FC Barcelona

Alba y Messi, la conexión del mejor Barça

Jordi Alba y Messi celebran uno de los goles del Barça al Celta. /AFP
Jordi Alba y Messi celebran uno de los goles del Barça al Celta. / AFP

Valverde y sus jugadores reconocen el estado de gracia del equipo antes de visitar Anoeta, que siempre se les da mal a los azulgrana

P. RÍOSBarcelona

Coutinho, en el palco del Camp Nou, Dembélé, en el banquillo, y Yerry Mina, en Barcelona desde el jueves antes de ser presentado este sábado, ya son conscientes de que no será fácil hacerse con un hueco en un Barça que cada día está mejor. El equipo de Ernesto Valverde jugó ante el Celta en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey uno de sus mejores partidos de la temporada «en todos los aspectos», como valoró el propio técnico, quien incluso se permitió el lujo de dar 45 minutos de descanso a Piqué y 30 a Messi pensando en la visita liguera del domingo a la Real Sociedad en Anoeta, el estadio maldito del equipo azulgrana.

La sociedad que forman Leo Messi y Jordi Alba volvió a ser decisiva. Pese a que los rivales saben que el ‘10’ va a buscar las internadas del lateral zurdo a la espalda de la defensa y que Alba va a intentar devolver el balón al argentino, no hay forma de interrumpir su conexión. «No hemos sabido defender a ese binomio, que ha hecho la jugada que hemos vistos tantas veces», reconoció Juan Carlos Unzué. Siete goles le ha dado ya Alba a Messi esta temporada (muchos de ellos en pared larga tras un primer pase de Leo) y dos le ha regalado el argentino al catalán. Por la otra banda, Sergi Roberto, que no jugó ante el Celta, le ha servido cinco goles a Luis Suárez.

Los propios jugadores reconocen un estado de gracia que debería servir para acabar con el gafe liguero en Anoeta. «Estoy mejor que nunca», confesó Alba, a quien se le va a plantear la renovación en breve. «Hacía tiempo que no jugábamos así», admitió Rakitic, autor del 5-0 definitivo. «El equipo está sincronizado», explicó Iniesta, quien se tomó con calma la posibilidad de que Coutinho pueda quitarle minutos: «En el Barça tienen que jugar los mejores. Será una competencia sana y yo, con 33 años, no pienso en quién me retirará».

Más información

La recuperación del francés Dembélé, que ante el Celta ofreció media hora ilusionante, y los fichajes de Coutinho y Mina, obligan al Barça a vender o ceder a jugadores porque Valverde quiere una plantilla corta de 20 ó 21 jugadores para poder llamar si es necesario a jugadores del filial como Aleñá o Arnaiz. Mascherano se va seguro a China por 10 millones, aunque falta la fecha definitiva. Quizás el encuentro ante el Celta fue el último que disputó como azulgrana. Es decisión suya. Quiere ritmo para llegar a tope al Mundial y ve que en el Barça va a jugar de forma intermitente con Piqué y Umtiti (a punto de reaparecer) como centrales fijos, Vermaelen en su mejor momento y Mina para el futuro, fichado antes de lo pactado por la marcha del argentino.

Además, el Barça espera sacar unos 20 millones por Deulofeu y una cantidad similar por Rafinha, con ofertas de clubes italianos. Lo del regreso de Arda Turan a Turquía ya es una buena noticia para el Barcelona con tal de no abonar su elevada ficha. Por último, también se espera que Aleix Vidal llegue a un acuerdo con el Sevilla y se mantiene un interrogante sobre Denis Suárez. En principio, no es transferible, pero si llega una buena oferta y el jugador está por la labor, todo puede pasar.

Fotos

Vídeos