Copa del Mundo

Messi y Ronaldo, el colofón a dos carreras de leyenda pasa por Rusia 2018

Cristiano Ronaldo y Leo Messi, en un partido con sus selecciones./Afp
Cristiano Ronaldo y Leo Messi, en un partido con sus selecciones. / Afp

La falta de títulos mundiales justifica que aún coloquen a estas dos estrellas por debajo de Pelé y Maradona en el escalafón de mejores jugadores de todos los tiempos

MANUEL CABELLO (COLPISA/AFP) Madrid

Leo Messi y Cristiano Ronaldo han ejercido una tiranía en la última década como pocas veces había conocido el fútbol, pero a las dos estrellas les falta conquistar la Copa del Mundo para poner el colofón a dos carreras de leyenda. En Rusia-2018 tendrán su última oportunidad.

Por lo que han hecho ya en sus clubes y con sus respectivas selecciones, ambos están llamados a entrar en el Olimpo del fútbol, pero para poder codearse con Pelé o Diego Maradona no será suficiente haber ganado cinco Balones de Oro o cuatro Ligas de Campeones cada uno, entre otros muchos títulos y premios individuales.

Messi, pese a sus 61 goles en 123 partidos en doce años de carrera internacional, persigue aún su primer título con la Albiceleste, después de haber perdido la final del Mundial de Brasil-2014 ante una Alemania que también fue el verdugo del sueño argentino en 2006 y 2010, con sendas eliminaciones en cuartos de final.

Después de la desilusión mundialista, la enésima generación dorada argentina (compuesta, entre otros, por Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Ángel Di María o Javier Mascherano), Messi sumó otras dos grandes decepciones, perdiendo ante Chile las finales de la Copa América en 2015 y 2016, en ambos casos en los penaltis. Tras esa segunda final continental perdida, un abatido Messi anunció su adiós a la selección, aunque se retractó semanas después para llevar a Argentina a Rusia.

Pese a la llegada de Jorge Sampaoli al banquillo y la incorporación de jóvenes llamados a ser las estrellas del futuro, como Paulo Dybala o Mauro Icardi (24 años los dos), Argentina sudó para clasificarse para Rusia-2018, consiguiéndolo en el último partido en Ecuador gracias a un triplete de... Messi.

La ‘Pulga’ cumplirá 31 años en pleno Mundial de Rusia (24 de junio) por lo que difícilmente tendrá otra oportunidad de poder levantar la Copa del Mundo, al menos en plenitud de forma. Por edad y porque él mismo dijo recientemente: «Si a nosotros nos va mal en este Mundial, tenemos que desaparecer todos de la selección». «Va a ser muy complicado que siga alguno porque ya son muchos años que estamos, muchos partidos, pasamos varias copas América (perdidas) y la gente también se cansa y quiere ver caras nuevas», argumentó.

Menos presión para Ronaldo

Por su parte, Cristiano Ronaldo tiene dos ventajas sobre Messi: la primera es que ya ha hecho campeona a su selección, en la Eurocopa-2016, y la segunda es que Portugal tiene mucha menos historia mundialista que Argentina, por lo que la presión para los lusos en Rusia-2018 será mucho menor.

Eso no quiere decir que el ambicioso Ronaldo vaya a renunciar a nada el próximo verano. Tras haber alcanzado a Messi en Balones de Oro (5) y con ocho títulos ganados en los dos últimos años, además de batir récords de goles en Europa, CR7 sabe que un triunfo en el Mundial no solo le abriría las puertas del Olimpo, sino que sumaría muchos adeptos en el debate por saber quién es mejor, Messi o Cristiano.

«Yo ya he entrado en la historia del fútbol, no solamente por ganar este Balón de Oro. Ya había entrado ganando un Balón de Oro, después dos, tres, cuatro, cinco: ahora es normal que entre en la historia como el jugador que más veces lo ha ganado», declaró el delantero del Real Madrid tras recibir a principios de mes su quinto premio al mejor jugador del año.

Con una higiene de vida irreprochable, Ronaldo cumplirá a principios de febrero 33 años y aunque muchos especulan con su declive físico, el portugués se encarga con goles de desmentirles año a año. Pero es ley de vida y al igual que Messi, Ronaldo está ante su último Mundial.

En los pronósticos, Portugal aparece por detrás de las grandes favoritas (Brasil, Alemania, España, Argentina y Francia), pero la Seleçao tampoco era favorita en 2016 y acabó llevándose el título Europeo, el primero en su historia.

Mejorar el tercer puesto del Portugal liderado por Eusebio en Inglaterra-1966 ya sería un éxito para Cristiano Ronaldo. Pero, tanto para Ronaldo como para Messi, levantar la Copa el 15 de julio en el Luzhniki moscovita sería el billete de entrada al Olimpo futbolístico... por la puerta grande.

Fotos

Vídeos