Premier

Guardiola afronta su segunda temporada apostando por la juventud

Pep Guardiola./Reuters
Pep Guardiola. / Reuters

El técnico español reelabora su proyecto en el Manchester City gastando 221,3 millones de euros en refuerzos

COLPISA/AFPMadrid

Cuando Pep Guardiola llegó al conjunto 'citizen' -que suspiraba por hacerse con sus servicios desde hacía tiempo-, las expectativas eran muy altas, pero el equipo no consiguió alzarse con ningún trofeo y su fútbol tampoco reflejó su sello personal.

El club inglés vuelve a la competición este viernes tras haberse gastado 221,3 millones de euros en la actual ventana de fichajes y Guardiola confía en que, esta vez sí, su equipo hará algo grande.

«Con todo el respeto a los jugadores, la temporada pasada teníamos uno de los equipos con más edad de la Premier. No habíamos adquirido defensas desde hacía cinco o seis años», indicó el entrenador catalán, que también explicó que: «La temporada pasada decidimos que podíamos cambiar la platilla, hacerla más joven a lo largo de las próximas cuatro o cinco temporadas».

A ello se deben las incorporaciones de Danilo, 26 años, Mendy, 23, Bernardo Silva, 22 y Ederson, 23, jugadores que, según el técnico, «serán competitivos las próximas temporadas».

Pese a la falta de resultados, la temporada pasada arrojó algún que otro signo esperanzador, como las 10 victorias seguidas con las que el City arrancó la liga o la victoria en Champions frente al Barcelona en el Etihad Stadium durante la fase de grupos.

Pero en eso quedó todo, en meras señales. Guardiola pareció algo perdido ante la dureza física del campeonato inglés aunque compitió hasta terminar tercero (detrás del Tottenham, segundo, y del Chelsea, campeón), costándole más de un dolor de cabeza configurar una línea defensiva segura y eficaz.

El joven central inglés John Stones pareció acusar la presión del millonario desembolso que el club 'citizen' hizo por él y cuajó una temporada llena de errores, alguno de los cuales llegó a penalizar seriamente a un equipo falto de calidad en las posiciones de lateral o carrilero. Un escenario que no debería repetirse esta campaña con los fichajes de Kyle Walker (Tottenham), Benjamin Mendy (Mónaco) y Danilo (Real Madrid), por los que el club ha pagado en total 137 millones de euros, aunque también ha sufrido la baja de sus cuatro laterales.

El entrenador catalán espera haber puesto fin a los problemas en la portería con el fichaje del arquero brasileño Ederson, procedente del Benfica, ya que la temporada pasada el chileno Claudio Bravo -apuesta personal del técnico por su juego de pies- llegó a perder la titularidad en Liga y Champions en favor del argentino Willy Caballero (ahora en el Chelsea).

Mientras, el habilidoso extremo portugués Bernardo Silva, ex del AS Monaco, llega para reforzar un ataque que ya cuenta con Sergio Agüero, Gabriel Jesús, Leroy Sané, David Silva, Kevin De Bruyne y Raheem Sterling.

En el capítulo de bajas, este verano han salido del club el meta Caballero, los cuatro laterales del equipo; Pablo Zabaleta (West Ham), Bacary Sagna (sin equipo), Gael Clichy (Basaksehir) y Aleksandar Kolarov (Roma), el extremo Jesús Navas y el delantero Nolito (los dos en el Sevilla), mientras que el arquero Joe Hart vuelve a estar cedido, esta vez al West Ham United, tras jugar la pasada campaña en el Torino italiano.

Además, Guardiola ha probado a lo largo de la pretemporada una defensa de tres hombres compuesta por Stones, el argentino Nicolás Otamendi y el capitán belga Vincent Kompany. Esta opción táctica quizá le permita a Guardiola alinear en ataque y de forma simultánea al 'Kun' Agüero y al brasileño Gabriel Jesús, algo que prácticamente no se dio a lo largo del anterior ejercicio, cuando el técnico optaba por uno u otro.

Una segunda temporada en 'blanco' supondría un verdadero problema para entrenador y club y sembraría las dudas sobre si Guardiola es el hombre indicado para llevar al City a lo más alto de Europa.

Fotos

Vídeos