Análisis

Un Barça exprimido valora su primer descanso en 2018

Leo Messi y Luis Suárez, durante el partido ante el Getafe. /Alejandro García (Efe)
Leo Messi y Luis Suárez, durante el partido ante el Getafe. / Alejandro García (Efe)

Pese a los dos empates seguidos en Liga, existe el convencimiento de que el equipo recargará las pilas en estos primeros días del año sin partido intersemanal

P. RÍOSBARCELONA

Que el Barça iba a acabar exhausto el exigente inicio de 2018 hasta la primera semana sin partido cada tres días estaba cantado. Desde el 4 de enero hasta el 11 de febrero ha disputado 12 partidos oficiales en 39 días, seis de Copa, con el objetivo logrado de alcanzar la final, y seis de Liga, manteniendo el liderato con una ventaja considerable. Sin embargo, cierra este tramo trepidante de la competición con el sabor amargo de los dos empates consecutivos ante Espanyol (1-1) y Getafe (0-0) que han permitido al Atlético recortar la desventaja de once a siete puntos.

Hay Liga, algo que Ernesto Valverde siempre ha tenido claro. Y el pulso directo del 4 de marzo en el Camp Nou entre culés y colchoneros ya parece una final. Pero en el Barça se hace una visión menos dramática. El equipo sigue invicto en Liga con 18 victorias y cinco empates en 23 jornadas. Y esta maratón para comenzar 2018 la comenzó con nueve puntos de ventaja. Sólo le han recortado dos pese al desgaste de las eliminatorias de Copa ante Celta, Espanyol (dos derbis) y Valencia. El Atlético tuvo la fortuna de ahorrar esfuerzos ante un Segunda B en octavos como el Lleida y ya no disputó la semifinal al caer ante el Sevilla en cuartos.

Más que los dos empates seguidos, preocupa que jugadores llamados a desequilibrar partidos en los que Messi y Luis Suárez acusan la fatiga no acaban de adaptarse al Barça. Coutinho, aunque logró un gol vital en Mestalla en Copa, en estos dos partidos ante Espanyol y Getafe no ha intimidado a los rivales. Y Dembélé reapareció con más errores que aciertos. Entre los dos le costarán 300 millones al Barça, pero los defensas del Getafe sabían que todo iba a seguir pasando por Messi. Por lo menos la plantilla ganó en fondo de armario con el digno debut de Yerry Mina como titular en el eje de la zaga al lado del reciclado Digne.

Más información

Existe el convencimiento de que estos días sin partido intersemanal, con martes y miércoles de fiesta para la plantilla, permitirán a los pesos pesados del vestuario recargas pilas para afrontar la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones en Londres ante el Chelsea el 20 de febrero sin descuidar la complicada visita del sábado a un Eibar que va como un tiro. La Liga no está ganada.

Fotos

Vídeos