que cumplan con requisitos para acreditar que están «limpios», sólo podrán competir bajo bandera neutral en ese gran certamen de la nieve y el hielo.

Fotos

Vídeos