Jornada 6

La Real peca de tierna y 'regala' la primera plaza

Kranevitter, del Zenit, disputa un balón con Xabi Prieto, de la Real Sociedad. /Ander Gillenea (Afp)
Kranevitter, del Zenit, disputa un balón con Xabi Prieto, de la Real Sociedad. / Ander Gillenea (Afp)

El conjunto ‘txuri-urdin’ somete al Zenit pero sólo es capaz de marcar un gol en 23 disparos, y en cambio encaja tres sin oponer resistencia atrás

ENRIC GARDINER

Se acerca el parón invernal y es momento de ir haciendo las primeras valoraciones de la temporada. El caso de la Real Sociedad es el del alumno que siendo capaz de sacar nota se conforma con aprobar, y a veces hasta suspende. Traducido al idioma del fútbol, el equipo 'txuri-urdin' tiene mimbres para estar peleando por la cuarta y quinta plaza en la Liga, pero las ve a nueve puntos de distancia. Por no hablar de la Copa, donde se dejó remontar y eliminar en Anoeta por el Lleida, décimo clasificado en Segunda B. Mal trabajo del profesor, Eusebio Sacristán para el caso, y de los alumnos, entiéndase la plantilla.

Sólo hay una competición que salva el curso de la Real y esa es la Liga Europa. A excepción de la visita a San Petersburgo, el conjunto donostiarra ha mostrado su mejor nivel ante el Rosenborg y el Vardar, que por otra parte tampoco son precisamente dos 'cocos'. En cualquier caso, ahí sí se han visto con más o menos continuidad las bondades de la idea de fútbol-control que predica Eusebio. Sobre todo porque ha venido acompañada de goles, quince en cinco partidos, que confirman hasta la fecha al equipo 'txuri-urdin' como el más goleador del torneo.

Así las cosas, la Real se ha plantado en la última jornada con la oportunidad de finalizar primera de grupo, y por tanto como cabeza de serie, en su mano. Para ello debe ganar al Zenit, victoria que supondría además un espaldarazo de moral a un equipo deprimido en las últimas fechas, que hace un mes que no gana fuera de la Liga Europa y que encadena tres encuentros para olvidar: Las Palmas, uno de los peores conjuntos de la Liga, y el ya mencionado Lleida le remontaron (2-2 y 2-3 finalmente) en Anoeta; mientras que el Atlético hizo lo propio en el Wanda sobre la bocina. Dos derrotas y un empate que han dejado a Eusebio en uno de sus momentos más críticos como técnico realista.

Sin guardarse nada

Claro que todo cambia con una victoria y un primer puesto de grupo. Y aunque el Zenit sea un rival duro, no es mal momento para 'meterle mano'. La horda de argentinos fichados a petición expresa por Roberto Mancini da una de cal y otra de arena, y al final está siendo el de siempre, el ruso Aleksandr Kokorin, quien tira del carro. Aunque en todo caso no le sirve para pelearle de cerca la liga al Lokomotiv de Moscú, sorprendente líder destacado a seis puntos. Y, de hecho, en los últimos cinco partidos ha cedido dos derrotas ante rivales directos como el propio 'Loko' y el Spartak de Moscú y un empate frente al Rubin Kazan que hacen peligrar su concurso en la Liga de Campeones la próxima temporada.

Para afrontar el encuentro, poco más que una final para la Real, Eusebio no se guarda ni una bala en la recámara. La defensa será la de gala con la única duda de Aritz Elustondo o Diego Llorente, que ya sabe lo que es marcarle al Zenit en esta Liga Europa. Para el centro del campo y la delantera, el técnico vallisoletano debe decidir entre la opción más conservadora, con Zubeldia y Zurutuza junto a Illarramendi y Canales o Xabi Prieto en uno de los costados, y la variante habitual pero más arriesgada que es incrustar a uno de estos últimos en el centro del campo y darle un punto más de 'punch' a su equipo con Juanmi o Januzaj en banda. La afición 'txuri-urdin' también es consciente de lo que su equipo se juega ante el Zenit y mostrará un mosaico a la salida de los futbolistas al terreno de juego.

Fotos

Vídeos