Octavos | Ida

Di María aún busca acomodo

Ángel Di María hace un feo gesto a la afición del Real Madrid al ser sustituido ante el Celta, el 6 de enero de 2014. /Canal Plus
Ángel Di María hace un feo gesto a la afición del Real Madrid al ser sustituido ante el Celta, el 6 de enero de 2014. / Canal Plus

El argentino, que cumple 30 años en su nueva vuelta al Bernabéu, es el mejor del PSG en 2018 pero vive a la sombra de Mbappé y Neymar

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Ángel Di María centra el debate en el PSG. El argentino es el jugador más destacado del equipo de Unai Emery en este inicio de año y, sin embargo, le cierran el paso Kylyan Mbappé, Edinson Cavani y Neymar. Las grandes prestaciones del 'Fideo', protagonista con un triplete en el reciente choque copero en Sochaux y autor de un pase de gol para enmarcar a Neymar en el último encuentro liguero en Toulouse (0-1), generan un dilema en el técnico vasco. Resulta mucho más mediático y políticamente correcto alinear a cualquiera de las estrellas que dar paso al exmadridista en el equipo titular. Pero si primase sólo el criterio futbolístico, hasta Mbappé ha reconocido lo importante que para ellos es Di María: «Nos permite ganar partidos seguidos. Se merece estar en el once del Bernabéu, pero no soy el entrenador».

Sus números asustan en este 2018, con nueve goles y seis asistencias en 11 partidos. Ha participado en el 40% de los tantos anotados por el PSG en este mes y medio. Fue el gran perjudicado en el inicio de curso, pero ha aprovechado de maravilla las ausencias de Neymar, que se marchó a Brasil a ver a su hermana enferma, de Cavani, que regresó tarde de las vacaciones navideñas, y de Mbappé, baja en algún encuentro por sanción. El joven francés está nervioso, hasta el punto de ser expulsado la semana pasada en un encuentro de la Copa de la Liga disputado en Rennes.

En Toulouse, Emery jugó al escondite. Sin sitio arriba porque la MCN parece intocable, no se descarta que Di María entre en el centro del campo debido a la ausencia del italo-brasileño Thiago Motta. Las dos opciones principales para suplirle son Lass Diarra y Lo Celso, pero el exmadridista, que se perfila como titular, acaba de aterrizar y al argentino, rosarino como Di María, le falta experiencia. Colocar a Rabiot e incluso a Verratti en el eje del centro del campo y al 'Fideo' de interior, sería una opción muy ofensiva, pero no tan descabellada.

«No tendría ningún problema en jugar en el Barça»

"No me supondría ningún problema jugar en el Barça", aseguró Di María en una entrevista este martes con 'So Foot'. "Mi relación con el Real se ha terminado, mi ciclo allí (2010-2014) se acabó hace tiempo. Sinceramente, no me supondría ningún problema jugar en el Barça, al contrario. El único club por el que no podría fichar es Newell's Old Boys porque soy hincha de Rosario Central", afirmó el 'Fideo'.

Di María también habló de la carta que dijo haber recibido del Real Madrid, solicitándole no jugar el día de la final del Mundial de Brasil-2014 por temor a una lesión importante. "Recibí esa carta del Real el mismo día de la final del Mundial. Me tomé la molestia de leerla y luego la rompí. La carta decía que la selección argentina tenía que ser responsable de lo que me pudiera pasar en caso de ser alineado en la final", contó Di María, que se había lesionado en ese torneo en los cuartos de final y que no disputó esa final, perdida por la Albiceleste por 1-0 ante la Mannschaft en Maracaná.

"Voy a enfrentarme a mi antiguo equipo (el Real Madrid el miércoles). No necesito recordar esa carta para estar motivado contra ellos. Jugar contra el Real ya es por sí mismo una motivación", concluyó.

Para Di María es un encuentro muy especial. Y no ya sólo porque cumpla 30 años en San Valentín. No salió muy bien del Madrid para convertirse en el fichaje más caro entonces en la historia del fútbol inglés, ya que el Manchester United pagó por él 75 millones más 15 en variables, el 26 de agosto de 2014. En su última campaña de blanco, había marcado un gol en la final de la Copa del Rey ganada al Barça (2-1) y fue elegido el jugador de la final de la Champions en la que el Madrid conquistó la 'décima' tras imponerse al Atlético en Lisboa (4-1 en la prórroga).

Pasó sin pena ni gloria por Old Trafford, ya que en el United apenas firmó cuatro goles en 32 partidos. En el verano de 2015, el PSG pagó por su contratación 63 millones, el segundo fichaje más caro en la historia de la Ligue 1. Desde entonces, sueña con levantar otra 'orejona'.

Desconfía del Madrid     

El 'Fideo', que ya jugó con el PSG en Chamartín en la fase de grupos del curso 15-16 (1-0, gol de Nacho), conoce bien la casa blanca. También a una afición ante la que, según dijo, se «acomodó el pantalón», más bien sus genitales, cuando Carlo Ancelotti le sustituyó por Gareth Bale en un partido ante el Celta, el día de Reyes. No se fía del mal momento del rival: «Nosotros estamos fuertes, pero ellos lo darán todo para ganar ante su público. El Real Madrid es un gran equipo y siempre responde en la Liga de Campeones. Cuando suena el himno de la Champions, los jugadores se transforman y dan lo máximo. Y eso, por supuesto, vale también para nosotros», ha advertido en una entrevista a la web del PSG.

Di María disfruta de un gran momento después de confesar que tuvo que pasar consulta con un psicólogo para superar las feroces críticas recibidas en Argentina debido a los pobres resultados de la Albiceleste, que se clasificó 'in extremis' para el Mundial de Rusia 2018 al derrotar a Ecuador en la última jornada gracias a un triplete de Leo Messi.

 «Si por un momento pensamos en renunciar a la selección es por eso. Duele, vemos sufrir a la familia....El psicólogo me ayudó mucho, me permitió poder hablar, dejarme ir, y me enseñó que para las personas que están detrás de un ordenador o de un teléfono, es fácil burlarse», reflexionó el pasado viernes en el canal de televisión argentino TyC Sports.

Se prepara con mimo para llegar en plenitud al Mundial. Con su país conquistó el oro olímpico en los Juegos de Pekín y en el Mundial sub-20 de 2007 en Canadá, pero en el combinado absoluto ha perdido tres finales, la del pasado Mundial contra Alemania y las de la Copa América 2015 y 2016, ambas ante Chile. El 'Fideo' quiere desquitarse.

Fotos

Vídeos