Dúrcal: Once kilómetros de calor y cuestas

  • Se trata de una prueba muy dura, rompepiernas es su mejor definición, con tramos de bajada y subida constantes, alternados además por zonas sin asfaltar rodeada de almendros y olivos que pueden también perjudicar a aquellos que tengan alergia

Seguimos sumando carreras en el Gran Premio de Fondo de Diputación, y entramos en una fase de tres pruebas donde el calor puede ser el gran protagonista y el mayor enemigo de los participantes.

Este domingo, a las 10 horas Dúrcal será testigo de la 36ª edición de la Prueba de Fondo “Ciudad de Dúrcal - Ruta Boabdil”, que discurrirá a lo largo de once kilómetros de carrera por diversas calles del pueblo y en especial por el entorno que lo rodea.

Se trata de una prueba muy dura, rompepiernas es su mejor definición, con tramos de bajada y subida constantes, alternados además por zonas sin asfaltar rodeada de almendros y olivos que pueden también perjudicar a aquellos que tengan alergia al polen de gramíneas, oliveras u otros componentes.

Todo esto unido a un calor sofocante que se prevé para la mañana del próximo domingo nos hace aconsejar que tomemos todas las precauciones posibles a la hora de afrontar esta exigente prueba. Para empezar hay que llegar bien hidratado y con protección solar para la piel. Durante el recorrido la organización ha habilitado hasta 3 puntos de avituallamiento para que el agua no falte a ningún corredor. Estarán situados aproximadamente en la zona del antiguo matadero municipal que se observa en el video (km 4), sobre el km 7 momento en el que se sube una dura cuesta que pasa por debajo del puente de la autovía, y a 2 kms de meta, a la altura de la gasolinera, cuando ya la carrera se vuelve rápida en clara tendencia descendente.

El recorrido tiene como puntos más duros desde el km 4 hasta el 9, ahí es donde se concentra la mayor parte de los tramos en subida, algunos de una gran exigencia, y ahí es donde además nos vamos a encontrar casi 2 kilómetros muy ásperos de tierra y polvo que pueden hacer también mucho daño.

Los tramos más rápidos están reservados para el primer kilómetro, justo hasta el momento que tomamos la curva hacia la vía de servicio, y los 2 últimos, ya mencionados anteriormente, y que coinciden en su inicio con el último de los avituallamientos.

Aconsejamos pues tomarse la carrera con tranquilidad y disfrutarla, sin llevar nuestro cuerpo a unos límites o exigencias, que en esta época del año puede pasar factura a más de uno.