Premier League

El Chelsea abruma al Stoke en su cierre del año y el Liverpool remonta

Pedro, en el encuentro ante el Stoke./Reuters
Pedro, en el encuentro ante el Stoke. / Reuters

El belga Eden Hazard, gran estrella de los 'blues', acabó el año como suplente

EFE

El Chelsea abrumó al Stoke para asaltar la segunda plaza de la Premier a expensas del Manchester United, en la última jornada del 2017 que presenció una meritoria remontada del Liverpool en Anfield con una exhibición del egipcio Mohamed Salah.

El belga Eden Hazard, gran estrella de los blues, acabó el año como suplente. En medio del ruido que en los últimos días generan las especulaciones sobre su renovación, Antonio Conte decidió dejar entre los reservas a su jugador franquicia.

No tuvo protagonismo Hazard. Tampoco lo necesitó el Chelsea ante un rival en línea descendente que solo ha ganado uno de sus seis últimos partidos. Apenas hizo frente al vigente campeón, que se enfrentará al Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Mas información

El Chelsea tuvo un compromiso sencillo desequilibrado ya en los primeros minutos. Fue el brasileño Willian el que lideró a los blues. Una falta lateral que ejecutó fue aprovechada de cabeza por el alemán Antonio Rudiger para encarrilar el partido. Daniel Drinkwater, con un zapatazo desde el borde del área que se introdujo por una escuadra, anotó el segundo antes de los diez minutos iniciales.

El tercero fue marcado, en el 23, por el español Pedro. El atacante recibió un pase de Willian. Se hizo un hueco en la media luna y chutó con precisión para volver a batir a Jack Butland.

El cuarto llegó en la segunda parte, cuando el nivel de juego bajó. Un partido cómodo del Chelsea frente un adversario entregado. Fue de penalti. Transformado por Willian, el mejor del partido.

Fue el italiano Davide Zappacosta, que sustituyó minutos antes al nigeriano Victor Moses, el que redondeó la goleada londinense. El Chelsea se sitúa segundo a dos puntos del Manchester United, que recibe al Southampton.

Salah resultó providencial

Tienen los blues cuatro puntos más que el Liverpool, cuarto en la clasificación después de remontar al Leicester, que sigue de bajón. Los foxes sumaron su cuarto partido sin ganar. Tres derrotas y un empate resumen sus últimos cuatro compromisos. Tampoco obtuvo premio en Anfield, donde tuvo el marcador de cara al principio.

Salah resultó providencial para el cuadro de Jurgen Klopp, que se topó con la situación en contra desde que un robo de balón propició que Ryad Mahrez centrara a Jamie Vardy que, a puerta vacía, batió a Loris Karius.

Remó contracorriente el cuadro red, que no enderezó el partido hasta la segunda parte. Un pase de Sadio Mane a Salah propició el empate en el 52. El egipcio entró en juego. Culminó la remontada del Liverpool a un cuarto de hora del cierre, con un buen disparo tras un centro de James Milner y solucionó la papeleta local.

El Swansea, vuelta a la victoria

La última jornada del año fue providencial para el Swansea, que empezó la sesión como colista. Volvió a vivir la sensación del triunfo tras imponerse al Watford (2-1) con dos goles en los cinco últimos minutos. No ganaba el cuadro galés desde hacía cinco partidos, cuando batió al West Bromwich.

El Watford no supo conservar la ventaja que le dio el peruano Andre Carrillo y se reencontró con la derrota que parecía haber olvidado en la jornada anterior. El ghanés Jordan Ayew logró el empate en el 86 y en el 90 el holandés Luciano Narsingh hizo el gol del triunfo.

También se reencontró con el triunfo el Bournemouth, que ganó en el Vitality Stadium al Everton, que acumula tres encuentros sin ganar (2-1). Un doblete de Ryan Fraser dio aire al conjunto local, que se aleja de la parte baja. Abrió el marcador a la media hora pero el senegalés Oumar Niasse empató a la hora de juego. Fraser, en el 88, devolvió la ventaja al Bournemouth, que logró los tres puntos.

No hubo goles ni en el Kirkless Stadium, entre el Huddersfield y el Burnley y en St. James Park con el Newcastle de Rafael Benítez y el Brighton.

El United no puede asaltar la segunda plaza

El Manchester United no pasó del empate a cero ante el Southampton en Old Trafford y se mantendrá tercero con 34 puntos, a uno del Chelsea y a 14 del Manchester City, estos con un partido más por disputar.

Romelu Lukaku se lesionó en un lance del juego donde un defensor le golpeó la cabeza, por lo que Rashford entró a los nueve minutos de juego en lugar del belga. Los 'diablos rojos' dispusieron de varias oportunidades claras pero no lograron perforar la meta defendida por Alex McCarthy.

Fotos

Vídeos