Octavos | Ida

El Athletic dimite antes de empezar

Los futbolistas del Athletic, abatidos tras la derrota. /Jean-Paul Pelissier (Reuters)
Los futbolistas del Athletic, abatidos tras la derrota. / Jean-Paul Pelissier (Reuters)

Los rojiblancos encajan dos goles en trece minutos, 3-1 al final, y ofrecen una imagen pobre en Marsella que no invita al optimismo de cara a una posible remontada en San Mamés

MIGUEL OLMEDA

A falta de 90 minutos y poco menos que un milagro que lo remedie, el Athletic puede dar por terminado su concurso en Europa esta temporada. Había viajado a Marsella con el recuerdo presente del asalto al Vélodrome hace dos años y la conjura de mostrar su mejor versión, pero los del ‘Cuco’ Ziganda dimitieron de la empresa casi antes de empezar. De hecho, sólo Herrerín y Yeray impidieron que el Olympique se considere ya virtualmente cuartofinalista de la Liga Europa.

Cuando quiso probar el tacto del esférico, el Athletic ya perdía 1-0. Reaparecido tras dos meses y medio de lesión, a Balenziaga le pusieron a bailar con la más fea, para el caso Florian Thauvin. En el primer balón que recibió el francés pegado a la banda, tiró una pared y se inventó un pase que resquebrajó de izquierda a derecha la defensa rojiblanca para que Ocampos, a quien De Marcos no prestó ninguna atención, superase la salida de Herrerín con un toque sutil.

Noqueado y desnortado por el gol, el Athletic trató de encontrarse buscando a Aduriz y se topó con el 2-0, fruto del nerviosismo. Encajonado en el área pequeña, Etxeita intentó despejar el balón y sólo acertó a regalárselo a Payet en el punto de penalti para que la empalase a la red tras controlarlo con el pecho.

3 Marsella

Mandanda, Sakai, Rolando, Rami, Amavi, Lopez (Sarr, min. 86), Luiz Gustavo, Thauvin (N'Jie, min.62), Payet, Ocampos y Germain (Zambo Anguissa, min. 71).

1 Athletic

Herrerín, De Marcos, Yeray, Etxeita, Balenziaga (Lekue, min. 69), San José, Beñat, Williams, Raúl García (Vesga, min. 79), Susaeta (Córdoba, min. 62) y Aduriz.

Goles:
1-0: min.1, Ocampos. 2-0: min. 13, Payet. 2-1: min. 45, Aduriz (p.). 3-1: min. 58, Ocampos.
Árbitro:
Manuel Jorge de Sousa (Portugal). Amonestó a Germain, Rami y Payet del Marsella y a San José (se pierde la vuelta), Susaeta y Beñat del Athletic.
Incidencias:
Partido de ida de octavos de final de la Liga Europa disputado en el estadio Vélodrome de Marsella.

El error del central desencadenó un infame festival de pérdidas de balón en campo propio por parte de los futbolistas del Athletic. La primera de ellas acabó con el mediapunta francés habilitando a Germain, que se estrelló con Herrerín; mientras que en la segunda fue directamente Etxeita quien 'asistió' al delantero del Marsella, aunque de nuevo el portero rojiblanco se le hizo gigante en el achique.

Pensaban ya los protagonistas en el descanso cuando al Athletic le dio por enlazar tres pases seguidos por primera vez en el partido. La equivocación vizcaína resultó en penalti, mano discutible y discutida de Rami mediante. Aduriz tomó carrerilla y con la tranquilidad que le otorgan sus 37 primaveras engañó a Mandanda definiendo por el medio.

Curioso caso el del delantero donostiarra. Igual que Benjamin Button rejuvenecía en la célebre película con el paso de los años, el delantero del Athletic mejora sus prestaciones según le asoman las primeras canas. Resulta que ante el Marsella marcó el trigésimo primer gol de su carrera en la Liga Europa, y resulta también que todos ellos los ha marcado con la treintena cumplida.

Más que el paso por los vestuarios, el 2-1 trajo un Athletic con energías renovadas, aunque en ningún caso peligroso para el Marsella. Tampoco parecía un mal resultado que llevarse a Bilbao teniendo en cuenta que los de Ibaigane llevan tres años sin ceder una eliminatoria europea en la que la vuelta se juega en San Mamés.

Nada más lejos de la realidad, sin embargo, porque antes de la hora de partido Ocampos dictaba sentencia, asistido por Payet desde la derecha. Balenziaga, lento al corte, y De Marcos, de nuevo despistado cerrando el segundo palo, volvieron a quedar retratados, aunque Herrerín pudo haber hecho más por atajar el remate del argentino.

Con el 3-1 se acabó el partido porque el Athletic ni quiso ni pudo intentar recortar distancias, pero no la eliminatoria porque entre Yeray y Herrerín pusieron freno a la sangría marsellesa. Incluso Etxeita, bastante más serio en la segunda parte que en la primera, evitó un gol sobre la línea que hubiera sido definitivo. Aunque visto lo visto durante todo el curso, este Athletic del 'Cuco' Ziganda tampoco inspira confianza a una posible remontada.

Fotos

Vídeos