Jornada 28

El Villarreal castiga a una Unión Deportiva caótica

Manu Trigueros. /Efe
Manu Trigueros. / Efe

Un tanto de Bacca y otro de Manu Trigueros, de penalti, dieron el triunfo al 'submarino' en el estadio de Gran Canaria y hunden al conjunto de Paco Jémez

EFELas Palmas de Gran Canaria

El Villarreal rompió su mala racha y logró la victoria (0-2) ante una UD Las Palmas caótica en defensa, con goles en el segundo tiempo del colombiano Bacca y de Sansone -de penalti-, en un choque en el que se limitó a aprovechar las enormes facilidades que dio el equipo canario.

Toda la mejoría defensiva que había experimentado el conjunto isleño en las últimas jornadas la tiró por la borda ante un rival que también demostró no estar en su mejor momento.

En una primera parte equilibrada, con oportunidades en las dos porterías, fue el conjunto castellonense el que llevó más peligro y pareció estar más cerca del gol, aunque Asenjo también debió intervenir con acierto a disparos de Calleri y Halilovic.

En el Villarreal estuvo muy activo Raba, novedad en el once inicial. El jugador cántabro ya probó en el minuto 3 a Chichizola con una volea de zurda que rechazó el portero argentino.

El equipo de Calleja amenazaba con aproximaciones y buenas maniobras, pero le faltó velocidad y precisión ante las dudas defensivas de Las Palmas, con muchas pérdidas en la salida de balón.

0 Las Palmas

Chichizola; Míchel Macedo (Nacho Gil, min. 79), Gálvez, Ximo Navarro, Aguirregaray; Halilovic, Etebo (Benito, min. 46), Vicente Gómez, Tana; Erik Expósito (Momo, min. 46) y Jonathan Calleri

2 Villarreal

Sergio Asenjo; Rukavina, Bonera, Álvaro, Jaume Costa (Adrián Marín, min. 35); Fornals, Rodrigo Hernández, Manu Trigueros, Roberto Soriano; Raba (Sansone, min. 59) y Bacca (Samu Castillejo, min. 80)

GOLES:
0-1, min. 67: Bacca. 0-2, min. 92: Sansone, de penalti
áRBITRO:
David Medié Jiménez (Comité Catalán). Expulsó al jugador local Gálvez (min. 91) por derribar a un rival como último defensor. Además, mostró tarjeta amarilla a su compañero Ximo Navarro (min. 61) y al visitante Jaume Costa (min. 17)
iNCIDENCIAS:
partido disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 18.907 espectadores, según informó el club local

El colombiano Bacca, muy desacertado, disparó flojo en el minuto 12 tras un pase de Manu Trigueros, y cuatro más tarde, en el área contraria, Rukavina debió cruzarse ante la llegada de Aguirregaray.

La Unión Deportiva, con dos puntas natos como Calleri y Expósito, acumuló muchos futbolistas por dentro porque sus teóricos extremos, Halilovic y Tana, ceden la posición con facilidad en su tendencia natural a irse al centro.

El Villarreal perdió a su capitán Jaume Costa por un golpe recibido en la rodilla izquierda en un choque con un compañero, por lo que acabó formando con laterales novedosos, ya que en el derecho Rukavina cubrió la baja del sancionado Mario Gaspar.

En el minuto 37, Bacca volvió a frenar de forma incomprensible un ataque en el que llevaba ventaja para encarar a Chichizola y prefirió recortar para acabar la jugada con un disparo muy desviado.

La primera parte acabó con la sensación visitante de haber desaprovechado una gran ocasión de irse al descanso con ventaja ante un adversario dubitativo y limitado, prisionero de su difícil situación, agravada por el triunfo del Levante el día anterior.

Así lo entendió el entrenador local, Paco Jémez, que realizó dos cambios en el descanso y abandonó la idea de la doble punta, pero eso no varió demasiado el registro del partido, con un Villarreal que siguió falto de ideas para plasmar en gol sus continuas llegadas.

Reapareció Sansone para intentar dar luz al ataque hoy rojillo, pero fue Bacca el que convirtió seguramente la ocasión más complicada, con un duro disparo que pegó en el travesaño antes de entrar, tras un gran pase al espacio de Fornals.

Poco después, en mitad del caos defensivo de Las Palmas, Bacca falló dos goles clamorosos, a puerta vacía, y en ambas ocasiones después de regatear a Chichizola. El colombiano se empeñó en darle una vida extra al equipo local, antes de ser sustituido.

La actitud del Villarreal en el tramo final, contagiado por el ritmo parsimonioso de su rival, puso en evidente peligro el triunfo porque la distancia en el marcador era exigua, y la Unión Deportiva pudo incluso empatar en un remate de cabeza de Momo que se marchó fuera en el minuto 89.

En una posterior jugada, ya en el tiempo de prolongación, Sansone se plantó en solitario ante Chichizola y fue derribado por Gálvez. El central fue expulsado -será baja para el importante partido en Coruña el próximo sábado-, y el delantero italiano convirtió la pena máxima para certificar la victoria visitante.

Fotos

Vídeos